Odiosa comparación

Por David Sierra

El periódico británico The Times titulaba el pasado lunes, 10 de febrero, en el faldón de una de sus páginas la siguiente información: ‘Bus cuts create rural ‘transport deserts’. El artículo se refería a que los recortes en el servicio público de autobuses y el cierre de algunas de las rutas han dejado a casi un millón de británicos en riesgo de quedar aislados de los servicios básicos.

move-to-ilminster

La investigación, sustentada en un estudio elaborado por la organización benéfica ecologista Campaign to Protect Rural England (CPRE), señalaba que el 56% de los municipios más pequeños del suroeste y el noreste de Inglaterra se encuentran aislados o a punto de quedarse por la imposibilidad de que sus residentes puedan moverse sin conducir. Y a pesar de que el autobús es el sistema de transporte más utilizado, la información revela que, al menos, se han recortado más de 400 millones de libras entre las administraciones locales y el gobierno nacional en el servicio, lo que ha ocasionado la reducción o desintegración de cientos de líneas al tiempo que las tarifas han experimentado un crecimiento del 63%.

Una de las consecuencias es que los habitantes de los pueblos más pequeños tardan un 54% más en llegar a la consulta del médico si lo hacen en transporte público que aquellos que residen en municipios más grandes.

Y todos estos datos se sustentan con algunos ejemplos. Así, la organización poseedora del estudio ha nombrado a la ciudad de Ilminster, en el condado de Somerset, como uno de los peores pueblos en el suroeste en relación al transporte público. A pesar de contar con alrededor de 6.000 habitantes, entre semana sólo dos autobuses parten de este pueblo a la capital de provincia de la zona antes de las nueve de la mañana. Y a partir de esa hora las frecuencias son de hora y media hasta que finaliza el servicio a las seis de la tarde. Durante el fin de semana no hay servicio de autobús a ese destino.

Otra de las localidades que nombra el artículo es Alnwick, un pequeño pueblo de 8.000 habitantes en Northumberland, al noreste de la isla. Allí, la camarera Jane Gerrard, de 49 años, declaraba al rotativo inglés que “es complicado moverse sin el coche. La larga espera entre autobuses es terrible. No hay buen servicio de autobús por la noche y no podemos salir a Newcastle y llegar tarde. Hay que hacer tres transbordos para llegar al hospital más cercano, en Cramlington”.

El secretario de transporte, Grant Shapps, anunció la semana pasada la creación de un fondo de 500 millones de libras para restaurar las líneas ferroviarias que fueron eliminadas en los años sesenta del pasado siglo. Por su parte, la parlamentaria conservadora Anna-Marie Trevelyan, declaraba que las zonas rurales se verían siempre afectadas por los problemas del transporte por una cuestión inevitable y se preguntaba si estos servicios eran rentables para las compañías de autobuses; a lo que ella misma respondía que no lo son.

Por su parte, el jefe ejecutivo de CPRE, Crispin Truman, se mostraba partidario de una ayuda dirigida al transporte rural porque “está claro que, al margen de las grandes ciudades inglesas, las comunidades están quedándose aisladas. Esto está teniendo un efecto dramático en las comunidades rurales. Los jóvenes se ven obligados a marcharse y la gente más mayor está quedándose aislada y solitaria”. Y a uno, inconscientemente, le viene a la mente su tierra y cualquier comparación sería odiosa.

Informaciones como ésta ponen de manifiesto que la despoblación no es un fenómeno exclusivo de nuestro país y que en otras partes del continente se están detectando síntomas similares. En ese afán de incidir en el modelo de concentración empresarial en torno a las grandes urbes, las poblaciones del medio rural se están viendo avocadas también a ello en la medida en la que se cercenan los servicios básicos y se reducen las oportunidades sin que se generen nuevas expectativas. Cualquier reto demográfico ha de considerar esas tres palabras: servicios básicos – oportunidades – expectativas como fundamentales para desarrollar cualquier estrategia de repoblación con éxito.

1 comentario en “Odiosa comparación

  1. Pienso que el articulista no se ha dado cuenta ni sabe mucho sobre el tema al hablar del reportaje dado trasladándolo en analogía a España, reportaje sobre «pueblos despoblados» en Gran Bretaña, especialmente sobre sus comunicaciones.
    Bien,supongo que el articulista no ha visto ni remarca la absoluta paradoja que en Gran Bretaña llaman «despoblado» a sus pueblos con 6.000 y 8.000 habitantes respectivamente e intenta trasladar ese concepto a España, allí esos pueblos NO son rentables,pues ahí vamos ¿alguien conoce en España ni un solo pueblo de 7.000-8.000-10.000 habitantes en España que no tengan su autovía cercana,su Centro de Salud,Escuelas,trenes,Centros Comerciales, autobuses,…? Todos conocemos que esos servicios existen en España en pueblos desde 200 habitantes, 40 veces menores que los de Gran Bretaña, luego España tiene 40 veces y hasta 4000 veces más de gasto que Gran Bretaña en sus servicios a los pueblos, ¿asumible?
    El autor y su analogía con pueblos de España de 7-8-10-50 habitantes es irreal e imposible, ya hemos demostrado que los servicios que reclama para España existen para pueblos desde 200 personas,vuelvo a repetir, ¿asumibles en gastos cuando en Gran Bretaña no los tienen para poblaciones 50 ó 70 veces mayores y aquí soportamos una sobrecarga de servicios para poblaciones de 200?.

    Hace mucho que dicen que España está en la quiebra,bancarrota,que si se debe 3 veces el PIB a día de hoy…

    A veces las cosas tienen un motivo, la mala gestión y optimización de recursos que puede hacer que un día esos servicios no existan ni para pueblos de 1persona ni para pueblos de 1 millón.

    De cabezas y cabecitas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.