Cada árbol cuenta

Por David Sierra

Hay iniciativas que, por pequeñas que puedan parecer, tienen especial trascendencia en el medio rural y pocas o raras veces se destacan lo suficiente en tribunas como ésta u otras de similar apariencia. Una de esas ideas que lleva ya varios años materializándose con éxito es la puesta en marcha por la Diputación Provincial de Guadalajara consistente en la entrega gratuita de árboles a los municipios de la provincia para su plantación allá donde consideren oportuno.

Plantación de árboles en Heras de Ayuso.

Este año, la cifra entregada, según informaba la Institución Provincial, ha sido de dos millares de ejemplares repartidos en 200 municipios de la provincia, casi mil menos que el pasado curso, aunque hay que tener en cuenta que la situación de pandemia ha puesto freno a muchas actividades y ésta también ha quedado influenciada por el coronavirus. No obstante, en esta ocasión la importancia de que el proyecto no haya sucumbido manifiesta una declaración de intenciones por la apuesta de contribuir a que nuestros municipios mantengan sus espacios verdes con savia renovada.

Generalmente, los ayuntamientos que solicitan la cesión de estos árboles tienen como principal objetivo llevar a cabo no sólo una plantación al uso, sino enmarcarlo en una actividad de contenido medioambiental que permita a la población integrarse e involucrarse en torno a ella, promoviendo al mismo tiempo la concienciación por el respeto a la naturaleza muy especialmente enfocada en los menores que suelen disfrutar al máximo enterrando las raíces de los nuevos ejemplares y viéndolos crecer después. Es el denominado ‘Día del Árbol’ que, poco a poco, ha ido calando de manera importante en los habitantes de estos lugares.

Para proceder a las plantaciones de las especies proporcionadas en esta edición los pueblos han tenido que esmerarse con ideas imaginativas dadas las complicaciones para congregar a los vecinos en torno a esta actividad ante los distanciamientos sociales para evitar los contagios por Covid-19. Organizar la jornada en grupos reducidos, seleccionar varias zonas de plantación y distribuir a los interesados o prolongar las plantaciones durante varios días han sido algunas propuestas que han permitido llevar a cabo la jornada.

Por otro lado, en esta ocasión la celebración de este acontecimiento ha permitido, de alguna manera, a muchos de los municipios que se vieron afectados por el temporal Filomena a principios de año con destrozos importantes en buena parte de sus espacios verdes, repoblarlos e iniciar las tareas para recuperar las zonas dañadas por el viento y la nieve.

Al margen de los beneficios medioambientales que aporta con la inclusión de especies autóctonas que en muchos casos estaban en trámite de desaparición, el programa es realmente eficaz para favorecer la integración de los habitantes del medio rural, más aún si cabe en aquellas zonas en las que la inmigración ya supone un porcentaje importante e incluso supera con creces a la población autóctona; o en aquellos lugares que están experimentado, en un goteo continuo, la llegada de nuevos vecinos procedentes de las grandes urbes en busca de esa nueva calidad de vida asociada al medio rural que el confinamiento ha afianzado.

No obstante, perpetuar el programa de la Diputación o simplemente mantenerlo sin dotarle de innovación podría cavar su propia tumba. El hecho de que cada vez sean más los municipios que se suman a él y que de alguna manera permite involucrarles, debería ser suficiente para que pudiese aportar otros beneficios sociales como la empleabilidad para el mantenimiento y la conservación de estas zonas o en lo relativo a la formación y el conocimiento. Y quizá con las nuevas aportaciones procedentes de los fondos europeos para el medio rural está línea de trabajo tan escasamente explorada pueda repercutir de manera eficaz en la creación de empleo y fijación de población si las administraciones locales y la provincial consiguen aunar sus fuerzas en un marco favorable para la generación de planes específicos en esta dirección, no sólo enfocados en la iniciativa pública, sino también en la empresarial. Se trataría, en definitiva, de ir poniendo en tierra las consideraciones que permitan a las generaciones venideras afianzar unos modelos de desarrollo más sostenibles con el medio ambiente, con el entorno que nos rodea y más efectivos en la lucha contra el cambio climático donde cada acción, al igual que cada árbol que plantamos, cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .