La pobreza y la violencia tienen rostro de mujer

71655299_2472107703064280_2811256850593349632_o

La PLATAFORMA FEMINISTA DE GUADALAJARA agradece la participación a en el acto del día 24 a todas las mujeres que acudieron y que dieron presencia a las que ya no están. Animamos a aquellas que no pudieron estar con nosotras ese día a que se unan en las convocatorias que por desgracia, se organizarán en futuras fechas. 

 

Por Plataforma Feminista de Guadalajara. (*)

Seguro que el título y el contenido de este texto hacen que pienses en situaciones concretas y fáciles de identificar en la realidad que te rodea; hasta es posible que le pongas nombre de mujer, aunque no conozcas sus apellidos…  En palabras de Luisa Kubisa el feminismo lleva tiempo utilizando la expresión feminización de
la pobreza para poner en relieve la subida estadística del empobrecimiento material de las mujeres, el empeoramiento de sus condiciones de vida y la vulneración de sus derechos fundamentales.

Aparte del enfoque tradicional de la pobreza como una falta de recursos económicos, existen otros condicionantes que inciden en la feminización de la pobreza. Hablamos de conceptos variables como la exclusión social, la falta de recursos determinada por el territorio o las condiciones laborales. La Plataforma Feminista de Guadalajara no es ajena a esta situación: compañeras dedicadas a los cuidados y al trabajo doméstico siguen esperando su reconocimiento y equiparación de derechos laborales, soportando condiciones impuestas por este sistema capitalista patriarcal que criminaliza, encasilla y cosifica a la mujer.

Situación especialmente vulnerable es la que sufren las mujeres trabajadoras migrantes, más si su procedencia es de países fuera de la Unión Europea, ya que sus condiciones laborales no les garantizan la salida de dicha pobreza. https://www.youtube.com/watch?v=0tPYWL3f4ZM&feature=youtu.be

Es un hecho constatable que las mujeres en España tenemos que trabajar de media 52 días más que los hombres para alcanzar el mismo salario. Además, existe también una brecha de género en las pensiones como consecuencia de la mayor prevalencia del desempleo de larga duración y de la dedicación exclusiva a la crianza de las hijas e hijos.

El Feminismo como movimiento transversal y herramienta fundamental que pone la vida en el centro lucha por una nueva política en la que los Derechos Humanos están por encima de cualquier otro valor.

El Convenio de Estambul define por violencia contra las mujeres: se deberá entender una violación de los derechos humanos y una forma de discriminación contra las mujeres, y designará todos los actos de violencia basados en el género que implican o pueden implicar para las mujeres daños o sufrimientos de naturaleza física, sexual, psicológica o económica, incluidas las amenazas de realizar dichos actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, en la vida pública o privada; por “violencia contra las mujeres por razones de género” se entenderá toda violencia contra una mujer porque es una mujer o que afecte a las mujeres de manera desproporcionada.

Hay fechas del calendario marcadas por reivindicaciones internacionales como el 25 de
noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género. Este año, han sido las mujeres de Guadalajara quienes el 24 de noviembre, en un acto simbólico y reivindicativo, hicieron presentes a todas y cada una de las mujeres asesinadas desde el año 2003. La fuerza de este acto no fue únicamente el acto en si. Durante los dos meses anteriores se ha gestado toda una red de apoyo entre mujeres dispuestas a continuar con la defensa de los derechos y libertades de las mujeres y las niñas. Dispuestas a darnos apoyo y acompañamiento entre nosotras. No hubo necesidad de convencer, de trasladar la intención del acto, ni de explicar por qué tenía ese formato, el silencio, la ausencia de declaraciones… Todas y cada una de nosotras tenemos dentro situaciones de maltrato y opresión por ser mujeres, presentes o pasadas. Todas pudimos vivenciar que en el tema de violencia somos un único grito sordo. Somos diversas, tenemos distintas procedencias sociales, culturales y geográficas, pero todas sabemos en mayor o menor medida que nos quieren arrebatar nuestra decisión de vivir como estimemos oportuno. Que los mandatos de género nos llevan a situaciones constantes de desigualdad y opresión.

Bajo la única consigna estética y política de ·#NoSoyYoSoyElla,las mujeres y niñes
avanzamos en estricto silencio, como una marea negra hacía el objetivo que nos marca la sociedad patriarcal, la sumisión y la desigualdad; este avance nos inundó de un único
sentimiento de rabia en el que solo cabían frases como “Nos están matando” “Ni una menos”, “Esta no es nuestra Paz”. Una vez llegadas al centro e identificadas a través de la bata ensangrentada con sus nombres e historias, con cada una de las mujeres asesinadas, el sentimiento íntimo de dolor se hizo presente a través de nuestras lágrimas, éramos ellas, nos acababan de asesinar; sentíamos los cuerpos temblorosos de emoción de nuestras hermanas, también asesinadas. Creen que las lágrimas son debilidad, para nosotras las lágrimas son unidad y fuerza, son el encuentro y la identificación entre nosotras. De ellas brotamos otra vez a la vida, nos levantamos empoderadas, nos abrazamos y lloramos juntas; nos comprometimos entre nosotras a través de la mirada, de los besos y abrazos y del sentir de que ante la violencia respondemos todas. Por nosotras, por las que no están, por las que lucharon, por todas y cada una de las nombradas en la maravilla de poema de Cristina Indira.

Como Plataforma Feminista, con este acto hemos demostrado la unión de las mujeres y que el hecho de reconocernos entre nosotras genera la fuerza necesaria para seguir luchando contra todos los tipos de violencias que sufrimos. Una fuerza que se demuestra a la hora de pensar la manera de hacer visibles estos asesinatos y/o violencias contra la mujer, y es que en la plataforma somos muchas y diversas que trabajamos unidas por un mismo fin: la erradicación de la violencia contra las mujeres y la igualdad de derechos y libertades.

SORESCER:

“Comprometerse a construir el respeto a la dignidad de otras mujeres como una
política feminista, hasta que cada mujer se sienta en confianza siempre que se encuentre frente a otra”. Marcela Lagarde

¿Por qué estuvimos ahí? Porque seguimos luchando y denunciando que nos siguen
matando. Porque las medidas que existen contra la violencia machista no son suficientes.
Porque retroceden nuestros derechos.

“EL PATRIARCADO ES UN JUEZ QUE NOS JUZGA POR NACER, Y NUESTRO CASTIGO ES LA VIOLENCIA QUE NO VES” (**)

¿Por qué seguimos luchando? Porque nos siguen asesinando con total impunidad sin que se tomen medidas efectivas y negando la existencia misma del problema. No olvidemos que los acuerdos adoptados en materia de violencia de género, insuficiente e incluso regresiva, son la expresión de una lucha política e ideológica  contra el avance del feminismo de clase.

“EL ESTADO OPRESOR ES UN MACHO VIOLADOR” (**)

¿Qué esperamos a partir de ahora? Que la sociedad deje de señalar y culpabilizar a las
mujeres de las violencias que sufren y se ponga el foco sobre los hombres agresores.
Reivindicamos una ley de violencia de género que abarque más allá de la violencia de parejas o exparejas. Una ley que acabe con las interpretaciones patriarcales. Una ley educativa que realmente establezca una educación igualitaria con la eliminación de roles, estereotipos y mandatos machistas; que visibilice a las mujeres en la historia y en la ciencia, y qu establezca una formación docente feminista. El profesorado, al igual que jueces, sanitarios, policía, y el resto de servicios a la ciudadanía no están exentos de la educación profundamente machista y patriarcal, por tanto los resultados de sus trabajos también lo son.

Mientras no haya una situación de desaprender las actitudes que acompañan a la educación machista desde todos los estamentos y administraciones del estado, no habrá un cambio profundo en la sociedad. No desaparecerá la violencia contra las mujeres, mientras el modelo de educación obvie la raíz estructural del patriarcado.

“Y LA CULPLA NO ERA MIA, NI DÓNDE ESTABA, NI COMO VESTÍA” (**)

Para todas nosotras esta poesía:
“Por las rendidas, las renunciadas. Las olvidadas, las de la plaza, las malpensadas.
Por las histéricas, las humilladas. Por las nocturnas, las refugiadas, las que están rotas. Por las violadas.Por las alegres, las depiladas, las malheridas, las malfolladas, las del exilio, las no enterradas. Las que levantan su cuerpo en grito, las del invierno, las del silencio, las sin delito. Las que son tierra, las que son agua, las que a sus carnes se las desgarra. Las que a pesar y con viento en contra aún se levantan. Por las que estudian, las que trabajan. Las verso simple, las complicadas. Las que recitan, las que lo cantan. Por todas ellas, por las mamarias. Aquí mi verso, entre la metralla, vierto mi copa de sangre y llaga. Las que quedamos, por las que faltan”
Cristina Indira.

 

78670044_2472106036397780_7599307879895531520_o.jpg(*)La Plataforma Feminista de Guadalajara  es una organización horizontal, asamblearia y no mixta, abierta a la participación de todas las mujeres. La Plataforma comienza su activismo en marzo de 2017 con la organización de las primeras jornadas feministas y apoyando la convocatoria de Mujeres Libres del 8M. Su objetivo es la visibilización de la lucha de las mujeres y la lucha contra todas las formas de opresión, así como la denuncia y la defensa ante estas situaciones en todos los ámbitos.

(**) Un violador en tu camino. LASTESIS, colectivo interdisciplinario chileno de mujeres.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .