¿Qué Fiestas queremos?

ferias-y-fiestas-pregon-de-sara-simon

La concejala de Festejos, Sara Simón. // Foto: guadalajara.es

Por Álvaro Nuño.

En la antesala de la Navidad, con el programa ya empezado, las luces encendidas y los puestos a punto de abrir, la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Guadalajara lanzaba ayer mismo una encuesta  “a partir de la que queremos fijar un nuevo modelo que agrade al mayor número de personas posible”, afirma la concejala del ramo y teniente de Alcalde, Sara Simón, que firma una especie de misiva -encabezada con su propia fotografía en el balcón del ayuntamiento durante el pasado pregón de peñas-dirigida a todos los ciudadanos invitándonos a participar con el fin de conocer nuestra opinión aunque avisando ya de que la encuesta “no tiene un carácter vinculante pero es muy importante para que se pueda conocer lo que realmente piensas, después de toda una década de imposiciones y ausencia total de diálogo”.

En ella, la edil socialista comienza afirmando que la Semana Grande de la capital está “envuelta en la polémica desde hace más de una década, con un modelo que no gusta a muchas personas y que genera escasas oportunidades desde el punto de vista del turismo y la hostelería”, con lo cual ella ya nos da su propia opinión nada más empezar. La verdad es que no descubre nada nuevo porque el Partido Socialista en la oposición durante los últimos doce años, ha venido criticando año tras año el modelo festivo de Antonio Román y Jaime Carnicero, basado fundamentalmente en trasladar el Recinto Ferial de su antigua ubicación en el actual parque de Adoratrices al otro lado de la autovía, en el aparcamiento trasero del Centro Comercial, e irse llevando tras de sí a este lugar poco a poco a las peñas y la actividad nocturna, con el fin de conciliar la fiesta de día con el descanso nocturno de los vecinos. No deja de ser curioso que si nos fijamos con atención, el fondo del texto es un plano de la ciudad donde se puede ver justo el lugar donde se ubican las peñas en estos últimos años, al otro lado de la autovía, que cruza la página web municipal de un lado al otro de la pantalla. ¿Mensaje subliminal?

“Queremos que nuestras Ferias vuelvan a brillar; que se conviertan en un importante reclamo con todos sus ingredientes. Que sirvan como expresión de nuestra cultura y sus gentes y que hosteleros y comerciantes vean en ellas también una oportunidad”, termina la concejala tras lo que se abre el enlace a la propia encuesta compuesta de 30 preguntas con varias respuestas posibles.

Hay que destacar entre los datos que debe dejar el ciudadano que quiera completar el formulario el de la fecha de nacimiento, sin duda una información muy interesante puesto que en Ferias quizás sea una de las ocasiones donde queda más de manifiesto la brecha generacional que separa a los más jóvenes, siempre ávidos de fiesta, música, jolgorio y bullicio a cualquier hora del día y de la noche, de los padres con niños que buscan actividades infantiles para sus retoños durante la jornada, pero que tras la morcilla, esperan irse a sus casas y poder dormir toda la noche sin “molestias”; por no hablar ya de las personas mayores, para los que las Fiestas quizás ya hayan perdido mucho de su sentido más allá de la procesión de la Virgen de La Antigua, los festejos taurinos y quizás algún baile.

Metidos en faena, la primera pregunta espeta directamente al ciudadano: ¿El modelo actual de las Ferias y Fiestas de Guadalajara cumple con tus expectativas?, a lo que debe responder sí o no, tras lo cual puede puntuar el actual modelo del 0 al 10. Otra de las preguntas de blanco o negro es si creemos -la encuesta nos trata en un coloquial y cercano “de tú” en vez de “de usted”- que las Ferias son un revulsivo económico para Guadalajara, imaginamos que una cuestión a responder por hosteleros y comerciantes, más que por el vecino de a pie.

Sin duda, el tema estrella de la encuesta es el polémico Recinto Ferial, pues tanto antes como ahora, es el centro neurálgico de la fiesta sobre el que orbitan el resto de actividades y que acaba atrayendo o arrastrando a civiles y peñistas. Festejos plantea sobre él cinco cuestiones a contestar con un sí o un no: si creemos que la actual ubicación es buena, si tiene buena accesibilidad, si cuenta con espacio suficiente para las atracciones mecánicas, bares, peñas y actuaciones musicales; si nos gustaría que en nuestro barrio hubiera actividades y, finalmente la pregunta del millón, si apostaríamos por recuperar un modelo de Ferias y Fiestas que estuviera integrado dentro de la ciudad. Evidentemente, la primera y la última pregunta deberían por lógica tener diferente signo porque si creemos que la ubicación del Ferial fuera de la ciudad es buena es porque queremos las Ferias fuera del casco urbano y viceversa. Sin embargo, las otras preguntas pueden ser complementarias. Por ejemplo, puede haber ciudadanos que, gustándoles la actual ubicación del Ferial al otro lado de la autovía (votarían, por tanto, que sí), piensen a la vez que los accesos son mejorables y el espacio ampliable (votando también que sí a ambas). Eso pueden opinar aquellos que creen que el lugar está bien elegido pero que la infraestructura es mejorable y ampliable y que puede acabar albergando en un solo espacio a todas las peñas, los conciertos y el resto de actividades nocturnas, como ocurre en muchas ciudades. También se puede estar de acuerdo con que el Ferial siga en su sitio y querer, sin embargo, que haya actividades en los barrios, pero sólo diurnas o infantiles. Incluso que las peñas pululen por las calles y den un aire festivo a los barrios pero que a determinada hora se recojan en el Ferial.

Y es que las peñas, desde que fueron instauradas por el Ayuntamiento democrático de Javier Irízar, responsable del pañuelo morado y los encierros, son el alma de las Ferias y lo que distingue a Guadalajara de otras muchas localidades. A todo el mundo le gusta escuchar a las charangas, el ambiente callejero que dan los peñistas, la alegría pegadiza de la juventud, pero,… ¿a qué distancia de mi portal y hasta que hora van a seguir dando la tabarra? por no hablar ya de verbenas que hacen vibrar las ventanas toda la noche hasta el chupinazo del encierro. Esta ha sido una tesitura continua a lo largo de sus cuarenta años de su existencia y si no que se lo cuenten a los sufridos vecinos de los alrededores del anterior Recinto Ferial que las sufrían en sus abarrotadas calles, alojadas en bajos de locales comerciales y garajes.

Es lógico por tanto que estén alertados ante una posible vuelta al pasado que dicen saber que la Federación de Peñas ya ha pedido al nuevo Equipo de Gobierno y que hayan trasladado su preocupación a la concejala Simón. De hecho, el presidente de la asociación de vecinos, José Manuel López Montesinos, teme que la decisión de volver a ubicar a todas las peñas en el eje Concordia-San Roque ya esté tomada y que esta encuesta solo sea una forma de “blanquearla”. Sin conocer su contenido y formulación todavía, estos vecinos pedían que fuera “una encuesta objetiva que pueda recabar realmente información sobre el modelo de fiesta y que no obligue al encuestado a pronunciarse sobre traslado sí o no de las peñas a la ciudad”. Sin embargo, una de las preguntas está planteada literalmente tal y como se lo temían: ¿Las Peñas deberían estar ubicadas dentro de la ciudad: sí o no? Es otra de las grandes preguntas hablando de las Ferias, ineludible por otra parte. Aunque el Ayuntamiento ha negado que las peñas hayan pedido formalmente abandonar el actual Recinto Ferial y volver al centro de la ciudad, sí que confiesa que existe el deseo de la mayoría de que haya ambiente en el centro y “ferias de las de antes”, según han constatado en encuentros mantenidos con varias de ellas.

Tanto en la ubicación del Recinto Ferial como en la de las peñas, se echa en falta preguntar o al menos presentar alternativas a las actuales, manteniendo en ambas un genérico “dentro de la ciudad”. Pero con el parque de Adoratrices ocupando ahora el antiguo Ferial, ¿dónde proponen PSOE y Ciudadanos celebrar las Ferias, plantar los cachivaches y las carpas de las peñas o celebrar las verbenas nocturnas? Eso sigue siendo un misterio del que ni la encuesta ni el actual Equipo de Gobierno dan ninguna pista.

Volviendo a la encuesta, otro de los asuntos sin resolver es el de ubicación de los conciertos, polémica puesta de manifiesto con la “huida” del Festival Gigante a Alcalá de Henares, según sus organizadores por la negativa del Ayuntamiento a que se repitiera en las pistas de la Fuente de la Niña. Ahora propone otras dos opciones: el Pedro Escartín o no celebrar conciertos hasta que no haya un espacio adecuado en el Recinto Ferial. Y la ausencia del Gigante también lleva al Consistorio a preguntar a los ciudadanos si consideramos positivo que el propio Ayuntamiento apueste por el desarrollo de un Festival de música.

Para terminar, se pide la valoración de las actividades infantiles, culturales y de mayores -no se pregunta por las deportivas-, finalizando con si se considera pobre, adecuada o excelente la Feria Taurina, sin plantearse si quiera la supresión de estos actos que piden los colectivos animalistas y algunas formaciones políticas con representación municipal.

El Partido Socialista cumple lanzando esta encuesta la única referencia a las Ferias que realizaba en su programa electoral del pasado 26 de mayo, donde Alberto Rojo afirmaba: “Consensuaremos el modelo de Ferias con la ciudadanía para que sean un motivo de orgullo y no de conflicto. Queremos que la ciudad vuelva a sentirse orgullosa de una semana grande repleta de vida, cultura y música, que sirva, además, para dinamizar nuestro turismo y hostelería”. Ni una palabra más, ni una pista de cuál es el modelo alternativo de Ferias que los socialistas proponen, partiendo de que el actual no les gusta. Menos se mojaron aún sus socios de Ciudadanos, que no dedicaron ni una sola línea a las Ferias ni en su programa municipal, ni en el acuerdo de gobierno firmado tras las elecciones.

Los ciudadanos tenemos de plazo un mes -hasta el próximo 15 de enero- para completar esta encuesta, que además de en la página web municipal, puede cumplimentarse en papel en el Registro del propio edificio consistorial y en el del Centro Municipal Integrado Eduardo Guitián.

 

2 pensamientos en “¿Qué Fiestas queremos?

  1. Felicitaciones por tu artículo Álvaro.
    No se puede describir la realidad de mejor manera.
    Los derechos de los vecinos están por encima de los intereses políticos
    A los vecinos del Ferial no han vuelto a engañar el ayuntamiento de turno
    Gracias y un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .