El andamio del Maragato

Andamio Maragato.jpg

El andamio del Maragato puede tener sus meses contados. // Foto: ANP

Por Álvaro Nuño.

Si las cosas no se vuelven a torcer, parece ser que el gran andamio del Maragato, levantado en plena Plaza Mayor de la ciudad, tiene sus meses contados -no diremos los días porque eso es mucho pedir-, según anunciaba recientemente el Ayuntamiento de Guadalajara. Si los planes del Equipo de Gobierno no se han torcido, el pasado martes la Junta Local tenía previsto poner en marcha el procedimiento administrativo que permitirá a un promotor -aún desconocido- construir en el gran solar que lleva abandonado desde que el ya lejano año 2006 se declarara en ruina toda la manzana de la céntrica esquina de la Calle Mayor con la Plaza Mayor.

En ese expediente, también municipal, se obligó -con buen criterio- al todavía propietario de solar a mantener la fachada del edificio que acogía en sus bajos la popular Pescadería Maragato, lo que obligó dos años después a a levantar esa tremenda atalaya metálica de tres alturas que lleva por tanto nada menos que doce años inmutable contemplando el devenir del centro de la ciudad desde su ubicación privilegiada, desde pregones de fiestas hasta procesiones, pasando por manifestaciones de todo pelaje y a dos alcaldes -tres si contamos desde el inicio del expediente- en un despacho que se ve perfectamente desde ese lado de la plaza y a esa altura. Al parecer, la empresa que se iba a encargar de la construcción del edificio  -también desconocida al menos por el arriba firmante- quebró víctima de la severa crisis inmobiliaria que azotó ese año a todo el país en general y a Guadalajara en particular y todo quedó paralizado hasta el día de hoy.

La visibilidad de este andamio ha sido motivo constante de creatividad y consternación por parte de los vecinos de Guadalajara. La Plataforma Más de un Ciudadano pidió a través de la web Change.org que se declarara “Candidato a Patrimonio de la Inmovilidad” en 2016: “Llevamos tanto tiempo viendo estos andamios y solares en el Centro Histórico de nuestra ciudad que ya es hora de que se conserven. Para nuestros hijos este es su centro, así lo han conocido desde hace años y las nuevas construcciones van a desvirtuar su recuerdo del centro guadalajareño. Por eso proponemos que se declare a los andamios de la Plaza Mayor y todos los palacetes y solares abandonados del centro Patrimonio de la Inmovilidad y así sean conservados eternamente”, argumentaban socarronamente y con una buena dosis de crítica la prolongación en el tiempo de esta estructura. Hay que decir que la propuesta no cosecho muchos apoyos y tan solo 375 personas firmaron por ello.

Hasta hay quien le ha compuesto un poema, como es el caso de Bernardo de Vargas,  colaborador del digital “El Heraldo del Henares“, medio que proponía incluso establecer una ruta de los andamios para los turistas que visitan la ciudad, y que publicaba en 2018:

Ese andamio que irrumpe en plena plaza
con el mayor descaro e impostura
presume ante la esquina de estructura.
Alto, esbelto, del suelo a la terraza.

Triste armazón de herrumbre que amenaza
con echarle por tierra su hermosura
igual que al caballero, una armadura
lo comprime, lo encierra y lo atenaza.

Años ha, que pretende sacar pecho
para ser declarado monumento.
Las gentes del lugar lo dan por hecho.

Solo falta que llegue su momento,
a la espera de algún buen concejal
…que le prenda una flor en el ojal.

El Ayuntamiento de Antonio Román, consciente de la mala imagen que daba a la ciudad el esperpéntico monumento puso en marcha una figura de la normativa urbanística que permite a un tercero optar a edificar en un solar que lleve más de 24 meses abandonado, como era el caso. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha decidió en 2016 paralizar ese Programa de Actuación Edificatoria (PAE) que es como se denomina, a solicitud del propietario del suelo. Cuatro años después -aquí añadimos la desesperante lentitud de la justicia a la inactividad del sector privado y a la desidia de la administración pública-, el TSJCM ya ha emitido un fallo favorable al Consistorio alcarreño, como ya adelantó el ex-vicealcade y ahora portavoz de la oposición, Jaime Carnicero, ya en noviembre pasado.

Para el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Rafael Pérez Borda, esta es “una gran noticia que el Ayuntamiento retome al fin el proceso que permitirá poner fin a la vergonzosa imagen del andamio en el corazón de la ciudad” y promete “agilizar” todos los trámites necesarios para que la construcción sobre este solar se realice “lo antes posible”, algo que, en cualquier caso, no será antes de tres meses, plazo que le ha dado el Equipo de Gobierno al nuevo agente urbanizador para realizar los estudios preceptivos necesarios. Y además, la nueva empresa deberá indemnizar a los propietarios del suelo, convertido en estos años en una selva de fauna y flora densa y autóctona.

Esperemos que este sea el principio del fin de los solares eternos que se prodigan a lo largo y ancho del casco antiguo de la ciudad. El actual concejal de Urbanismo considera “urgente” la actuación en la zona centro de Guadalajara para acabar con los solares y afirma que el Ayuntamiento utilizará “todas las herramientas y figuras urbanísticas al alcance del Ayuntamiento y por supuesto la figura del PAE ahora que cuenta con el respaldo de la Justicia”. Esa es la obligación de la administración y el del Maragato no es el único solar que lleva más de dos años abandonado, aunque quizás sí es el más visible. Eso le ha convertido durante doce largos años en el monumento al abandono y ahora puede transformarlo en un símbolo de la reconstrucción de la zona centro de la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .