Noche de paz

Por Sonsoles Fernández Day

Oh Blanca Navidad, sueño

Se celebró el Sorteo de la Lotería de Navidad y la provincia de Guadalajara lo vio pasar de largo un año más, sin recibir ningún premio importante. Los aficionados a las crónicas habían sacado a relucir que hace 50 años tocó el gordo en la Administración número 1 de la Calle Mayor, y fue entonces muy celebrado por estar muy repartido. Era una excelente ocasión para que se repitiera la suerte, pero no ha ocurrido. Que toque la lotería es muy raro, aún así, nos dejamos llevar por la ilusión al meter el décimo en la cartera … La frase recurrente por excelencia cuando no toca es: ‘No pasa nada, lo importante es tener salud’. Este año al pronunciarlo se nos ponen los pelos como escarpias. Son tiempos en que la salud vale mucho más que nunca.

Belén, campanas de Belén, que los ángeles tocan ¿Qué nueva me traéis?

Y ayer, sin esperarlo, parece que nos tocó un premio. Al finalizar la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, fuentes de Gobierno de Castilla-La Mancha informaban que la primera vacunación contra el coronavirus en España se realizará en Guadalajara el próximo domingo 27 de diciembre. Será en la residencia Los Olmos, ya que está libre de casos de coronavirus, requisito necesario. Los primerísimos afortunados son un trabajador del centro y después una residente. En seguida toda España sabrá la cara que ponen al recibir el pinchazo. Me pregunto si la estarán ensayando, porque van a pasar a la historia.

‘Arre borriquito, arre burro arre. Arre borriquito, que llegamos tarde

Aunque la campaña de vacunación comience en Guadalajara, no tengan prisa en remangarse, que aún queda tiempo para que el reparto vuelva por la provincia. El ministro Salvador Illa ha reconocido que la campaña de vacunación ‘va a durar meses’ por su alto nivel de complejidad.  Recuerden que son dos dosis y que se debe conservar a -70 grados.

Sin embargo, también asegura Illa que ‘estamos preparados y este es el principio del fin’. Me suena que eso lo dijeron en julio, y tras un verano algo relajado, en octubre se estaban tomando medidas con idea de ‘salvar la Navidad’. Ahora los expertos pronostican que las celebraciones navideñas nos llevarán de cabeza a un duro enero de contagios y restricciones. Desafortunadamente, el décimo que repartía sentido común también ha pasado de largo.

A tu puerta hemos venido 400 en cuadrilla, si quieres que te cantemos, saca cuatrocientas sillas

Los tradicionales vermús que se organizan por toda la ciudad los días 24 y 31 están este año prohibidos. No es el momento de calles abarrotadas de gente bebiendo y de fiesta. Alberto Rojo, alcalde de Guadalajara, ha avisado de que la Policía Local actuará si es necesario.

‘Salvar la Navidad’ no es no perderse una juerga. Hemos dejado atrás muchas fiestas este 2020 como para no saber renunciar a otra. Ojalá prime la responsabilidad y la cuota de descerebrados no sea muy elevada.

La paradoja está en una paralela invitación a salir a las calles, el reclamo de la iluminación navideña, (creo que se nos ve desde la estación espacial), lo mucho que se consume en estas fechas, y que haya gente por todas partes. Pasó a la historia el #Quédateencasa, sin embargo ahí sigue el coronavirus haciendo de las suyas.

Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad, saca la bota María que me voy a emborrachar’

Desde hoy, entran en vigor las medidas aprobadas para las celebraciones navideñas en Castilla-La Mancha. El toque de queda se retrasa a las 00.30 y se permiten las reuniones familiares de hasta 10 personas. Se recomienda que estos encuentros se compongan de miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia. El cierre perimetral de la región queda abierto a familiares y allegados.

Ese es el resumen de lo decretado ayer 23 de diciembre. Sabemos que puede cambiar.

El martes, la provincia de Guadalajara registraba 120 nuevos casos de Covid-19 y 2 fallecidos. Castilla-La Mancha supera los 300 casos por 100.000 habitantes y hemos subido al puesto número cinco detrás de Baleares, Madrid, Valencia y Extremadura. Con lo bien que estábamos entre los últimos. Si la situación empeora, endurecerán las restricciones. Tercer asalto. El bicho venga a darnos de bofetadas y no aprendemos.

Noche de paz, noche de amor

La mayor preocupación general era saber el número de comensales autorizados a reunirse a la mesa navideña. Cuando escuchaba las encuestas en televisión y a la gente contestar: ‘A ver si nos dicen lo que podemos hacer’, me movía entre la pena y el alucine. Nadie se quiere dividir o separar de los suyos, pero todos deberíamos conocer dónde están los límites y los riesgos.

Esta noche podríamos pensar en las sillas vacías. Las que no van a volver a ocuparse. Brindar por la salud, y recordar a los que la perdieron de golpe.

Los que estemos juntos, brindaremos por los ausentes. A unos, nunca los volveremos a ver. Para los otros, se guardarán los abrazos aplazados, que ya van siendo demasiados.

Nada hay de malo en una Stille Nacht, Silent night, Noche de paz. Ya vendrán tiempos mejores.

‘All I want for Christmas, it’s you’

Y que el próximo año no nos falte nadie. Ni música y alegría.

Salud para todos. Feliz Navidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.