Nuevo alcalde, sí.

thumbnail (11)

“Los eventos taurinos serían inviables sin subvención municipal”. Alberto García, apoderado taurino. Foto: Asociación Antitaurina de Guadalajara.

 

Por Albino Hernández. (*)

Finalmente los números dieron, el juego de escaños resultó, la era del Partido
Popular al frente del Ayuntamiento de Guadalajara concluyó. ¿Para siempre?
Nuevo alcalde, sí, pero ¿viejos hábitos? ¿Alberto Rojo volverá a gestionar y
administrar lo público como si nuestra ciudad fuera una finca privada? Este sábado se conforma el nuevo gobierno en el Consistorio, así como en los 288 municipios de la provincia, pero tendremos que esperar unos meses para comprobar si estos nuevos vientos soplan por la derecha o por la izquierda, por lo social o por lo empresarial, por lo progresista o por lo conservador. En la materia que nos atañe, la ética y el respeto hacia los animales, queremos reivindicar ahora más que nunca, que otra manera de divertirse es posible.

Otra forma de educar es posible. Otra escala de valores es posible. Otra forma de
atraer turismo y fomentar la economía local es viable. Actualmente, miles de guadalajareños y guadalajareñas rechazan el maltrato animal, por lo injusto y lo atroz que a todas luces ello conlleva. Sin embargo hay otros muchos que lo rechazarían si supieran las ingentes cantidades de dinero público que se destinan en pagarle una vida de todo lujo a los ganaderos, a los promotores taurinos y a los toreros.

A costa del divertimento de una minoría muy muy ruidosa, nuestra ciudad se
paraliza para que puedan desfogar sus más crueles instintos. Todo financiado,
obviamente, con nuestros impuestos: alquiler de plazas, compra de reses, instalación
de talanqueras, servicios de mantenimiento, dispositivo de cuerpos y fuerzas de
seguridad, equipos de urgencia sanitaria y los caché millonarios de quienes hacen
negocio en base al maltrato animal. Inversión pública que el año pasado dilapidó
275.000€ tan solo en la Feria Taurina de la Virgen de la Antigua. ¿Cuántos miles
habría que sumar con la Feria de Primavera? ¿A cuánto ascendería la cifra al sumar
los miles que invierte cada ayuntamiento en sus fiestas taurinas populares?

No hay datos, todo es opaco, pero la suma además de indescifrable es desmesurada. Lo que sí que sabemos gracias a las palabras de Alberto García, apoderado taurino y
director de Tauroemoción, es que ”los eventos taurinos serían inviables sin
subvención municipal”. ¿Cuántas necesidades en nuestra ciudad y provincia se
solventarían con tal cantidad de dinero?

Pero hay más, por supuesto que hay más. En lo económico, y por fuentes dentro del ayuntamiento, la inversión destinada a nuestra casa de fieras llamada Minizoo, recibe anualmente más de 400.000€. ¿Dónde quedan? Hace dos años, nuestro recinto zoológico saltó a los medios de comunicación por el mal estado en que se encontraban las instalaciones y los animales: sucios, solitarios, con comportamientos repetitivos y estereotipados (zoocosis)… En particular por la inmovilidad de una loba, postrada durante días, sola en su jaula, nada más alejado de su naturaleza gregaria y activa. Si tanto se invierte anualmente, ¿a qué se debe tan lamentable estado? Una vez más nos topamos con un muro. Todo está velado y el Ayuntamiento no hace pública la inversión ni especifica en donde se materializa dicha subvención. No hay control alguno de visitantes, sus trabajadores no dan a basto, las condiciones forestales, de higiene y salubridad son pésimas… thumbnail (10)

Deseamos que el nuevo gobierno socialista decida de una vez por todas dar una alternativa ética a las circunstancias de vida de estos animales. Por respeto, pero
también hacia nuestra ciudadanía, Guadalajara merece algo mejor.

Por último cabe también recordar, que en 2016 el Ayuntamiento de Guadalajara, con los votos a favor del PSOE, Ciudadanos y Ahora Guadalajara, declararon nuestra ciudad libre de circos con animales y se desautorizaba la instalación de dichos espectáculos ambulantes. Medida que no se llevó a cabo por el despotismo del equipo de gobierno del ahora exalcalde Antonio Román, que acogiéndose a un truco de competencias, siguió fomentando los espectáculos de explotación animal en nuestra ciudad. De aquello ya ha llovido, pero ¿será ahora el momento de llevar a cabo lo que miles de ciudadanos de Guadalajara querían cuando les votaron? Deseamos y anhelamos que el respeto y la sensibilidad hacia los animales sean una asignatura a tener en cuenta durante la siguiente legislatura, y más fervientemente deseamos que desde su posicionamiento, nuestro nuevo alcalde, su equipo de gobierno, y los concejales y concejalas del resto de partidos, sean un ejemplo de civismo, ética y humanidad, porque desde una óptica animalista, otra España es posible.

Ya lo manifestó Mahatma Gandhi al afirmar: ”La grandeza de una nación se mide por el trato que da a sus animales”. Pero un modelo al que tenemos más aprecio y respeto es Juan Ramón Jiménez: “Herido está de muerte, el pueblo que con sangre se divierte”.

thumbnail (12).jpg

(*) Albino Hernández (Guadalajara 1993), es actor y activista en pro de los derechos de los animales, así como actual presidente de la Asociación Guadalajara Antitaurina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .