Tiendas, reencuentros en la segunda fase

98944798_535707780455089_5004164880169697280_n

El pequeño comercio se adapta a la nueva realidad. Ozono como protección ante los virus en @lacoquetalola.   #perfectascoquetas,  Ozono Henares .

 

Por Gloria Magro.

La cola ante el mostrador de ropa deportiva se alarga entre sábanas y colchas de cama en oferta, y se interna por la sección de colchones. La nueva distancia social obliga a guardar un alejamiento de seguridad en El Corte Inglés y los clientes se revuelven incómodos aunque pacientes en este primer día de apertura del Centro Comercial Ferial Plaza. Fuera de aquí la gente ha tomado con ganas las calles y apenas se ven ya rastros de chándales y mallas, ese uniforme distintivo que hasta hoy nos identificaba a todos como paseantes disciplinados de nuestra franja horaria. Si no fuera por las mascarillas, omnipresentes, parecería que todo ha sido un mal sueño. O más bien, una pesadilla.

El Ayuntamiento de Guadalajara anunció ayer que aprobará el próximo viernes 12 de junio la primera línea de ayudas dirigidas a autónomos y pequeñas empresas de la ciudad y que las solicitudes se podrán presentar en la segunda quincena del mes.  Estas ayudas llegan después de que el Gobierno regional haya publicado las suyas y ambas son complementarias, según explicó ayer el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, durante el Pleno municipal. Para ello se aprobaron las modificaciones presupuestarias necesarias para la puesta en marca del Pacto para Recuperación Económica y Social de Guadalajara por la Crisis del Coronavirus, dotado con 6,7 millones de euros. Con los 15 votos a favor de PSOE, Ciudadanos, Unidas Podemos-IU y Aike, la abstención de VOX y los 8 votos en contra del PP, el Pleno dió luz verde a esta media que según el alcalde es necesariapara poner en marcha ayudas que permitan que la ciudadanía conserve su medio de vida, que es fundamentalmente su negocio o su empleo”. 

Parte de esos negocios y empleos constituyen la actividad comercial de la ciudad, que va tomando pulso en la Fase II del desconfinamiento. De repente el lunes nos levantamos con un poco mas de horizonte. El peligro aún acecha pero se nos abren nuevas opciones y no dudamos en explorarlas aunque sea con cautela. Así, produce una extraña sensación volver a cruzar las puertas del Centro Comercial después de tantas semanas de ausencia. El comercio reabre pero con nuevas reglas de juego. No tendremos que pedir ante un mostrador lo que buscamos, como si estuviéramos en unos ultramarinos de antaño, pero se le parece. Cuantos menos artículos a mano haya, menos toquiteo y mas seguridad. Aún así, sorprende la escasez cuando veníamos de tanta abundancia. En algunos comercios cuentan que no se ha recibido todo lo esperable para la reapertura y en otros afirman que es deliberado y que hemos de acostumbrarnos a que haya menos género expuesto y a pedir las tallas a las dependientas.

Me reencuentro con amigas que llevan ya días preparando la nueva normalidad de sus locales. Tiendas impolutas y muchas ganas de volver al trabajo después de dejar atrás los Ertes. Controlan la afluencia de clientes, se aseguran de que todo el mundo pase por el dosificador de hidrogel y dan cuenta del enorme esfuerzo que ha supuesto volver a a subir los cierres dos meses después. En todas partes reciben encantados a quien cruza sus puertas. Es día de reencuentros, de un nuevo comienzo.

Más allá de las grandes cadenas, al otro lado de la A-2, en la ciudad, no hay problemas de abastecimiento. Las pequeñas tiendas minoristas, tras dos semanas conviviendo con las nuevas normas para el comercio, llevan ventaja. También en afluencia de público. El comercio de Guadalajara ya ha superado la fase de los reencuentros y los primeros contactos temerosos después del cierre forzado.  «Había muchos nervios a la hora de interactuar, por si se nos olvidaba algo sobre el protocolo, limpieza de zapatos, gel, mascarilla,  distancia… pero también mucha comprensión por parte de las clientas», cuenta Julia de Miguel, la propietaria de la boutique que lleva su nombre y que tan preocupada estaba semanas atrás cuando contaba aquí en El Hexágono como preveía que fuera la desescalada en el pequeño comercio local. Y no ha ido tan mal. «En este momento estamos más relajadas, la gente se va acostumbrando a comprar con estas medidas. Tampoco he visto mucha preocupación a la hora de probarse, es verdad que saben que se desinfecta con vapor y que a partir del viernes con rayos ultravioleta para mayor seguridad», cuenta, y agradece a su clientela su paciencia y comprensión: «Antes de que empezara el confinamiento había reservas de ropa para eventos de todo tipo. Ellas han correspondido con mucha generosidad llevándose las prendas aún sabiendo que su utilización va a ser escasa. Clientas que sin necesitar ropa han venido a comprar para ayudarme a pasar este trance. A ellas se lo agradezco en el alma y nunca lo olvidaré. Este es el pequeño comercio».

La colección infantil de ceremonia en Little Kings esta temporada es realmente bonita y aún se puede ver en la tienda de la calle Wenceslao Argumosa. La ausencia de bodas, comuniones y bautizos ha supuesto un enorme perjuicio para los establecimientos cuyo mayor volumen de ventas se produce en estos meses de primavera, cuenta Lorena González, su propietaria. Pospuestos los eventos hasta finales de verano como muy pronto, los pequeños vestidos de princesa en tonos empolvados y la ropa de hombrecito en miniatura -¡con pajaritas!- convive ahora con coloridas y resistentes prendas de verano, eso que tanto apreciamos las madres. Lorena dice que la reapertura fue bien, pero que las ventas y el optimismo van «a ratos y por días», y que se percibe miedo al desembolso y a las grandes compras ante la incertidumbre económica. Tampoco parece que la ropa de baño tenga la salida asegurada este año pero ella confía en que las ventas se recuperarán. Charlamos sobre lo que han crecido los niños durante estos meses de confinamiento. Volver a equiparles está en todas las agendas y los descuentos que están por venir motivarán a una clientela que hasta ahora siempre ha respondido, explica esta propietaria.

Niños que crecen de estar tumbados la mayor parte del día durante el confinamiento con una maquinita en la mano -o un libro, no hay que ser tan mal pensados- y padres que han descubierto que necesitan renovar con urgencia el colchón. Así, en la calle Sigüenza, La Boutique del Colchón, no da abasto desde que reabrió sus puertas hace apenas dos semanas. Los pedidos se acumulan y Francisco Nova y sus hijos van de acá de allá llevando colchones, canapés y bases tapizadas. No paran: no hay mal que por bien no venga y lo que en otros sectores ha sido un desastre, en este negocio es una verdadera oportunidad. «Hemos pasado mucho tiempo en casa», explica risueño su propietario. Además, con la llegada de junio y las vacaciones en los pueblos en el horizonte, los Nova se multiplican para repartir por toda la geografía provincial. «La temporada estival dura hasta el 10 de agosto y ahí se acaba», cuenta Francisco Nova, así que van en fecha, felices de tener tanto pedido en marcha. Afortunados ellos.

thumbnail (1)

Volverán las novias, las ceremonias, las compras compulsivas y las reposadas. Mientras llega, los pequeños comercios de la ciudad aguardan nuestra visita. #lauradelucasnovias #guadalajara #pequeñocomercio #novias2021

 

El día que se decretó el Estado de Alarma a muchas novias se les vino el mundo encima. En La coqueta Lola, la diseñadora Laura de Lucas respiró hondo y pensó que si aquello no era el fin del mundo, se le parecía mucho, pero que de su calma ante la adversidad dependía la tranquilidad de sus clientas, de sus novias. Y aún está ahí, conteniendo la respiración dos semanas después de haber vuelto a abrir su bonita boutique multimarca. Y también dando ánimos a quien los ha perdido, sobre todo poniéndose en la piel de todo el sector de las ceremonias, tan perjudicado ahora. Los coloridos vestidos en sedas y tejidos nobles, los tocados, la bisutería artesanal que Laura confecciona y que le ha permitido sobrellevar con serenidad este parón obligado, cuelgan de sus percheros a la espera de que alguien entre por la puerta y esboce una sonrisa de felicidad al verlos.

El atelier con los modelos de prueba no tiene citas a la vista y eso a pesar de que «solo una de las 15 bodas que tenía previstas se ha cancelado -explica-. Aquí todo gira en torno a los eventos que se iban a celebrar y hay que ser realistas: las novias se quieren casar de una manera tradicional, con besos, abrazos y sin distancia social». La apuesta de esta diseñadora nupcial que tan solo unos meses antes de la pandemia había decidido abrir su negocio en Guadalajara, después de una larga y reconocida trayectoria en Madrid, es la de «acompañar a las clientas en sus tiempos». Y explica que en el momento del cierre «tenía novias que habían hecho ya la primera prueba y ahora no saben cuando se casarán. Cuando eso llegue, su vestido estará listo». Sus clientas son afortunadas, pienso. En estos tiempos confusos tener alguien con ese grado de compromiso al frente de la confección de una prenda tan especial no tiene precio. Mientras tanto y a la espera de que llegue ese momento, a la responsable de La coqueta Lola no le faltan proyectos, entre ellos un próximo desfile con el que se muestra muy ilusionada.

Volverán las novias, las ceremonias, las compras compulsivas y también las reposadas. Mientras tanto, en los pasillos del Ferial Plaza así como en las principales calles comerciales de la ciudad, las tiendas aguardan nuestra visita. Está en juego la recuperación económica y la viabilidad de muchos pequeños establecimientos. Es tiempo de reecontrarnos con ellos, de salir y consumir, aunque sea con distancia, prudencia y mascarilla. Y también con ilusión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.