La escarcha

Por David Sierra

La escarcha había dejado brillante la carrocería. Se puso unos guantes y cogió la rasqueta para limpiar la luna delantera del vehículo. Un utilitario con los años suficientes como para pensarse un par de veces el acudir a la gran ciudad, esa en la que las restricciones medioambientales se miden en función del color político del gobierno municipal y autonómico y donde la boina que cubre su cielo no es precisamente la que vemos, por desgracia y cada vez menos, por nuestros pueblos.

Parada_Astra_en_Valdeluz1

Parada de autobús para el Plan Astra en Valdeluz. / Fuente: aytoyebes.es

El ritual de todas las mañanas, cuando el invierno aprieta en las noches que preceden a los días soleados. Se afanaba durante cinco minutos abriendo ese pequeño hueco por el que mirar para no salirse por la autovía. Con la hora a contrrareloj, prendía con alguna dificultad el motor. Benditos los anticongelantes que evitan trastornos que antaño suponían llegar siempre con retraso. Y así todos los días, él y su esposa viajaban hasta el trabajo invirtiendo una parte importante del sueldo en satisfacer las necesidades del transporte. Y todo ello por residir en un pueblo.

Y un día se hartó. Echo cuentas y apostó por cambiar de medio. Al menos lo intentó. Descubrió que existía un servicio de trenes de cercanías. Que dejaba demasiado que desear en las horas puntas y se convertía en ineficaz. Complicaba demasiado un viaje que sobre cuatro ruedas y en condiciones normales apenas requería un cuarto de hora. Investigó. Se informó y encontró otro transporte que podría responder a sus necesidades. Era un autobús. Lo llamaban el ASTRA. Y su zona de influencia sólo se extendía por la zona noble de la provincia. Tenía incluso una parada cerca de la puerta de su casa, pero nunca lo cogió. Cuando la necesidad no aprieta, cualquier excusa es buena.

Esa misma situación en otros municipios del entorno se ha convertido en un dolor. En Yebes y Valdeluz, por ejemplo, esperan con las manos abiertas que este servicio aparezca por su puerta. Su Ayuntamiento, cansado de esperar incumplimientos de convenios y de promesas, ha iniciado acciones para que la Junta espabile y despierte del letargo. De un presidente más preocupado de imposiciones de unidad, en vez de priorizar asuntos en cuya agenda llevan ya desde el otoño con retraso. Por ello, se lo han recordado, en forma de moción dándole el toque pertinente. De “auténtico despropósito” calificaba el alcalde de esta localidad la situación. Y aseguraba, además, que “el malestar de los vecinos por esta demora injustificada no solo es razonable sino legítimo dado que multitud de personas mayores y jóvenes precisan de un sistema de transporte que satisfaga sus necesidades de movilidad y desplazamiento”.

Otros municipios han manifestado también un serio interés por formar parte de este plan, que ven como una oportunidad para dar la vuelta a su tendencia despoblacional. Entienden que tienen los mismos derechos que aquellos que están en las zonas más desarrolladas de la provincia. Entienden que es, sin duda, en estos lugares donde las necesidades de movilidad son más trascendentales cuando las miradas del futuro están puestas en la reducción de emisiones nocivas al medioambiente. Argumentan que estar incluidos en servicios como éste puede ser un atractivo más para fomentar su desarrollo urbanístico e industrial. Prolongar la estela del Henares más allá de su canal.

El reto de la despoblación, y también el de la tan manida unidad nacional, pasa fundamentalmente por facilitar los medios y las formas para que los ciudadanos de estos espacios puedan conectarse e interaccionar, tanto física como tecnológicamente. Sin esa premisa, cualquier acción o estrategia serán en vano y están avocadas al fracaso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.