Emprendedores S.A. (III)

71637864_2551658041826447_298348232474361856_n

Port du Place es el proyecto personal de Juan Solís y su mujer, Olga Mediano, en Alocén.

 

Por Gloria Magro.

La primera vez que oí a Olga Mediano contar que ella y su marido estaban en conversaciones para comprar un bonito hotel rural en Alocén estábamos en un cumpleaños infantil. Entusiasmados con la propiedad que les ofrecían, por aquel entonces este matrimonio de reconocidos profesionales de Guadalajara ya era consciente de que aquello superaba sus expectativas de tener una casa de pueblo para los fines de semana. Y tenían razón. Han pasado algunos años y a día de hoy lo que iba a ser una casa familiar para ellos y sus tres hijas se ha convertido además en un alojamiento de prestigio que ha merecido amplios reportajes en las mas relevantes revistas de decoración y de viajes. 

El último informe del Observatorio del Emprendimiento en España -GEM, Global Enterpreneuship Monitor, la red mundial sobre emprendimiento-  recoge datos sobre la actividad emprendedora en Castilla-La Mancha correspondientes a 2017-2018 y señala que el índice TEA o Tasa de Actividad Emprendedora en sus siglas en inglés, aumentó en esas fechas en la región por encima de la media nacional. “Situándose un punto porcentual por encima de la media nacional (7,2% frente al 6,2% a nivel nacional). Por otro lado, se observan algunas diferencias, como la subida de más de 13 puntos porcentuales en las iniciativas basadas en la detección de una oportunidad de negocio”, cita el informe. También precisa que en ese periodo también se detectó una bajada en el colectivo de personas que se decantan por el emprendimiento por razones de necesidad económica.

Sería el caso de los SolísPort du Place, es el proyecto personal de estilo de vida de Juan Solís, un afamado modelador de personajes para los principales estudios de animación como Dreamworks y Disney Studios. “A Juan le encanta todo lo que es decoración de interiores y después de ver esta casa en Alocén, ya nada le parecía bien”, cuenta su mujer, Olga Mediano, neumóloga y responsable además de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario de Guadalajara. “Aunque no iba a ser nuestro negocio principal –afirma- pasamos un año redecorando y creando los espacios”. Hacer realidad este sueño les ha supuesto una cuantiosa inversión financiada en su totalidad con fondos propios debido principalmente a la falta de tiempo de esta ocupada pareja para gestionar ayudas y subvenciones. Pese a ello, se consideran emprendedores. “Emprendedor es el que tiene una idea y el que se arriesga a llevarla a cabo, en ese sentido nosotros lo somos“, dice Olga.

Durante todo el año Port du Place alberga reuniones de empresa, encuentros de amigos, eventos como bodas o comuniones y todo tipo de celebraciones donde se valoren los pequeños detalles, la exclusividad y el buen hacer de esta pareja para con sus invitados. El resto del tiempo, el matrimonio Solís y sus hijas disfrutan de la casa en familia. También son conscientes y valoran la contribución que desde este pequeño negocio se hace a la economía del pueblo. “Alocén tiene muy pocos habitantes así que el hecho de que vayan nuestros clientes, podemos alojar hasta doce personas, y el hecho de que haya salido en las principales publicaciones, como ELLE, Nuevo Estilo, VOGUE… pone al pueblo en el mapa”, explican

Al otro lado de la provincia, en las estribaciones del pico Alto rey, y a menor escala, Inés Garrido está emprendiendo el mismo camino que Olga y Juanen un futuro próximo espera poder poner en marcha su propio alojamiento rural. Conocí a Inés la pasada primavera, durante la Feria del Libro de Bustares, donde tenía un pequeño puesto de jabones y ungüentos elaborados artesanalmente con hierbas autóctonas. Hace un par de semanas se celebró el Día de la Sierra Norte en el cercano Condemios de Arriba pero esta vez Inés no pudo llevar sus productos: los tiene agotados, no da abasto produciéndolos. De hecho, su jabón de Alepo tiene lista de espera, como los mejores cosméticos de las marcas nicho. Yo misma espero ansiosa recibir mi pastilla, en nuestro baño su ungüento de hipérico tiene un lugar de honor.

Inés es una emprendedora de manual, una mujer joven, vital y llena de ideas que llevar a la práctica en un medio hostil y con escasas salidas económicas como es el mundo rural en la sierra norte de Guadalajara. Inés Garrido está decidida a salir adelante por sus propios medios en su pueblo natal, Bustares. “Tengo una casa que era de una tía -me cuenta-, está hueca por dentro y quiero poner ahí dos apartamentos, uno en cada planta. Y en la tercera mi intención es poner un espacio común  donde poder dar talleres de jabones y cosméticos y que los clientes puedan tomarse una infusión, un trozo de tarta (casera), con un espacio para los niños…”. En su caso, el límite no es la falta de ilusión en su proyecto sino de índole monetario. “No lo voy a poder hacer (todo) aún, así que solamente tendré los dos apartamentos. Quiero hacerlos lo más respetuosos posibles con el medio ambiente, no usar combustibles fósiles en calefacción… La idea es aislarlos lo mejor posible, poner suelo radiante, paneles solares, aerotermia…”, aclara desde Bustares.

Con este proyecto, Inés sigue la línea de otros muchos emprendedores: aunar una pasión personal, como es la cosmética artesanal, con una idea de negocio que cubra un hueco en el mercado. “Yo haría todos los jabones y productos de limpieza para la casa, ecológicos y sin abusar de los plásticos. La planta baja tendría capacidad para 4 personas y la de arriba para 6 como máximo. Este tipo de alojamientos no lo cubre ninguna de las casas rurales que hay en el pueblo. En Bustares tenemos una casa que se puede alquilar por habitaciones, a la que suelen ir parejas, y otros dos para grupos muy grandes”, explica por teléfono.

De momento el proyecto es incipiente, está en la fase de presupuesto, aunque esta emprendedora rural espera empezar en breve las obras. Inicialmente la financiación va a correr a cargo de fondos familiares, aunque cree poder devolver el préstamo. “Pedí la subvención de Adelante Inversión, aún no la han resuelto, pero creo que tendré suerte y me la darán”. El programa al que se refiere Inés Garrido es la convocatoria de 2019 de Fomento de Inversión Empresarial de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, dirigida a la mejora de la productividad empresarial mediante la subvención de proyectos empresariales, industriales o de servicios, promovidos por pymes. Este programa ayuda a la creación de nuevos establecimientos y a su ampliación y diversificación en determinadas zonas de la región. En el caso de Guadalajara, se ha podido solicitar para proyectos en toda la provincia a excepción del Corredor del Henares. En la actualidad la administración regional tiene en vigor un amplio número de convocatorias dentro del Plan Regional de Autoempleo, dirigidas a emprendedores y que se pueden consultar en su web.

Más historias de emprendimiento y emprendedores hoy en Guadalajara, la próxima semana en El Hexágono.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .