El turismo y el Covid-19 obligados a entenderse

8E308F4E-76D5-4779-B591-1B1D85B2A304

Por Manuel Granado Herreros (*)

Se avecinan tiempos muy complicados para el turismo. Hemos sido los primeros en parar y seremos de los últimos en arrancar. Ante todo quiero decir que lo más importante es la salud porque sin ella no hay nada y que si para conseguir erradicar o al menos controlar al Covid-19 es necesario parar o frenar, pues adelante, porque así evitaremos una recaída que se lleve por delante a más vidas. 

No hace falta decir en términos económicos lo que simboliza el turismo en España, según HOSTELTUR (el portal de noticias especializado en el sector) es el que más riqueza aporta a la economía española, representando el 14,6% del PIB además de 2,8 millones de empleos, sin olvidar que somos la segunda potencia mundial en volumen de turistas con 82,7 millones en 2019. 

Ya en febrero muchos compañeros de la vecina Madrid empezaron a ver como lo que parecía iba a ser un año muy bueno comenzaba a dar pequeños tropiezos, sobre todo con el turismo internacional asiático e italiano. Cuando el día 10 de marzo, 4 días antes de declarar el Estado de Alarma, el Ministro de Sanidad recomendó realizar solo aquellos desplazamientos que fueran imprescindibles, estaba diciendo que no se hiciera turismo, más aún cuando a su vez anunció que se suspendían los viajes del IMSERSO. 

Si el ministro de Sanidad de la segunda potencia mundial en turismo recomienda lo antes citado es que algo muy grave esta ocurriendo y ya con eso la población en su conjunto debería haber tenido conciencia e intentar aportar su granito de forma individual por el beneficio colectivo, pero no fue así hasta que se decretó el Estado de Alarma, por desgracia me ratifico en que hay un virus más difícil de eliminar que el Covid-19 y se llama egoísmo. 

Continuando con el análisis de cómo va afectar al turismo este virus hay que tener en cuenta dos condicionantes, uno, la libertad para poderse mover dentro y fuera del territorio nacional y otro, en el modo de hacerlo. En el primero es claro y en el segundo pongo el ejemplo de las agencias de viajes en el caso de grupos donde ahora se limita el cupo para respetar el distanciamiento físico pudiendo en el caso de los buses llenar al 50% donde puede que por márgenes tan justos con los que juegan apenas cubran costes en una venta de plaza a plaza y deban cancelar. Igual que digo las agencias puedo decir asociaciones culturales que gestionan sus propias excursiones, como centros de mayores o IMSERSO. Y cual efecto domino irían cayendo el resto de servicios, tales como hoteles, restaurantes, bares, guías oficiales, entradas en monumentos, tiendas,…

Este es en el caso de aquellas personas que deseen viajar, porque como es lógico de entender habrá otras que decidan no hacerlo por precaución ante el temor de una segunda ola en otoño sin todavía tener vacuna. 

Si tratamos el caso de Guadalajara, ya de por si es desconocida a pesar de las riquezas que poseemos, va a verse aún más afectado debido no solo a ese problema sino a que nuestro principal mercado emisor es Madrid, un turismo excursionista que a lo sumo cuando pernocta lo hace más bien en alojamientos rurales, los cuales creo serían los primeros en poder empezar a levantar el vuelo.

A parte de las medidas que deban tomar para incentivar el turismo a través de la promoción, como también ayudas para paliar los problemas económicos que han surgido con la pandemia, debemos todos amoldarnos a la nueva situación, desde CEFAPIT  (Federación de Guías de Turismo oficial de España) junto con el Instituto de Calidad Turística hemos tomado una serie de medidas para hacer de nuestra profesión y servicio más seguro para que nuestros clientes disfruten y se sientan más cómodos, tales como portar mascarilla el guía, no compartir equipos como Tablets o láminas con los clientes, evitar espacios reducidos y por supuesto el contacto físico.

En resumen el Covid-19 ha sido un terremoto sanitario, social y económico por ese orden, donde por el momento la “normalidad” no parece que vaya a ser la misma que hace 4 meses y donde todos, insisto, debemos aportar nuestro granito de arena como sociedad para seguir avanzando. 

 

turismo hexagonoManuel Granado Herreros es natural de Guadalajara, estudió Grado de Turismo en la Universidad de Alcalá de Henares con estudios de Post-Grado de Comunicación y Marketing en la Complutense. Después de varios años trabajando en el sector del turismo por cuenta ajena desde 2013 lleva trabajando como guía oficial de turismo en toda la provincia de Guadalajara así como en la vecina Madrid y Alcalá de Henares, asiduo colaborador de medios de comunicación de índole local, regional y nacional siendo co-fundador y hoy Secretario de la Asociación Provincial de Guías de Turismo de Guadalajara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .