Gracias

Por David Gómez

Resultado de imagen de gracias

Resulta extraño regresar para volver a decir adiós. Pero siempre hay una última vez, aun siendo esta la primera. Paradojas de la vida. Hoy toca estrenarse con una despedida, así que permítanme que me dirija a ustedes hablando en primera persona. No suelo hacer excepciones, pero la ocasión lo merece. Y es que este lunes finaliza mi etapa en El Hexágono de Guadalajara. Durante tres años, he compartido con ustedes el día a día del deporte provincial. En estas líneas he intentado plasmar lo mejor y lo peor de nuestra actualidad deportiva. Quizás, con más errores que aciertos. Discúlpenme si, en algún momento, no he estado a la altura.

No fue sencillo contar en estos tres años todo lo que sucedía alrededor de nuestros equipos y deportistas. Han sido muchos madrugones en vano, muchas noches en vela tratando de buscar la palabra adecuada en cada momento. Créanme: fue un desafío tan complejo como apasionante. Fue duro escribir con el corazón en un puño cuando tocó narrar el drama extradeportivo del Club Deportivo Guadalajara. Me marcho dejando un Dépor vivo, ilusionante y desligado de la familia Retuerta. Quién lo diría.

Si escribir con el corazón en la mano fue complicado, imagínense lo que suponía articular palabra con un puñal clavado en la garganta. Eso fue lo que sentí cuando me tocó despedir al jovencísimo Xabi Cid o al veteranísimo Pablo Ramos. Ambos me enseñaron que uno nunca está realmente preparado para decir adiós, por más que crecer consista en aprender a despedirse. No me malinterpreten. He aprendido lo indecible escribiendo cada semana para ustedes. Sin embargo, nadie deja de ser un niño cuando llega el momento de la despedida. A ellos, Xabi y Pablo, los recordaré como las estrellas más brillantes del cielo de La Alcarria. Me marcho mientras el Ayuntamiento debate sobre el cambio de nombre al estadio municipal. Nunca es tarde para reivindicar un acto de plena justicia. Estadio Pablo Ramos, hoy, mañana y siempre.

En esta tragicomedia que fue este hermoso viaje, también hubo momentos para la euforia. Aquí tuve la oportunidad de comentar los éxitos de Ana Lozano, el histórico empate del Balonmano Guadalajara frente al Barcelona o los mundiales de Dani Molina. Ayer, el paratriatleta afincado en Guadalajara logró su tercera corona mundialista en Lausana (Suiza) al derrotar al holandés Nico Van der Burgt y al ruso Victor Chebotarev en la categoría PTS3. Sus victorias, como su leyenda, es atemporal. Ni siquiera su injusta ausencia en Tokio 2020 puede frenar a un campeón irrepetible. Esté quien esté, aquí se seguirán contando sus hazañas.

Imagen

Dani Molina, festejando en el podio su tercer Mundial de paratriatlón en Lausana

Es el momento de dar adiós, pero también de decir gracias. Gracias a Ana García Hernández por darme la oportunidad de incluirme en esta familia. Gracias a Patricia, David, Borja, Álvaro y Gloria, así como a otros tantos que pasaron por aquí, por acogerme de una manera excelente. No lo podré olvidar. Gracias por permitirme una última licencia para despedirme de vosotros y por darme toda la libertad del mundo para desarrollarme. Soy más periodista y mejor persona única y exclusivamente por vuestra hospitalidad.

Y sobre todo, gracias a ustedes. Gracias por soportar mis textos durante este tiempo. Gracias por estar siempre al pie del cañón, leyendo y compartiendo cada una de mis publicaciones. Gracias por las correcciones y las críticas, siempre las tuve en cuenta para mejorar. Lo agradezco de corazón. De nuevo, me disculpo si no les ofrecí el contenido que merecían. Prometo que hice todo lo posible para que así fuera. Dentro de unos días iniciaré un nuevo camino, pero ustedes me acompañarán siempre. Porque son ustedes, y sólo ustedes, los que dan sentido a nuestras palabras. Gracias por su exigencia y por su fidelidad. Y gracias, de todo corazón, por hacerme sentirme orgulloso de ser alcarreño. GRACIAS, con mayúsculas. Hasta pronto.

Un pensamiento en “Gracias

  1. Esperaba ansiosamente todos los lunes a primera hora con impaciencia, donde nunca faltabas.
    Sin ti no sera igual.
    Te deseo lo mejor. Aquí tienes un amigo para lo que necesites. Muchas Gracias a ti David. Nunca podre olvidar tus excelentes comentarios, y tu valentía, objetividad y sapiencia. Estoy seguro que los lunes sin ti no serán los mismos.
    Un fuerte abrazo.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .