La Sierra Norte define su marca de identidad

Por Gloria Magro.

Riqueza natural, espacios protegidos, patrimonio histórico y cultural de reconocido valor y además productos de la tierra que entran por los cuatro sentidos. Un amplio abanico de recursos sobre el que asentar el futuro en la Sierra Norte de Guadalajara, una comarca ampliamente despoblada pero de gran potencial turístico y económico cuyos valores singulares la identifican y diferencian. La Asociación para el Desarrollo Local de la Sierra Norte de Guadalajara (ADEL Sierra Norte *) ultima estos días el proyecto de creación de una marca de identidad comarcal distintiva que ya ha sido presentado a los empresarios, ayuntamientos y emprendedores locales y que nace con vocación de futuro.

thumbnail (16)

Alojamiento rural Cuartel del Río Dulce, Mandayona. Las posibilidades turísticas de la comarca son infinitas, tanto por su ubicación como por sus recursos naturales y gastronómicos. Foto: C.Camino

Una tarde del pasado mes de mayo en la Casa de la Cultura de Jadraque los técnicos del Grupo de Acción Local ADEL presentan la estrategia: agrupar los valores comunes del territorio, categorizarlos, darles nombre y dotarlos de una imagen conjunta que distinga con ella a los establecimientos que quieran participar en el programa. Los asistentes son representantes municipales, pequeños empresarios de hostelería y emprendedores de los pueblos de alrededor interesados en como potenciar su negocio a través de las sinergias que pueda proporcionar este nuevo proyecto trasversal e integrador.

A lo largo de varias semanas de mayo y junio la misma escena se repite por toda la comarca: Atienza, Tamajón, Sigüenza y Galve de Sorbe acogen jornadas informativas sobre la creación de la nueva marca. La iniciativa tiene como objetivo último potenciar el consumo y dar a conocer los productos de proximidad mediante la implicación de sus mejores embajadores: los propios empresarios locales. Sus negocios pueden acogerse a la marca de identidad común Sierra Norte cumpliendo paulatinamente una serie de requisitos básicos. Se trata del último proyecto vertebrador en un territorio que acusa tanto la despoblación como el envejecimiento y la falta de industria. Y donde las actuaciones que parten de las distintas administraciones necesitan de un compromiso de continuidad con la gente y el territorio que genere tanto confianza como actividad económica después de años de promesas incumplidas.

Con esta iniciativa, la Sierra Norte de Guadalajara busca poner en valor sus señas de identidad con un modelo de desarrollo sostenible basado también en la economía circular en línea con las estrategias de la Agenda 2030 y las tendencias actuales promovidas desde la Unión Europea. La idea parte de las mesas sectoriales con participación ciudadana al inicio del actual periodo de ejecución de fondos europeos por parte de los Grupos de Acción Local. Una de sus conclusiones fue la de acometer el  desarrollo de una Marca de Territorio. No es tal vez la primera vez que se pone sobre la mesa el intento de aglutinar los recursos turísticos, comerciales y productivos de esta amplia zona de Guadalajara, pero sin duda se trata del más ambicioso hasta la fecha. Y también el que mayor compromiso quiere adquirir con aquellos que se les sumen. Para ello cuentan con financiación a cargo de fondos europeos y de la Diputación de Guadalajara.

Se espera que la campaña sea una realidad el próximo otoño. La captación de pequeñas empresas locales no tiene fecha de caducidad: cualquier nueva incorporación es bienvenida en la certeza de que se trata de crear comunidad y aunar recursos. De hecho, la cautela de los emprendedores locales lleva a pensar que las adhesiones al programa de marca común serán paulatinas, una vez los interesados constaten sus beneficios. De momento se trabaja en el diseño del logotipo y en el material que exhibirán los negocios. En un primer momento se van a centrar en la hostelería, el pequeño comercio y el producto local de la Sierra Norte. En un futuro próximo quieren llegar a las empresas de actividades recreativas, un sector pujante aquí al estar ligado a los recursos naturales.

“Se trata de sacar pecho a través de lo que tenemos en este territorio”, explica Gonzalo Bravo, responsable de ADEL y alcalde de Arbancón, a los asistentes a la cita de Jadraque. Les hace ver que la pandemia por el Covid ha supuesto “un tiempo nuevo para el medio rural, nuestro último tren“. Ante la audiencia de pequeños propietarios y hosteleros Bravo hace hincapié en que la calidad hoy está en los pueblos y que la creación de una marca de identidad comarcal es un proyecto colaborativo y un compromiso que tiene que partir de la gente del territorio, en primer lugar, con el objetivo común de dar a conocer sus productos y servicios.

El principal motor turístico de la comarca de la Sierra Norte es Sigüenza (4319 hab.), donde se encuentra el mayor número de alojamientos rurales, cerca de doscientos. En el resto del territorio hay dos docenas más de negocios de hostelería. En ellos se centran los esfuerzos de los representantes de ADEL: quieren que estos pequeños negocios ejerzan de embajadores de la marca. Para ello es necesario que se comprometan a incorporar productos de Guadalajara, preferiblemente de la zona, dando a sus establecimientos señas de identidad locales y asumiendo valores de responsabilidad social y medioambiental según los estándares que demandan los consumidores y la sociedad actual. A cambio, el programa ADEL les acompañará en este camino, en muchos casos una verdadera transición hacia un modelo de negocio sostenible y comprometido con el entorno inmediato que además puede reportarles mayor actividad económica, además de la conciencia intangible de formar parte de una comunidad ligada al territorio que habitan contribuyendo a asentarla y a su desarrollo futuro.

¿Incorpora en sus platos carne GuadaNorte? ¿Incorpora panes y bollería tradicional de proximidad? ¿Cerveza Arriaca, vinos Finca Río Negro? ¿Tal vez Agua Fontvella? Quesos Castillo de Hita, aceite o miel de la Alcarria, mermeladas de elaboración propia… el local incorpora elementos arquitectónicos tradicionales, ofrecen consejo a los clientes sobre los atractivos turísticos y medioambientales de la zona… ¿Gestionan de forma eficiente los residuos, el agua, la energía? Estas son algunas de las preguntas que contiene el cuestionario presentado a los empresarios de hostelería. El referido a los comercios es similar.

Hasta la fecha, los responsables de ADEL están satisfechos con la acogida que están teniendo y con el compromiso de aquellos que han asistido a las presentaciones. “Está acudiendo gente muy comprometida“, afirma Isabelle Bancheraud, vicepresidenta de la asociación y propietaria de un alojamiento rural en Hiendelaencina (Casa Rural La Perla). “Con la marca de identidad queremos enfocarnos en el compromiso con el terreno en cuanto a eficiencia, turismo inclusivo y fomento de productos de kilómetro cero, algo fundamental en la restauración. La tendencia actual en Europa es la concienciación, la eficiencia energética, el reciclaje”, explica. Los parámetros establecidos por ADEL permitirán homogeneizar el servicio y elevar el estándar de calidad percibido por los visitantes, un trabajo a largo plazo que necesita de una continuidad que el programa y sus responsables garantizan. Todos los establecimientos que deseen adherirse gratuitamente y cumplan un mínimo de puntos recibirán el sello de Identidad comarcal Sierra Norte de Guadalajara para distinguirlos.

thumbnail (17)

El uso de productos de cercanía, su puesta a disposición del cliente de hostelería, establece lazos entre los distintos sectores económicos de la comarca. Foto: C.Camino.

El proyecto ha despertado el interés de los propietarios de negocios rurales de la zona. Carlos Puebla y su mujer, Carmen Camino regentan un alojamiento singular en lo que era el antiguo cuartel de la Guardia Civil de Mandayona. El Cuartel del Río Dulce, como se llama el establecimiento, fue subastado en su día por el Ministerio del Interior y adquirido por esta pareja con experiencia en la organización de eventos. A pesar de la pandemia, el balance a día de hoy que hacen es muy positivo. La ubicación, en las inmediaciones del Parque Natural del Barranco del Río Dulce atrae a visitantes nacionales y extranjeros, y el acceso desde la A-2 es sencillo. Cuentan con tres apartamentos completos de categoría superior comparables a un hotel de cinco estrellas en decoración y calidad de los detalles -aunque su propietaria insista en que solo se trata de un alojamiento rural-, situados dentro de una de las alas del cuartel y entorno a un patio rehabilitado que llama al relax y al sosiego. El establecimiento, que además ofrece servicios de restauración en verano, suele cosechar las mejores valoraciones en las web del sector.

Su responsable, Carmen Camino, cree que la adhesión a la marca Sierra Norte contribuirá a crear comunidad y de hecho, ellos ya ofrecen productos de cercanía en la carta y los ponen en valor de cara al cliente, al que también asesoran sobre las posibilidades recreativas de la zona. En un futuro El Cuartel del Río Dulce ofertará eventos para empresas y también fines de semana de catas de productos locales de Guadalajara, en línea con lo que promueve la marca de identidad que se está construyendo.

“La Sierra Norte tiene todos los elementos necesarios para dejar una huella indeleble en quienes nos visitan, y también para atraer a nuevos pobladores. Este proyecto tiene la misión de agrupar todos estos valores que atesora nuestra tierra, poniéndolos a trabajar de manera complementaria, unos para otros, y, a su vez, una vez consolidados, para los emprendedores”, afirma María Jesús Merino, presidenta de ADEL Sierra Norte y alcaldesa de Sigüenza. Con el logotipo a punto de ser presentado, desde el programa agradecen el interés con el que el proyecto está siendo recibido e insisten en que se trata de una construcción comunitaria con un fondo de formación continuo. Una vez sea una realidad, sin duda reportará importantes beneficios a esta zona bella y agreste de Guadalajara aún por descubrir.

(*) La Asociación para el desarrollo local de la Sierra Norte de Guadalajara tiene como objetivo el desarrollo y apoyo a medidas y acciones para mejorar la calidad de vida y fomentar la diversificación de la economía en las zonas rurales de la Sierra Norte de Guadalajara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .