El territorio por encima del partido

Candidatos de la Plataforma “Teruel Existe. // Foto: teruelexiste.info

Por Álvaro Nuño.

En plena negociación para conseguir la mayoría de 175 escaños que
convertirían a Pedro Sánchez en presidente del Gobierno, a Pablo Iglesias en
vicepresidente, y a sus dos formaciones socios del primer gobierno de coalición
de la democracia, cada diputado cuesta sangre sudor y lágrimas. Juntos, PSOE
(120) y Unidas Podemos (35) se quedan a veinte escaños de los votos necesarios
por lo que se ven imprescindibles los apoyos de Más País, además del de una
multitud de partidos nacionalistas y regionalistas del más variado pelaje (vascos, catalanes, gallegos, canarios, cántabros,…) y, a diferencia de las pasadas generales, la sorpresa de la noche del #10N, el diputado de la Agrupación de Electores Teruel Existe, un partido ya no nacionalista ni regionalista, sino provincialista, representante de la llamada “España vaciada” y que ha adquirido un protagonismo mayúsculo en el panorama político nacional.

Al igual que Guadalajara, la provincia de Teruel aporta tan solo tres diputados a la Cámara Baja, como otras seis circunscripciones. Si analizamos los resultados por provincias, el triple empate que se ha dado aquí se ha repetido también en Segovia, Zamora y Ávila, con un diputado para el PSOE, otro para el PP y otro para Vox. Sin embargo, Cuenca, Huesca y Zamora mantienen el tradicional bipartidismo, las dos primeras con victoria del PSOE (dos diputados) frente al PP (uno) en los dos primeros casos y al contrario -dos diputados del PP y uno del PSOE- en la provincia castellano-leonesa. Por tanto, solamente los turolenses han conseguido representación fuera de los partidos nacionales. De hecho, no es solo que consiguiera representante sino que fue la fuerza más votada en su provincia, con 19.696 votos frente a los 18.777 del PSOE y los 17.473 del PP. Vox fue el cuarto partido pero a mucha distancia, 9.328 votos, y esta es quizás una de las consecuencias de la concurrencia de “Teruel Existe”, haber dejado a la extrema derecha con un diputado menos en un campo que les ha sido propicio en el resto del país, como es el de la España rural.

¿Conseguirá más cosas para su provincia Tomás Guitarte, candidato electo de Teruel Existe, que Herminio Sancho Íñigo, diputado del PSOE, o que Alberto Herrero, del Partido Popular también turolenses? No lo sabemos. Lo que está claro es que el que tiene ahora la capacidad para pedir cosas para su provincia con la libertad de ser independiente y no estar sujeto a la disciplina de sus partidos es Guitarte, porque ya se presupone que el socialista no se saltará la disciplina de voto de su formación y votará a favor de Pedro Sánchez al igual que el del PP hará lo mismo pero en sentido contrario y votará que no como le han dicho en la sede de Génova.

Viniendo de donde vienen y representando a la provincia que representan, evidentemente todos querrán que se ponga en marcha un Pacto de Estado contra la Despoblación con medidas fiscales y de desarrollo concretas para impedir que continúe la sangría de esta deprimida zona de la península. Pedirán también apoyo al medio rural y mejorar las comunicaciones y el transporte para sus convecinos, como el desbloqueo de proyectos que duermen el sueño de los justos -la autovía A-68 y A-40 que les comunique con Cuenca, y la A-25 con Madrid, así como el corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo-, por no hablar de cumplir la ley de estándares europeos que exige la instalación de fibra óptica en toda la provincia y la implantación del 5G como provincia piloto en el año 2020 para acabar con la brecha digital, siendo los primeros por una vez y no los últimos como casi siempre.

Pero estas peticiones, que Teruel Existe recoge en su programa electoral -apoyado mayoritariamente por los turolenses-, o al menos alguna de ellas, su diputado podrá plantearlas ahora como condición para apoyar a aquel candidato que quiera su voto para conseguir ser presidente del Gobierno y, por contra, a populares y socialistas estos les  pueden echar en cara que ni con el ejecutivo de unos ni con el de otros, estas  infraestructuras nunca se llevaron a cabo.

La situación geográfica y socio-demográfica de nuestra provincia no es comparable con la de nuestros vecino turolenses, al menos en toda Guadalajara, ya que aquí tenemos una zona urbana cerca de Madrid, habitada, bien comunicada y que, aunque ocupa el 20% del territorio, concentra al 80% de la población. Esta zona es donde Vox ha conseguido un verdadero caladero de votos que le ha permitido incluso adelantar al Partido Popular como segunda fuerza política, aun presentando a un completo desconocido como candidato paracaidista y semiausente de la campaña. Ha dado igual. La gente ha votado a sus siglas y punto.

Pero el resto de la provincia responde a la misma radiografía que Teruel. Pertenece a la misma a la España despoblada, necesitada urgentemente de medidas que intenten por todos los medios paliar el abandono del campo por la ciudad y las funestas consecuencias que ese movimiento parece que imparable tiene sobre nuestra sociedad.

Hagamos el ejercicio de las infraestructuras y de los intereses provinciales con los tres diputados electos guadalajareños. ¿Quién de ellos se saltaría la disciplina de voto de su partido para votar -en caso de que alguna vez tuviera que hacerse- el cierre o la continuidad del trasvase? El popular José Ignacio Echániz abogaría por una Plan Nacional sobre el Agua que defiende su partido sin concretar todavía qué pasaría con esta tubería. Ángel López, de Vox, lo apoya públicamente al igual que su partido. Y la socialista Magdalena Valerio, en teoría lo rechaza como el PSOE castellano-manchego, pero como miembro del Consejo de Ministros, ha aprobado la máxima derivación mensual de agua en todo su mandato.

Hablemos de temas más concretos y menos complicados: ¿Qué ocurre con la Autovía de La Alcarria? ¿Y con la conversión de la N-211 prometida por Zapatero en autovía? ¿O cuáles son los plazos para finalizar el Parador de Molina de Aragón? ¿Y la puesta en marcha de las lanzaderas de AVE de Guadalajara a Madrid como las que funcionan desde Toledo? ¿Y de las mejoras en el servicio de Cercanías? ¿O el cierre de cuarteles de la Guardia Civil en nuestros pueblos y el aumento de la dotación de la Comandancia Provincial con el número de agentes de los que actualmente carece? Estas cuestiones, como mucho, caerán de nuevo en el juego de que los partidos que estén en la oposición culparán al del Gobierno de no hacerlo y el del Gobierno, por contra, de que los otros no lo hicieron en el pasado. Y, entre unos y otros, la casa sin barrer de nuevo. Es una lástima no contar con un representante de una “Guadalajara Existe” no sujeto a disciplinas ni discursos encorsetados de partidos de la vieja política para defender los intereses de la provincia por encima de los de sus colores y sus siglas.

Y si encima pudiera decidir un Gobierno,…

Un pensamiento en “El territorio por encima del partido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .