La Universidad que queremos

Puerta de acceso al campus de Las Cristinas de la UAH. // Foto: lalunadelhenares.com

Por Juan Palomeque Torres.

Esta semana al pasar por la Avenida del Ejército en el bus que me suele llevar de vuelta a casa después de pasar la mañana en clase he visto que por fin hay un cambio de cierta enjundia en Las Cristinas. Parece que la sustitución de la histórica valla verde por una de color metalizado que cierra el perímetro del campus de Las Cristinas va a ser el cambio definitivo que nos va a hacer caer en la cuenta de que las obras del futuro campus de la Universidad de Alcalá (UAH) son ya una realidad palpable. Por el momento el tramo sustituido alcanza unos escasos metros, pero lo cierto es que, al menos subjetivamente, ese trozo de valla sustituido hace que el proyecto del campus de la UAH en Guadalajara haya dejado de parecer una mera ilusión para tomar consistencia y apariencia de realidad.

También es cierto que desde hace aproximadamente un año hay un cierto impulso mediático alrededor de las obras del campus que nutre puntualmente de información a los medios locales. De cualquier manera, siendo cuidadosos a la hora de juzgar los hechos, hay que puntualizar que las obras en Las Cristinas empezaron a finales del 2020 si bien las actuaciones que se empezaron a llevar a cabo en tales fechas se ocuparon de trabajar en aspectos que quizá son de un impacto poco vistoso para los ciudadanos. A pesar de los pesares, por fin parece que podemos estar orgullosos en Guadalajara de que ese proyecto tantas veces aplazado que es el de la construcción de un nuevo campus de la UAH se haya empezado a ver materializado. Han sido años de amargos sinsabores y dejadez política, así que, justo ahora que parece que la cosa marcha, no es momento de ponerse exquisito y empezar a reprochar la pasividad que han venido mostrando durante prácticamente 15 años las distintas administraciones responsables de sacar adelante este proyecto. Para la posteridad quedará el misterio de saber por qué durante la Presidencia regional de Cospedal y la alcaldía de Antonio Román se decidió tirar a la basura el dinero público invertido en pagar el proyecto arquitectónico de campus en el Polígono del Ruiseñor. Curiosamente, de esa época de «eficacia» en la gestión de los recursos económicos viene también la histórica paralización de unas obras de ampliación del Hospital de Guadalajara que han llevado a que todavía en 2021 haya que estar poniendo plazos de finalización a unas obras que deberían haber sido completadas en 2013.

Respecto al emplazamiento del futuro campus de Guadalajara me gustaría compartir una reflexión que no he leído ni escuchado al preparar este artículo. No sé si es pecar de utopismo, pero me pregunto por qué en este proyecto de campus en Las Cristinas nunca se ha barajado incorporar los terrenos del Archivo General Militar de Guadalajara que lindan tanto con el colegio de Las Cristinas como con la Escuela de Magisterio. Al ser estos unos terrenos bastante amplios y estar localizados en tan buen lugar imagino que para el Ejército son unas dependencias especialmente valiosas. Pero, de cualquier manera, lo que me sorprende es no haber podido encontrar información en prensa que diese cuenta de algún tipo de propuesta en este sentido. Haber conseguido incorporar esos terrenos del Ejército al nuevo campus hubiera supuesto poder conectar de manera mucho más natural Las Cristinas con la Escuela de Magisterio.

El proyecto es el que es y las cosas son como son. Lo que toca es hacer balance de las cosas buenas de las nos vamos a beneficiar como ciudad y dejar de lado las que podrían haberse planteado mejor o con más celeridad. No me voy a dedicar a reproducir los datos que el lector ya conoce o puede consultar fácilmente en la prensa local. Pero sí me gustaría compartir algunas reflexiones personales. En primer lugar, ganará Guadalajara cuando este proyecto se materialice generando oportunidades de futuro para que las próximas generaciones de estudiantes de nuestra provincia tengan a su alcance un entorno universitario de calidad. Por otro lado, juntar en el mismo espacio todas las carreras que actualmente imparte la UAH en Guadalajara más otras de nueva implantación y dotar a nuestra ciudad de un verdadero complejo universitario supone mejorar enormemente la situación en las que nos encontramos en la actualidad. Va a ayudar este campus a revitalizar el casco histórico de la ciudad, y junto con la remodelación de la estación de autobuses que también se plantea realizar se abre la posibilidad de llevar a cabo un lavado de cara bastante atractivo en esta zona de la ciudad. Por tanto yo creo que la reflexión final es clara si tenemos en cuenta todos los ámbitos en los que la ciudad va a salir beneficiada gracias a la creación del campus de Las Cristinas. Esta apuesta de la UAH por el campus de Guadalajara se hace progresivamente más ilusionante según va tomando forma, y lo que sería aconsejable en este momento para no reventar la tendencia que se está generando, es ser pacientes con las obras que desde finales del año pasado esta vez parece que por fin sí se están llevando a cabo.

Desgraciadamente me veo en la obligación de cerrar este artículo anunciando que esta entrada es la última que publico como colaborador de los viernes en El Hexágono. A partir de la próxima semana llega una nueva firma de los viernes que va a seguir procurando que el periodismo local crítico de Guadalajara siga encontrando en El Hexágono un espacio desde el que expresarse. Por mi parte, debo decir que durante los casi cuatro meses que he permanecido en El Hexágono he tratado de aportar un trabajo que en líneas generales se puede valorar más o menos acertado, pero lo que nunca traté de poner en cuestión fue mi compromiso con una labor periodística honesta que trata siempre de dar lo mejor de sí. En ese sentido, creo que haberme comprometido con un punto de vista que trata de cuestionar siempre en clave crítica la información que acontece en nuestra provincia es la experiencia más gratificante que me llevo de mi paso por el blog. Por último, no quería despedirme sin saludar y agradecer a toda la comunidad hexagonera la cálida acogida y el apoyo recibido durante estos meses.

¡Gracias por todo y hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .