De mantita y peli

Por David Sierra

Que suerte la mía. He pasado tres días, como diría Teodoro desde su sofá con móvil en mano y twitter echando humo, ‘de mantita y peli’. Mientras las máquinas quitanieves se afanaban por despejar, en plena tormenta, las carreteras en las que habían quedado atrapados cientos de ciudadanos a los que el temporal, y porque no decirlo, las exigencias de una sociedad en las que el trabajo está por encima de cualquier catástrofe natural o de cualquier otra índole, no les dio oportunidad de refugiarse a tiempo ante lo que ya habían advertido los meteorólogos que se avecinaba. El ‘hombre del tiempo’ ya no es el de antaño, y casi nunca falla.

Al calorcito de una buena taza de chocolate, de ese tetrabrick que sobró del Día de Reyes, desde la ventana viendo los copos caer, llegaban imágenes, algunas preciosas, otras desde la pantalla en el interior de una cabina de camión, llamando a la precaución mientras las cuchillas se abrían paso por el empalme del pueblo al que ya no se podría ir ni tan siquiera con cadenas. Siempre priorizando, allí donde les llaman. Sin apenas descansos, a turnos mientras en las redes sociales ponen en cuestión su trabajo aquellos que consideran que sólo son importantes aquellas carreteras por las que habitualmente transitan. Y se quejan de que no despejen su puerta para salir a comprar el pan antes de que se agoten las existencias.

Excavadora abriendo el paso a una calle en el municipio de Taragudo.

Sin duda, la nieve no ha afectado a todos por igual. En Guadalajara, las críticas al Consistorio llegan a diestro y siniestro cuando las instantáneas de la nevada y los paseos entre bolazos de nieve han dejado de ser divertidos. Cuando el cielo despejado nos hace retornar a esa realidad que nos invita a quitar ahora todo lo caído y hacer frente a sus consecuencias. Vecinos concienciados en que la situación hubiera desbordado a cualquiera en la gestión y tomando la iniciativa de ayudar frente a aquellos que piensan que las administraciones pueden, con un chasquido de dedos, solucionar este tipo de entuertos. La nevada ha entrado de lleno a paladas en el enfrentamiento político con unas directrices tan claras como la propia nieve.

Cuando los recursos son finitos, quienes gobiernan han de priorizar. Y es ahí donde la discusión se puede llevar a cabo sin el incentivo del ‘populismo’. Es obvio que una de esas prioridades es la de garantizar el movimiento por las vías esenciales, es decir, aquellas que conectan hospitales y los suministros básicos. Lamentablemente, los votos han contado en estas decisiones por encima de las situaciones. Y mientras los grandes núcleos poblacionales han contado con manos de ayuda a raudales, otros en cambio se han visto relegados al ostracismo que antes del temporal ya manejaban mediante el discurso de la despoblación. Los pequeños municipios que han quedado incomunicados, incluso durante varios días, se quejan con la boca chica de la ausencia de medios cuando su situación debiera de haberse considerado como prioritaria. Y como siempre, la anécdota contribuye a atemperar ese estado de indignación.

Al fin y al cabo y afortunadamente, temporales como éste no suceden a diario. Diputación alardea con el número de máquinas utilizadas y pone en valor la premura en despejar la red provincial a pesar de los contratiempos. En la capital, mientras tanto, el Consistorio acapara medios y pide la intervención de la UME con el propósito de abrir los colegios. Como si de un incendio se tratase, más allá de la cantidad de herramientas utilizadas para sofocar las llamas, ha faltado, como casi siempre en estos casos, una mayor previsión y prevención que, por lo general, permite minimizar daños y costes. Sin embargo, cuando la responsabilidad no se tiene siempre se puede elaborar mejor crítica desde el sofá, con una buena peli y cobijado en una confortable mantita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .