Animalario alcarreño

 

thumbnail (31)

De arriba a abajo y de izquierda a derecha, Thor es un mestizo de 3 años que lleva 2 en el albergue, Nube es un gatito de 2 años, muy cariñoso; Amanda es una mestiza de nueve años que entró con cuatro en la protectora y Dafne es una gatita que lleva toda la vida en La Camada.

Por Gloria Magro.

Los fines de semana es habitual ver a muchos paseantes de perros de La Camada por la mota del río Henares. La cercanía del albergue y lo agradable del entorno, en plena naturaleza desde Los Manantiales hasta la ronda norte, hacen que la elevación sobre el río sea el recorrido habitual de muchos amantes de los animales, incluso de aquellos que no tienen perro en propiedad. Entre ellos destaca una pareja que lleva a dos mastines de imponente tamaño y andar pausado. Los perros pertenecen al Centro Municipal de Acogida de Animales y fueron abandonados juntos en una gasolinera de Guadalajara hace ya algún tiempo.

La ex directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez y su pareja sacan de paseo a los mastines cuando pueden; los fines de semana que sus ocupaciones se lo permiten, me cuentan cuando me cruzo con ellos una fría mañana de diciembre. Los dos perros pasan el resto de la semana en su cubículo del albergue al otro lado del puente, en un espacio a todas luces insuficiente para su envergadura. Pero es lo que hay, además de frío en invierno y calor en verano, lo mismo que para los varios cientos de animales que viven en las instalaciones que gestiona la Asociación Protectora de Animales y Plantas La Camada  mientras esperan una segunda oportunidad y una nueva vida en familia.

Araceli y su chico vienen de mostrarle los mastines a la abuela, que pese a su edad, se entiende bien con ellos y disfruta de su visita. A ellos les gustaría adoptarlos pero estos perros por su tamaño necesitan más espacio del que ellos les pueden proporcionar, me dicen. Los dos animales, jóvenes aún, tienen un espolón posterior en las patas traseras, lo que indica la pureza de su raza, explican, y pese a ello alguien los dejó atrás, aún a sabiendas de que su tamaño haría complicada una adopción posterior.

Charlamos del abandono de perros y de la situación de La Camada mientras los mastines nos contemplan pacientes. A mí me parece que Guadalajara hace tiempo que necesitaría un albergue con mejores dotaciones, mejor ubicación, con más medios, les digo. Los guadalajareños estamos muy implicados con la asociación que lo gestiona, las actividades recaudatorias que organiza tienen siempre muy buena acogida y La Camada es una presencia constante en la ciudad: mucha gente colabora con ellos, acude como voluntaria a pasear a los perros, se implica con los gatos, atiende sus demandas cuando las hacen públicas. La gala anual benéfica en el Centro San José suele contar con la colaboración de muchas asociaciones, de artistas locales que apoyan su labor solidaria y es siempre un éxito de público. También las redes sociales de La Camada tienen gran seguimiento e informan puntualmente de las necesidades, entradas y salidas de los animales que allí viven acogidos, muchos de ellos, demasiados, por tiempo indefinido.

Mientras los mastines descansan, hoy el paseo ha sido largo, comentamos que es una pena que a ninguno de los potentes empresarios de la construcción de la ciudad se les haya ocurrido mejorar desinteresadamente las instalaciones del albergue de animales, contribuir a cambiar su ubicación donando o permutando con el Ayuntamiento un terreno más amplio, más apropiado… Se trataría de una donación desgravable y publicitariamente muy rentable para el nombre de cualquier empresa. Extraña que nunca nadie haya puesto sobre la mesa una propuesta seria de este tipo. Araceli y su pareja asienten. Otra opción es que aumente el nivel de implicación tanto privado como público a todos los niveles. Hasta ahora los terrenos donde se asientan son por un lado municipales, y por otro se trata de una cesión de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. La gestión se realiza a través de un concurso público municipal.

En la actualidad, las instalaciones del Centro Municipal de Acogida de Animales en sus dos ubicaciones albergan 240 gatos y 190 perros, aunque su número fluctúa debido a las entradas y salidas constantes. Unos doscientos de ellos se adoptan cada año en Guadalajara, una cifra a todas luces insuficiente. La gestora del centro, Ángeles Heras me cuenta que estas últimas semanas les están llegando mas animales de lo habitual, algo inusual en estas fechas. Las épocas de mayor abandono según su experiencia son el verano y los meses que coinciden con el fin de la temporada de caza. Y además, la responsable del Centro es pesimista: pasadas las navidades, el número de abandonos aumentará, como viene siendo habitual. Pese a las campañas anuales y los llamamientos reiterados a la adopción responsable, muchas familias siguen pidiendo animales de compañía como regalo de Navidad -explica-, y ocurrirá que pasados unos meses, llegados al mes de marzo por poner una fecha, el adorable cachorrito habrá crecido y entonces ya no será tan adorable.

Por otro lado, continúa existiendo el problema de la falta de concienciación con las esterilizaciones. Se multiplican por tanto las camadas indeseadas y también la cría indiscriminada de determinadas razas para la venta, un verdadero problema debido a la sobrepoblación que causa, algo que sorprende sobremanera en otros lugares. En países como Francia o Alemania, por poner dos ejemplos cercanos, donde la esterilización de los animales de compañía está generalizada, perros y gatos son bienes valiosos a los que cuidar y proteger debido entre otras cosas a su escasez. De hecho, España exporta animales abandonados provenientes de muchas asociaciones a estos dos países. Los galgos, aquí tan maltratados, son una de las razas más apreciadas fuera de nuestras fronteras.

Cuenta esta responsable del albergue que el abandono no entiende de razas y que en Guadalajara se abandonan animales de toda condición, aunque últimamente si están notando que les llegan más perros de las denominadas razas peligrosas, que son precisamente los que más reparos causan para su adopción. Aunque explica que todos los perros son adoptables y que desde el albergue se ocupan de proporcionar la orientación necesaria para que cada familia interesada encuentre el animal que mejor se adapte a sus necesidades y a su modo de vida, Ángeles Heras reconoce que los perros pequeños son los más demandados. Y sin embargo, también hace un llamamiento a la adopción de perros grandes y también de mayor edad. «La gente cree que los perros mayores no se van a adaptar a una nueva vida, pero se equivocan. También los animales grandes tienen peor salida pero no es siempre cierto que necesiten más espacio y también merecen una oportunidad. Aquí aconsejamos y buscamos siempre la mejor solución», explica. Los gatos adultos tampoco tiene mucha demanda y sus posibilidades de encontrar un hogar definitivo se reducen, cuenta. Se suelen demandar gatitos jóvenes pese a que los ejemplares adultos tienen, según su experiencia, buena adaptación posterior por su carácter más tranquilo.

Hablamos también de la propuesta hecha por el grupo municipal de VOX en el Ayuntamiento de Zaragoza para sacrificar a los animales que menos salida tengan en su centro municipal de acogida. La gerente de La Camada asegura que esto a día de hoy en Guadalajara no es una opción, que solo se llevan a cabo eutanasias humanitarias en ejemplares inviables. De hecho, de llevarse aquí a cabo la propuesta de ese grupo municipal, los dos espléndidos ejemplares de mastín de los que hablábamos al principio, unos animales jóvenes y valiosos, tendrían un difícil futuro. Y lo mismo ocurriría con el resto de ejemplares adultos pasado cierto periodo de tiempo.

En unos días será Navidad, llegará Papá Noel cargado de regalos, los Reyes Magos harán su magia y en muchas casas de Guadalajara depositaran algún animal de compañía largamente deseado. La gestora del Centro Municipal de Acogida de Animales de Guadalajara, Àngeles Heras hace, una vez más, un llamamiento a la reflexión. Las mascotas no son regalos de usar y tirar, el abandono nunca es una opción. Con los animales se adquiere un compromiso de por vida, unas responsabilidades y unos gastos que hay que pensar y sopesar cuidadosamente. Y si pese a ello, se quiere adquirir un perro o un gato, la opción más solidaria y sostenible en estas fechas y siempre, es la adopción responsable. En La Camada hay ejemplares de perros y gatos de todas las razas, tamaños y edades esperando una familia que les proporcione la vida que se merecen y a la que dar a cambio su amor incondicional. Todos los que tenemos animales adoptados damos fe de ello. Aún están a tiempo. ¡Adopten!

https://es-es.facebook.com/LaCamada

https://twitter.com/lacamadaguada?ref_src=twsrc%5Egoogle%7Ctwcamp%5Eserp%7Ctwgr%5Eauthor

https://www.instagram.com/lacamadaguada/?hl=es

https://www.instagram.com/explore/tags/camisetasolidaria/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.