Mercadona, más cerca de abrir en Santo Domingo

Por Gloria Magro

1584805116_643243_1584805208_noticia_normal_recorte1

Foto: Cadena SER Guadalajara.

Más de un año después de que se hiciera público que Mercadona había puesto sus ojos en el emblemático local del Edificio España, en la plaza de Santo Domingo, los vecinos del inmueble y la principal empresa española de distribución ultiman el acuerdo que permitirá la apertura de un nuevo establecimiento en Guadalajara. Si todo va bien, en las próximas semanas podrían cerrarse las negociaciones y si no hay más imprevistos, los bajos de este inmueble volverán a acoger una gran superficie comercial. Se trata, sin duda, de nueva oportunidad para que lo que se considera el kilómetro cero de la ciudad recobre el empuje que tuvo en su día, aunque de momento no haya fecha de apertura, ni la enseña valenciana quiera dar más datos.

Desde Mercadona confirman su interés en esta localización y también que continúan las negociaciones con los propietarios, que de momento siguen sin aprobar por unanimidad la propuesta que les ha hecho llegar la empresa de alimentación. De llegar a un acuerdo, los propietarios del inmueble -que no de los locales donde se ubicaría Mercadona, que pertenecen a día de hoy a la sociedad Ofelia Iberia S.L.U.-, obtendrían mejoras de acondicionamiento y adecuación en el edificio por un total de 414 mil euros, algo percibido como sumamente ventajoso por la mayor parte de los vecinos y que, sin embargo, no termina de convencer a todos.

En la última reunión, celebrada hace unos días, un grupo minoritario de residentes del portal ubicado en la calle Capitán Barberán, se opuso a la firma aduciendo las molestias que les ocasionaría especialmente a ellos la carga y descarga de mercancías. En la actualidad y desde hace más de un año, esa calle permanece cortada al tráfico por las obras en la cercana Clínica Sanz Vázquez. Para superar este obstáculo, Mercadona se ha ofrecido a programar la llegada de camiones en una determinada franja horaria y el Ayuntamiento, por su parte, haría las modificaciones urbanas necesarias para lograr el acuerdo, compromiso que ha hecho llegar a los vecinos. Según explican desde la empresa, hasta que los propietarios no den su permiso no habrá un proyecto definitivo, ni tampoco fecha prevista de apertura. Llegados a este punto, la comunidad dejará en manos de un conocido abogado local el resto de negociaciones, que se espera no se prolonguen más allá de principios de verano.

Con todo el proyecto pendiente de un acuerdo, Mercadona no quiere desvelar aún el futuro de su actual local en la calle Capitán Arenas y de hecho, uno de los principales escollos para la apertura en la plaza de Santo Domingo es la falta de un espacio de aparcamiento subterráneo, algo con lo que si cuenta en su actual ubicación, la más céntrica que tienen en Guadalajara. Ni Galeprix, ni Simago, los dos supermercados ligados a la historia sentimental de la ciudad, contaron en su día con parking propio y lo cierto es que se desconoce como se va a solventar esta carencia. El actual aparcamiento bajo la plaza de Santo Domingo es una concesión municipal de dos plantas que también cuenta con plazas en propiedad pero no tiene acceso directo desde los locales comerciales del Edificio España. Tampoco cuenta con un ascensor como dicta la actual legislación vigente, ni accesos adaptados a personas con movilidad reducida. Una vez den comienzo las obras del nuevo Mercadona, los propietarios de las plazas, en el piso inferior, deberán desalojarlo mientras duren las mismas, lo que ya les ha sido comunicado y que lleva a pensar que Mercadona ha previsto algún tipo de solución que de momento se reservan. Una opción podría ser la instalación de un ascensor exterior con salida a la plaza, para lo que se debería de contar con el beneplácito de los técnicos municipales al tratarse de un espacio público.

El acuerdo que permitiría la llegada de esta nueva gran superficie al corazón de la ciudad se firmará por un periodo de 15 a 20 años, hará necesaria la instalación de una gran chimenea de salida de humos que salve las diez plantas del Edificio España por su patio central y requerirá también del beneplácito del propietario del local adyacente, el Banco de Sabadell y de las sociedades que controlan los locales de la entreplanta, aunque los vecinos no creen que esto último presente dificultad alguna.

IMG_4653

Nueva Alcarria, 1992. Configuración de la nueva Plaza de Santo Domingo.

En la actualidad y desde que el último supermercado cerrara allí sus puertas hace ya algunos años, la plaza de Santo Domingo se ha convertido en un mero lugar de tránsito hacia la calle Mayor, un espacio amplio pero sin ninguna personalidad donde celebrar concentraciones ocasionales en fechas señaladas e incluso mercadillos. Su configuración actual, que data de principio de los años 1990, inauguró la era del hormigón en Guadalajara. En su caso debido a la construcción del aparcamiento subterráneo que determinó la estética actual de la superficie, aunque en defensa de sus promotores municipales haya que decir que el Ayuntamiento en aquel momento encargó el proyecto a los mejores arquitectos, recurriendo a un estudio catalán en plena vorágine por los Juegos Olímpicos de Barcelona. No se reparó en materiales o presupuesto y la ejecución corrió a cargo de la empresa Cubiertas, entonces una de las mejores de España. Treinta años después, y sin grandes modificaciones posteriores, Santo Domingo es un batiburrillo de edificios de diferentes épocas, de estilos arquitectónicos diversos y también, una vez más, de solares. Pasado y presente se dan la mano en este espacio abierto como no lo hacen en ningún otro lugar de la capital y el resultado es poco digerible. Solo las pérgolas dotan de sombra y refugio a los viandantes y añaden algo de color al conjunto.

El Ayuntamiento de Guadalajara tiene previsto dar a conocer próximamente el plan de renovación del Casco Histórico que incluiría la mejora de las plazas hormigonadas, según anunció la concejal y segunda teniente de alcalde Sara Simón en el último pleno municipal. Para la responsable municipal, mejorar el centro de la ciudad va a ser “un reto apasionante”, en declaraciones a El Decano de Guadalajara. La de Santo Domingo es sin duda la que más ha acusado el paso del tiempo y también la más necesitada de una actuación integral que logre integrar todo el conjunto, más allá de la superficie sobre el aparcamiento, la mas transitada

El plan municipal para el Casco Histórico es trasversal y en dos fases, a corto y largo plazo, con un gran paquete de medidas “que se podrán ir desarrollando en los próximos meses, incluso hay algunas que ya se están desarrollando y otras que tendrán un calado mayor y que implicarán que se puedan desarrollar en los próximos años”, según Sara Simón. Para ello, este año se han presupuestado cien mil euros distribuidos “en muchas áreas en las que afecta y en las que se va a tomar medidas para poder implementar este plan de revitalización del Casco Histórico. Estamos hablando de la cultura, del ocio, de medidas fiscales, urbanismo, limpieza, medio ambiente…hay muchas partidas del presupuesto municipal que afectan directamente al Casco y que desde luego tendrán su respaldo en este plan de revitalización“. La primera medida, ya tomada, han sido las bonificaciones a los propietarios en el ICIO -Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras-, en el primer año de legislatura dirigido a nuevas construcciones ya que, como afirma la concejal socialista “está bastante envejecido, sus construcciones están bastante envejecidas y, por tanto, sí que quisimos bonificar a aquellas personas que quisiesen adaptar sus viviendas siempre dentro de mejoras, como por ejemplo energéticas“, con el ICIO.

Esta por ver si este plan de incentivos acaba mejorando el centro de Guadalajara e insuflándole nueva vida. Mientras tanto, la salida de los Juzgados hacia las afueras ha significado un duro golpe para el comercio, la hostelería y el tránsito de viandantes. Y la reciente venta del último gran edificio histórico en el inicio de la calle Mayor, el de la familia Solano, también presenta incógnitas a futuro, especialmente después de que la rehabilitación del situado junto al Casino Principal tuviera un resultado tan discutible y poco acorde con el entorno, a decir de muchos guadalajareños.

Es innegable que la llegada de Mercadona a Santo Domingo dará una nueva oportunidad a la plaza. Y si a eso se le añade algún tipo de mejora del entorno urbano, la mejorar será notable. Hay que tener en cuenta que de materializarse este proyecto se perderá un lugar de concentraciones masivas, pues la legislación local impide que una vez abra allí el nuevo supermercado la plaza pueda albergar mercadillos o actos multitudinarios, pero esta misma circunstancia dejará vía libre a los técnicos para diseñar en un futuro un entorno más humano que sustituya al hormigón actual. ¿Será algún día realidad? Esperemos que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .