A llenar el Buero

Por David Sierra

Llenar el Buero. Abarrotarlo de seguidores. De partidarios. De convencidos a ciegas. Ese parece que será el termómetro que marque en Guadalajara la campaña política de cara a las Elecciones Generales del 10 de noviembre. Las comparativas, odiosas, ya se han establecido entre los dos actos que se han desarrollado en este escenario donde el único objetivo, a priori, era que las mil butacas estuvieran ocupadas.

Abascal2-610x407

Mitin de Santiago Abascal en el auditorio Buero Vallejo. / Foto: http://www.guadalajaradiario.es

Que el periodo electoral de estos nuevos comicios sea más breve que lo habitual ha hecho que algunas formaciones hayan optado por realizar actos de precampaña en aquellos lugares donde las habichuelas que se juegan son las justas. Y aunque un diputado puede ser determinante para desnivelar la balanza a un lado u otro, las formaciones políticas guardan sus esfuerzos para aquellos lugares donde pueden obtener más porciones del pastel y amortizar así al máximo número de votos. Guadalajara no es de esas provincias. Y, por el ello, el baile de politiqueos se adelanta sin apenas atender a los vaticinios.

Vox fue el primero en lanzar el reto. Movilizó a sus militantes como sólo la ultraderecha hace. Con estrategia goebbeliana y el poder de convocatoria que tiene el mensaje distorsionador de este tipo de formaciones. Apelando al sentimiento. A la nostalgia de otras épocas, a sabiendas de que la memoria siempre guarda los mejores recuerdos, incluso en las peores situaciones. Sacando la rabia hacia el diferente. Mostrando la fuerza de la masa impune al rebaño del nacionalismo más rancio. Con la virulencia del altavoz en mano y la bandera rojigualda en alto; y un extremo cuidado por los detalles de la simbología, encima y alrededor del escenario. Puro teatro.

Y del verde el Buero pasó al rojo. La función, con un cartel de auténtico lujo, garantizaba el “no hay billetes”. No era la primera vez que este recinto acogía a la ‘familia’ socialista. La militancia mostraba su unión y dejaba a un lado las diferencias de un partido que cruje cada vez que los vientos no soplan por la espalda. Una estructura narrativa bien cuidada, con su presentación, nudo y desenlace. Con abrazos de cortejo. Miradas reveladoras y muecas o gestos que dicen lo que no se habla. Como en Fuenteovejuna, la directriz socialista es todos a una. Sánchez y Page limaron asperezas. Con el caudillo lejos de Los Caídos. Aprovechando la imagen de aparecer juntos por encima del discurso.

MitinPSOE-018-610x407

Page y Sánchez juntos durante el mitin en el Buero Vallejo. / Foto: R.Fernández-GUDiario

Los partidos en horas bajas guardan, mientras tanto, cautela. Valoran otras opciones ante el temor a no completar el auditorio estrella de la ciudad. Ciudadanos invitó a su líder a unas cañas en La Favorita. Por España. Encogidos en un espacio mísero. Ni con la presencia de Alberto Carlos confiaban sus compañeros alcarreños en llenar el teatro. Conscientes de que Cataluña, en esta tierra, tiene un tirón deficiente. Y en su ausencia, abogaron por la despoblación. Y propusieron un pacto. A la espera de esa sentencia que les permitiera retomar sus vetos y tomar el aire necesario para revertir las encuestas.

Los ‘populares’ callan. Desde Madrid les piden que callen. Porque el que calla otorga y la estrategia funciona. Lo mejor para no meter la pata es, sin duda, no dar pie a meterla. Alejados de las soflamas incendiarias, de los descalificativos y de las arengas que no hacían sino dar trabajo a los ocupados en esa nueva profesión de verificadores de los predicadores. A mantener el tipo mientras llegan tiempos mejores y se digiere la derrota. Esperando esa nueva oportunidad de ir a las urnas que les han brindado las que se hacen llamar “fuerzas progresistas” y que no supieron progresar. Por eso, los defensores de las ‘gaviotas’ han bajado el perfil y ahora desprecian el barro. Esperando beneficiarse de los fallos como los arietes de antaño. En Guadalajara eso ha costado. Más de un improperio interno. La estrategia del paseo en largo, de la foto de familia ya se ha adoptado. De la sonrisa junto a la única con potestad para hablar delante de un micro, dentro del partido. ¡Ay Cayetana! Veremos hasta cuándo.

cayetana

Cayetana Álvarez de Toledo durante su paso por Guadalajara. / Foto: twitter.

Con o sin miedo lejos del Buero se asienta Unidas Podemos. Desavenidos entre ‘haykes’ y ‘ahoras’ en la formación morada confluyen las diásporas. Sustituyendo las plazas por los cuartuchos. Se mueven a golpe de tweet y mientras las cuentas de las redes sociales de sus líderes engordan seguidores, los espacios públicos permanecen vacíos. Los indignados son ahora menos. O quizá más y lo que tienen es un nuevo actor al que reprochar.

En cualquier caso llegan los Santos. Y después del parón, la recta final. En la carrera por hacerse un hueco en el Congreso y el Senado las apuestas de los partidos políticos por el escenario podrían determinar la acción de votar. Si bien, lo cierto es que en esto de depositar la confianza en las urnas hemos hecho un cursillo a marchas forzadas y es complicado que nos puedan engañar. La decisión, éste o no tomada, que sea con responsabilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .