Atruena el feminismo en marcha

Por Plataforma Feminista de Guadalajara (*)

thumbnail (1)

El 25 de octubre, la Plataforma Feminista de Guadalajara incansable en su lucha por la Igualdad, inició una Acción a nivel Estatal que lleva por nombre “FemiRae: María Moliner sabría lo que hacer”.  Dicha Acción va dirigida a la Real Academia Española (RAE) y encaminada a que el Diccionario de la Lengua Española (DLE) sea más igualitario.  

¿Y por qué el 25 de octubre? Hace diecisiete años que el Consejo de Europa y la Comisión Europea decidieron conmemorar el Día Europeo de la Justicia cada 25 de Octubre. ¿Y qué dice la RAE al respecto de la Justicia?: “1. Gral. Principio constitucionalmente consagrado como valor superior del ordenamiento jurídico en el que confluyen los de razonabilidad, igualdad, equidad, proporcionalidad, respeto a la legalidad y prohibición de la arbitrariedad, ya que, según los casos, se identifica con alguno de estos otros principios”. ¿Y al respecto de la igualdad? “3. f. Principio que reconoce la equiparación de todos los ciudadanos en derechos y obligaciones”

¿Y por qué María Moliner sabría lo que hacer? Sencillo. María Juana Moliner Ruiz (1900-1981), lexicógrafa y apasionada bibliotecaria que defendió en su Diccionario de Uso del español (DUE), publicado en 1966-1967, una definición valiente del feminismo: “La doctrina que considera justa la igualdad de derechos ENTRE hombres y mujeres. Movimiento encaminado a conseguir la igualdad”. Definición muy diferente a la que consideró el Diccionario de la Real Academia del momento: “La ideología que defiende que las mujeres deben de tener los mismos derechos QUE LOS hombres”. 

¿Y por qué la RAE? Porque si una palabra no existe en nuestro diccionario oficial, a pesar del uso extendido en la sociedad, nunca alcanzaremos la Igualdad entre las personas que la conforman. Porque María Moliner nos decía que: “El diccionario de la Academia es el diccionario de la autoridad” Y como autoridad esperamos que tenga en cuenta y estudie los puntos que exponemos como discriminatorios, sexistas y faltos de lógica en la lengua al uso de este siglo. Hemos hecho hincapié en que tal y como figura en el Informe RAE de 16 de enero de 2020, en su punto 1. 2, dentro de sus tareas no está la de “impulsar, dirigir o frenar cambios lingüísticos de cualquier naturaleza”, ya que los cambios “que han triunfado en la historia de nuestra lengua no han sido dirigidos desde instancias superiores, sino que han surgido espontáneamente entre los hablantes”

Desde la Plataforma Feminista de Guadalajara, sabedora de que el lenguaje es la forma más eficiente de la comunicación humana y de que el pensamiento no es algo que se genere en solitario, las mujeres feministas iniciamos esta Acción de pensamiento colectivo a nivel estatal. Un siglo atrás María Moliner Ruiz tuvo que hacer ese esfuerzo extraordinario de pensar ella sola un diccionario, y lo hizo así por las circunstancias que generó el franquismo al condenar al ostracismo más oscuro a las mujeres del Liceo Club y de la Residencia de Señoritas de María de Maeztu: ocultación de sus trabajos, incluso destierro obligado por considerarlas peligrosas o apartamiento de cualquier responsabilidad o función política o social. Un siglo después, María Martín Barranco, licenciada en Derecho y especialista en intervención social con enfoque de género, pone a nuestro alcance un libro “Ni por favor NI por favora” donde nos ofrece un exquisito menú de palabras voluntariosas para que aprendamos a hablar con lenguaje inclusivo sin que se note demasiado.  Al comienzo de este libro, en una llamada de atención, se nos comunica que el mismo está escrito íntegramente con lenguaje inclusivo, que las autoridades lingüísticas advierten de que esto puede afectar “gravemente” a su comprensión. Pues bien, todo lo contrario, el libro ha sido esclarecedor, y hoy lo consideramos un Manual de Uso Práctico (MUP) de donde coger palabras y hacerlas llegar a la Real Academia para que incluya, modifique, elimine del diccionario del procomún y que nuestro Diccionario de la Lengua Española (DLE) deje de pertenecer a las élites y sea propiedad de todas y todos.

Todas las que suscribimos esta Acción, plataformas, asociaciones, centros de la mujer y personas individuales, en nuestra lucha por la Igualdad, queremos animar y ayudar a la Academia a revisar y modificar, incluso eliminar, cualquier atisbo de prejuicio contra la mujer, por justicia; nuestro Diccionario debe marcar la diferencia en el siglo XXI como lo marcó un siglo antes el de María Moliner Ruiz. La Academia debe ayudar a que esas voces dictadas desde la supremacía masculina, en las que la mujer sale malparada o subordinada, desaparezcan de la oficialidad de nuestra lengua. Pedimos que sea testigo y recoja los cambios refrendados mayoritariamente por la comunidad hablante de la lengua española. Si la sociedad sigue siendo machista ayuda mucho que lo sea su lenguaje.

Nuestras peticiones de cambio sugeridas a la RAE son 8 puntos expuestos como detallamos a continuación:

  • Incluir las marcas de “sexista” y “discriminatorio” y añadirlas en aquellas definiciones o acepciones que corresponda.

Hay términos en nuestro idioma que tienen esa connotación y conocerlo es de gran utilidad para las personas que los emplean.

  • Revisar y añadir marcas de “sexista”, “discriminatorio” o “en desuso” a los “duales aparentes”: 

Zorra/o, perra/o, golfa/o, lagarta/o, fulana/o, gobernanta/te, mujer pública/hombre público…

Para las personas hispanohablantes es útil y justo conocer que algunas acepciones de estos términos (en concreto las femeninas) son sexistas.

  • Revisar los más de 150 sinónimos de prostituta, añadiendo las marcas antes mencionadas. 

Por ejemplo: “Pelota: 8. f. coloq. prostituta.” O “Hurgamandera: prostituta”.

Para cualquier persona está claro que dichas acepciones están en completo desuso, además de ser sexistas.

  • Revisar las definiciones asimétricas.

Por ejemplo: Cunnilingus y felación

Cunnilingus: Práctica sexual consistente en aplicar la boca a la vulva.

Felación: Práctica sexual consistente en la estimulación bucal del pene.

Si una felación es una “estimulación”, un cunnilingus también lo es. Y así en muchas otras definiciones.

  • Revisar las ausencias e incluir palabras o expresiones que sí se usan y tienen una perspectiva de género.

Por ejemplo, incluir “Lenguaje sexista”, “Violencia de género”, “Techo de cristal” o “Trata de personas”.

Las palabras que aquí proponemos son solo un ejemplo de palabras cuyo uso está ampliamente extendido y no figuran en este diccionario. 

  • Revisar los ejemplos que ilustran una palabra, desde una perspectiva de género. 

Por ejemplo: “Trapos”: 8. m. pl. coloq. Prendas de vestir, especialmente 

de la mujer. Todo su caudal lo gasta en trapos.

  • Revisar la definición de “Hombre”. 

Hombre: Ser animado racional, varón o mujer. El hombre prehistórico.

Esta acepción permite formular la siguiente frase “Mi madre es un hombre listo”, lo que parece un sinsentido.

  • Ordenar la aparición de palabras alfabéticamente. La “a” va antes que la “e” y antes que la “o”.

De manera que en vez de aparecer “Maestro, a”, debe aparecer “Maestra, o”. O en vez de “Practicante, ta” aparecer “Practicanta, te”.

Seguimos estudiando el diccionario y seguimos teniendo mucho que cambiar: discriminatorio es que “pimpollo”, según el DLE, sea un niño o joven especialmente guapo, agraciado o bien vestido y no exista la niña especialmente guapa, agraciada o bien vestida “pimpolla”.

Difícilmente podremos comunicar nuestros pensamientos si nuestro lenguaje no nos representa.

Desde la Plataforma Feminista de Guadalajara nos gustaría que participarais en esta acción con vuestras aportaciones para continuar en el intento de cambiar hacia una sociedad igualitaria. Podéis mandar correo plataformafeministaguadalajara@gmail.com

(*) La Plataforma Feminista de Guadalajara es una organización horizontal, asamblearia y no mixta, abierta a la participación de todas las mujeres. Comienza su activismo en marzo de 2017 con la organización de las Primeras Jornadas Feministas y apoyando la convocatoria de Mujeres Libres del 8M. Su objetivo es alcanzar la igualdad real y la eliminación de la violencia de género, a través de la organización colectiva horizontal y la visibilización de la lucha de las mujeres, así como la lucha contra todas las formas de opresión; la denuncia y la defensa ante estas situaciones en todos los ámbitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .