Ayudas públicas, diques de contención locales (II)

Una amplia terraza y todo tipo de facilidades administrativas y económicas por parte del Ayuntamiento de Marchamalo, claves para que el Mesón Mateos pueda continuar abierto.

Por Gloria Magro.

En plena pandemia, las instituciones locales arriman el hombro y multiplican sus líneas de ayuda, exenciones de impuestos y apoyo a pymes y autónomos. Con las últimas convocatorias en resolución de aquí a fin de año, muchos negocios encontrarán un alivio pasajero en las subvenciones que ayuntamientos, Junta de Comunidades y Diputación Provincial, así como los grupos de desarrollo local, han consensuado para reactivar el tejido productivo. Son millones de euros los que se han puesto estos últimos meses sobre la mesa para que los distintos sectores que generan actividad económica y en definitiva vida, en los pueblos y en la capital, puedan continuar su actividad.

La Consejería de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Comunidades ha destinado 80 millones de euros dentro del Plan de Medidas Extraordinarias, de los que se en Guadalajara ya se han beneficiado 2.157 autónomos y 1.323 microempresas. El importe que han recibido ha sido de más de 6,2 millones de euros, de los cuales 3,2 millones de euros han sido percibidos por autónomos y 2,9 millones de euros por microempresas. Según el delegado de la Junta, Eusebio Robles “es importante conocer cuáles son las necesidades del tejido productivo, de la gente que día a día trabaja para sacar adelante sus negocios”. En declaraciones efectuadas en Molina de Aragón esta semana pasada, durante los encuentros mantenidos con algunos de estos perceptores, reiteró el apoyo del Ejecutivo regional al sector “porque son los que generan desarrollo económico y social en nuestros pueblos”.

Las convocatorias de ayudas son públicas, las instituciones las publicitan en sus páginas web, en las distintas aplicaciones que manejan, salen publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia, y los medios de comunicación dan cumplida cuenta de cada una de ellas. Aún así, no siempre llega la información a sus destinatarios. Además de las 214 empresas que han solicitado las ayudas municipales por la pandemia, pendientes de resolución, más de 700 autónomos han cobrado ya entre 720 y 2160 euros con cargo al Ayuntamiento de Guadalajara estos meses pasados. Y sin embargo, no todos los interesados potenciales parecen estar informados.

Rosa Cecilia Baylón inauguró el pasado mes de junio el primer estudio de manicura de su propiedad: Sublime by Cecilia Baylon, junto a la plaza de toros de Guadalajara, en plena pandemia y antes de la diáspora veraniega que cada año vacía la ciudad. Pese a todo, dada la clientela acumulada por esta manicurista a lo largo de sus muchos años trabajando por cuenta ajena en distintos locales de la ciudad, su negocio está saliendo adelante. Rosa estudió bien donde ubicarlo y como hacer llegar al público adecuado sus servicios de manicura y estética, donde la fama la precede. El negocio funciona y su socia y ella están satisfechas pese al contexto actual. También explica que todo el tema de ayudas lo lleva su asesor fiscal y que no sabía que el Ayuntamiento de Guadalajara había sacado líneas de subvención directa para pequeños negocios como el suyo. No obstante, se informará, toda ayuda es poca cuando se empieza.

Falta de información, desconfianza en algunos casos y miedo a los compromisos que conlleva recibirlas, en otros. Y sin embargo, la financiación privada maneja requisitos más gravosos, además de unos tipos de interés muy superiores al oficial. Un vistazo a algunas webs que ofrecen este tipo de servicios financieros sirve para darse cuenta de que en tiempos complicados este tipo de empresas pone un alto precio a sus productos. Así, por poner un ejemplo, Cofidis, expertos en créditos y productos a medida, según se lee en su web, se compromete a “acompañarte en tus proyectos, deseos e ilusiones de manera transparente, sincera y sin complicaciones“. A partir de 4.000 euros ofrecen Créditos Proyecto con un tipo de interés TAE al 6,12% “para que hagas realidad tus proyectos“. El tipo de interés oficial del dinero en España durante 2020 es de un 3%.

Y pese a todo, las ayudas oficiales no son siempre vistas como una panacea, sobre todo si no son a fondo perdido, como las líneas por cierre de actividad del Gobierno Regional que han permitido a muchos pequeños negocios afrontar gastos diarios inmediatos, como el alquiler. David Cachuelo tiene un oficio ancestral, es zapatero por herencia familiar, y una personalidad dinámica que no se arruga ante las dificultades. Su taller, detrás de la Ermita de la Virgen de la Antigua, en Guadalajara, Reparación de Calzado Francisco, funcionaba bien hasta la pandemia: los clientes reconocen a un buen profesional y se fidelizan. Después de que el Estado de Alarma le obligara el pasado marzo a cerrar temporalmente, David buscó un segundo empleo en una empresa del Corredor y también solicitó y obtuvo la ayuda por cierre de actividad, lo que le obliga a mantener la zapatería abierta durante seis meses más. En muchas localidades por toda la provincia ésta línea de subvenciones directas ha permitido que no se desmantele el pequeño comercio, afectado de forma endémica por la despoblación crónica de Guadalajara. Sin embargo, el compromiso para quien lo adquiere es claro: si el propietario opta por cerrar su negocio tendrá que devolver íntegros esos 1.500 euros. De momento, David no se plantea tirar la toalla pero el tiempo tampoco acompaña, no hay botas que reparar y la cuota de autónomos es otra preocupación añadida, así que ha pensado en como ampliar su clientela. Desde hace algunos días ofrece reparación a domicilio en la zona de Jadraque con un servicio de recogida y entrega en la Peluquería Sonia que está siendo muy bien recibido. Este pequeño autónomo es consciente de que las redes sociales son el futuro, también en un sector tan tradicional como es el suyo, así que en breve contará con las suyas para seguir promocionándose. Y también tendrá que estudiar con su gestor nuevas ayudas a las que acceder, sobre todo de cara a los próximos meses, al nuevo año. El objetivo: sobrevivir al invierno y llegar a primavera con el taller de reparación abierto.

thumbnail (21)

Quien también está aportando su granito de arena en toda esta situación es la Asociación para el Desarrollo de la Alcarria y la Campiña, ADAC. Desde el pasado 16 de octubre, aquellas empresas o emprendedores que vayan a poner en marcha sus proyectos, así como aquellas asociaciones que desarrollen iniciativas en el ámbito comarcal en materia de servicios y recuperación de patrimonio pueden presentar ya sus solicitudes para la convocatoria de ayudas con cargo al Programa LEADER 2014-2020. Su aprobación y publicación se llevará a cabo ya en 2021. Su objetivo, según el presidente de ADAC, Vicente Hita, es “captar el mayor número de proyectos empresariales y facilitar que se puedan implantar en nuestra comarca con las mayores facilidades posibles”. Toda la información está disponible en sus redes sociales.

En Sigüenza, el Ayuntamiento acaba de reeditar su línea de ayudas para pymes y autónomos del comercio, la restauración y la hostelería, los más afectados por la pandemia en la ciudad del Doncel. La localidad, que vive del turismo nacional e internacional, ha visto como los confinamientos han reducido la actividad este otoño, después de que sorprendentemente el verano les fuera mucho mejor de lo esperado. “Desde la municipalidad, estamos haciendo todo lo que podemos para favorecer, de manera efectiva y desde el primer minuto, a nuestros empresarios ante este nuevo revés”, afirma su alcaldesa, María Jesús Merino. El Ayuntamiento ha puesto nuevamente a disposición de los comerciantes y empresarios de Sigüenza, de forma gratuita, la plataforma online www.segontiared.com, donde los comerciantes que lo deseen pueden incluir su oferta para llevar a domicilio, y servirla. Asimismo, también va a promocionarse online el portal y se va a reforzar su presencia en los medios con la campaña ‘Siente y saborea el otoño en Sigüenza’. La ciudad acaba de recibir la distinción de mejor destino turístico de la región, y se va a beneficiar de 1.4 millones de euros de la mano del Plan de Turismo Sostenible. Por otro lado, la declaración del IX Centenario como ‘Acontecimiento de Excepcional Interés Público’ se incluirá en los próximos Presupuestos Generales del Estado. “Estas tres magníficas noticias van a significar  la llegada de oportunidades para los seguntinos. Hablamos de proyectos que nos deben ayudar a mantener el optimismo y la ilusión, ahora, en estos momentos tan duros”, explica la alcaldesa.

En Marchamalo, la propietaria del Mesón Mateos no ha dudado en solicitar ayudas para sacar adelante su establecimiento, severamente afectado por el confinamiento y la situación derivada de la pandemia. Con una clientela asentada y fiel a su café matutino, el aperitivo y a pleno rendimiento de la mañana a la noche, Georgeta Candrea, cuenta que el pasado marzo, una vez se hizo público el primer contagio en la localidad la alarma provocada hizo que “de repente pasamos a que no entrara nadie“, cuenta. Y explica que han logrado salir adelante porque “el Ayuntamiento nos ayudó muchísimo. No nos cobró la terraza, nos dejó ampliar el espacio…”. Abiertos desde 2017, el Mesón ha llegado a tener en nómina hasta a siete trabajadores, hoy son cinco y su propietaria no duda en afirmar que le deben mucho al equipo municipal de la localidad por todo el apoyo moral y económico que les han proporcionado en estos meses tan complicados. Y también a sus clientes, que se han volcado con su establecimiento y no les han dejado caer. Georgeta solo tiene buenas palabras y un sincero reconocimiento para el pueblo de Marchamalo. Y pese a todo, en estos momentos, con el aforo reducido, la barra cerrada y sin ninguna reserva a la vista de cara a la Navidad, cuando otros años por estas fechas ya tenían la agenda cerrada, la situación se les presenta complicada. Perdida también la franja nocturna, mientras los vecinos les apoyen, están dispuestos a aguantar. La ubicación de este negocio familiar es la mejor baza, frente a una amplia plaza que les permite mantener abierta una terraza de proporciones generosas, lo que más valoran los clientes hoy día para poder mantener las distancias. Eso y una higiene estricta, limpieza constante de las mesas, ventilación y todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad del personal y los parroquianos. “Nosotros estamos más expuestos que los médicos –explica Georgetapero nadie de nuestro personal se ha contagiado, y nuestros clientes tampoco. La hostelería es segura”. De momento, en el Mesón Mateos viven al día y confiesan que es difícil planificar más allá del corto plazo. Mientras el Ayuntamiento de Marchamalo les respalde y sus vecinos continúen confiando en ellos, ahí estarán, con las puertas abiertas.

Como ellos, muchos pequeños empresarios de todos los sectores que conforman el tejido empresarial y social de la provincia de Guadalajara están recibiendo el apoyo de las administraciones locales, las más cercanas y las más involucradas en el día a día de cada localidad. Las diferentes líneas de ayudas son medidas extraordinarias pero muy necesarias y cuyos resultados están ligados al mantenimiento de la actividad económica donde nadie más llega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .