¿Salirse de Castilla-La Mancha?

Molina Aragón

Los presidentes de Aragón y Castilla-La Mancha, el pasado martes en Molina de Aragón // Foto: CLM24.es

Por Álvaro Nuño.

El pasado lunes, el veterano periodista Félix García, realizó una entrevista en directo en Onda Cero Guadalajara, al presidente de la Plataforma “La Otra Guadalajara“, Ángel Luis López. La fecha no estaba escogida al azar sino que era la víspera del encuentro que llevarían a cabo los presidentes de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y de Aragón, Javier Lambán, en Molina de Aragón. López aprovechó la situación para criticar duramente al toledano por hacer poco caso a la comarca del Señorío en general y a su plataforma en particular. Llevan dijo la cuarta carta enviada pidiéndole una reunión y Presidencia de la Junta no ha dado ninguna respuesta.

García aprovechó para preguntar por temas locales a López, como por ejemplo la marcha de las obras del Parador del Molina de Aragón, una promesa que realizó el presidente del Gobierno de entonces, José Luis Rodríguez Zapatero, nada menos que en 2006, un año después del terrible incendio de los pinares del Ducado. “¿La pensión de la Loles?” le contesta en molinés con socarronería, afirmando que es así como llaman en la zona al edificio de apenas 22 habitaciones y que en un principio iba a contar con 80, un gran aparcamiento cubierto, spa y piscinas climatizadas, todo ello tras una inversión de 29 millones de euros. “No se ve la obra, no avanza. A veces ponen algún ladrillo, pero sigue siendo una estructura de hierro” comenta el de La Otra Guadalajara resignado. Se puso la primera piedra en 2011, en un acto vergonzosamente preelectoral y después, el gobierno del Partido Popular lo redujo al que se está dilatando en el tiempo ya sin piscina, ni spa, un edificio de apenas 6.900 metros cuadrados y prácticamente la mitad del presupuesto, pero que parece por lo que dicen los vecinos de Molina que está costando hacerlo el mismo esfuerzo o más que el original.

También consideraba “vergonzoso” el cambio de proyecto el secretario local del Partido Socialista, Pablo Bellido, en 2015. Decía entonces seguir estando a favor del Parador en Molina pero “con un proyecto viable y competitivo y no mutilado como el que se ha presentado, cuatro veces más pequeño de lo previsto y que no podrá acoger ni un autobús de turistas”. Efectivamente, si estuviera terminado, las comitivas de Lambán y Page no habrían cabido en ese Parador.

Pero en la visita del martes, el silencio sobre este asunto fue clamoroso. A nadie se le oyó decir ni una palabra del asunto, como tampoco de la conversión de la N-211 en autovía, otra de las promesas de Zapatero y Barreda en 2006 para la comarca que evidentemente no se ha cumplido. Por el contrario, en su papel de “varones” del PSOE, los mandatarios regionales vinieron a hablar a Molina de macropolítica, de la situación de inestabilidad, de la financiación autonómica, de los “cordones sanitarios” y de las relaciones indeseadas con los independentistas.

Eso sí, acordaron renovar el convenio sanitario entre ambas comunidades con el objetivo de coordinar medios y facilitar el servicio a los pacientes de las zonas limítrofes, y el de prevención y extinción de incendios forestales, intercambiando experiencias, formación y evitar solapamientos. Algo es algo. También Page aprovecho el viaje al epicentro de “la España vaciada” para anunciar la puesta en marcha de un Plan de Empleo para mujeres rurales dotado con cinco millones de euros, eso sí no solo para las molinesas sino para toda la región.

Esto de mirar y hablar para arriba en vez de para abajo, el presidente de La Otra Guadalajara ya se lo olía el día anterior y en un momento de la entrevista llegó a insinuar que a lo mejor los molineses estarían mejor en Aragón que en Castilla-La Mancha. El avezado locutor no dejó que una insinuación así pasara desapercibida y le preguntó directamente. “¿Está usted diciendo lo que creo que está diciendo?” a lo que López respondió: “No descartamos que tengamos que hacer un referéndum” para que los pocos habitantes que quedan en el Señorío pudieran elegir salir de una región y meterse en otra. Y a continuación se remitió al corto periodo en que, efectivamente Molina perteneció a la corona de Aragón, y a qué incluso el estatuto de esa comunidad contempla en su artículo 10 “la incorporación de otros territorios y municipios limítrofes” siendo uno de los requisitos “que lo acuerden los habitantes de dichos municipios o territorios mediante consulta expresamente convocada al efecto”.

¿Permitirían las autoridades castellano-manchegas una consulta en la llamada “Siberia española” para que los ciudadanos dijeran si quieren seguir siendo castellanos o prefieren ser aragoneses del todo? Otra buena pregunta es si los aceptaría Aragón, cosa que está por ver y que no creemos que se lo hayan planteado. Y, por último, habría que dilucidar si el cambio sería para mejor, para peor o para quedarse más o menos igual, puesto que al otro lado de la frontera regional otro movimiento parecido a “La Otra Guadalajara” reivindica igualmente desde 1999 que “Teruel existe“, pidiendo “inversiones e infraestructuras que permitan frenar la despoblación de la provincia y un trato justo e igualitario para los turolenses”, es decir más o menos lo mismo que los molineses para Molina. En cualquier caso, deberían ser ellos quienes lo decidieran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .