De nuevo

Pegada Carteles

Los candidatos de Ciudadanos, en la tradicional pegada de carteles del comienzo de campaña. // Foto: Facebook Cs Guadalajara

Por Álvaro Nuño.

Parece que fue ayer cuando estábamos de campaña electoral -y prácticamente lo fue porque han pasado exactamente dos semanas desde que se cerró las de las elecciones generales- y ya estamos inmersos en esta con triple cita electoral para los ayuntamientos, la Comunidad Autónoma y Europa, todo el mismo día, el domingo, 26 de mayo. De nuevo por tanto, carteles en parques y plazas, pancartas y banderolas colgadas de las farolas y candidatos -en algunos casos los mismos- dando besos y manos al personal con una sonrisa perenne de oreja a oreja.

“Para tan poco tiempo entre una y otra podrían haberse ahorrado quitarlas y ponerlas otra vez” pensarán algunos, como los propios partidos políticos que se presentaron a las generales y ahora lo hacen a las municipales. Pero la verdad es que no han podido hacerlo porque la diputada provincial independiente Yolanda Ramírez -transfugada desde Ciudadanos al comienzo del pasado mandato- solicitó a la Junta Electoral de Zona que se quitaran porque si no los partidos políticos que no concurrieron a las generales como el suyo, “Contigo somos democracia”, que se presenta en El Casar, no partirían en igualdad de condiciones -los mejores sitios y las mejores farolas ya estarían ocupados-, y este organismo, más activo y prohibidor que nunca, le ha dado la razón, por lo que ha habido que quitarlos y ponerlos otra vez.

Otra de las diferencias que notaremos es la cara de los candidatos. Una vez resuelto el tema del Congreso y del Senado, ahora aparecen en escena los candidatos locales y regionales, que también intervinieron el mes pasado como secundarios y ahora pasan a protagonistas (y viceversa). Es la hora de que den la cara Page por el PSOE, Paco Núñez por el PP, y el resto de candidatos locales en cada una de sus municipios, no para pedir el voto para sus jefes de filas sino en este caso para ellos mismos. Y estarán acompañados por los miembros de candidaturas mucho más amplias y numerosas, listas electorales que, en el caso de la capital, las componen 28 personas si incluimos a los suplentes.

Aquí, como siempre, los partidos tratan de coger un poco de todo e incluir a personas de todas las edades, sexos -se imponen las listas cremallera entre hombres y mujeres, que es lo políticamente correcto-, condición social, profesiones, barrios,… Se trata de que un votante siempre se pueda sentir identificado con alguno de ellos y, es más, me atrevo a decir que en sitios pequeños como las localidades de Guadalajara, siempre haya alguien en la lista a quien conozcas directamente y que cuando aparezcan en las fotos de los medios o en internet se pueda decir en casa eso de “mira, si se presenta Fulanito o Fulanita”.

Otra de las características que tienen estas elecciones es la renovación de caras. Esta es directamente proporcional al poder que se haya ejercido en la pasada legislatura. Por eso, en Guadalajara, por ejemplo, el Partido Popular repite a ocho concejales en los primeros doce puestos de su lista, empezando por el propio Antonio Román y el concejal estrella del anterior mandato, artífice de la Ciudad Europea del Deporte 2018, el doblemente popular Eladio Freijo (a pesar de que tenía “superdecidido” abandonar la política el pasado mes de julio). Por contra, el aspirante socialista, Alberto Rojo, sólo ha mantenido a una concejala de los ocho que componían el grupo socialista. Renovación absoluta, nuevo proyecto y vista al frente sin mirar atrás. Sí mantienen ambos la figura del veterano insigne como apoyo a la candidatura aunque sea más simbólico que otra cosa. Por eso, en los últimos puestos del PP figura el exalcalde José María Bris; en la del PSOE el exconcejal Luis Sevillano; y en la del Aike, la también exalcaldesa Blanca Calvo. No tienen ninguna posibilidad de salir elegidos, pero quedan muy bien para cerrar el círculo y mandar un mensaje a esos votantes que pueden dudar de que este u otro candidato se haya pasado de frenada en la renovación y se haya llevado por delante todo lo que había antes.

Y, por último, toda la paella está salpicada con la presencia de algunos fichajes  “independientes”, no afiliados al partido pero a los que el gran líder ha llamado a participar en su proyecto no por el carné sino por su valía profesional o por ser personas destacadas en alguna faceta de la vida local, normalmente personajes reconocibles públicamente, como periodistas, artistas, profesores, deportistas -en Guadalajara no tenemos ningún Pepu Hernández en esta ocasión- o personas llegadas de movimientos sociales o vecinales.

Lo que tendrán que hacer unos y otros en estos quince días es retratarse y responder con soluciones concretas a los problemas reales que les planteen sus vecinos. Aquí ya no vale envolverse solo en una bandera u otra, echar la culpa siempre de todo al de enfrente -o al de arriba- y pronunciar grandes discursos retóricos y huecos ante los propios. Los candidatos a estas elecciones tienen que pisar la arena y enseñar sus propuestas en un programa. Les recomiendo que se lo pidan en papel y que se lo guarden con todo lo prometido. Y cuando finalicen las elecciones y se constituyan los ayuntamientos de uno u otro color, lo saquen y lo vayan repasando periódicamente durante los próximos cuatro años para ir comprobando si han cumplido lo que prometieron en campaña. ¡Eso es lo realmente importante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.