Alovera Beach en las ondas

Por Gloria Magro.

Observen las dos imágenes. Cinco años después de su presentación pública, la fotografía aérea de la derecha corresponde a Google Maps y a cómo se ven aún hoy en día los terrenos de lo que será Alovera Beach. A la izquierda, la infografía promocional del megaproyecto urbanístico y de ocio acuático que la constructora alcarreña Rayet va a empezar a levantar tras obtener el último permiso necesario: el de la corporación municipal de Alovera, con la única oposición de los dos concejales de Izquierda Unida. A la futura Playa de Madrid le dedicó el el pasado domingo el programa A vivir que son dos días, de la Cadena SER veinte minutos en horario de máxima audiencia.

Playa y deportes náuticos a 300 kilómetros del mar, a 50 kilómetros de Madrid… la voz entusiasta del locutor promociona las ventajas de vivir en una nueva urbanización en torno a una gran lámina de agua, la mayor de Europa. Así empezaba Carreteras Secundarias, donde los periodistas Bru Rovira y Valentina Rojo se sumergen cada domingo en las profundidades de la España interior. Hace unos meses Guadalajara ya protagonizó esta sección del programa conducido por Javier del Pino. En aquella ocasión visitaron pueblos en proceso de despoblación, así que esta vez el tema a tratar, tan alejado de esa premisa, se antojaba un tanto irreal: los desafíos de la playa artificial más grande de Europa, Alovera Beach, en una provincia que se asocia tradicionalmente con la escasez de agua y los trasvases. El programa también mencionó que el proyecto incluye la construcción de cuatro mil nuevas viviendas en una localidad que a día de hoy ofrece con dificultad los servicios que su creciente población demanda, a decir de sus vecinos.

El reclamo es un enorme lago artificial de 25.000 metros cuadrados, apenas una lámina de agua color esmeralda pero con playa y zonas de navegación, equipamientos deportivos, de entretenimiento, deportes náuticos y restauración, que requerirá una inversión de 15,6 millones de euros. El Grupo Rayet, promotor del complejo, prevé que el número de visitantes podría llegar a los 400.000 anuales y estima en 170 los empleos directos que creará en el municipio. Alovera (13 mil hab.) fía su próximo salto demográfico y económico a este gran proyecto especulativo, el de mayor envergadura que se va a ejecutar en España -instalaciones fotovoltaicas aparte-, según denuncia Ecologistas en Acción. Con el apoyo de los dos ediles de IU del municipio, objetan lo que consideran “incongruencias” en torno a Alovera Beach, tal y como contaron el pasado domingo en la Cadena SER.

La alcaldesa de la localidad, Purificación Tortuero, de Alternativa por Alovera, apoya la iniciativa de Rayet y entrevistada también para el programa, manifestó a su vez que los informes técnicos avalan el proyecto, al igual que la Confederación Hidrográfica del Tajo y las autoridades regionales competentes, que han emitido en estos años informes favorables. La responsable municipal también explicó que el subsuelo de Alovera es rico en agua y que su carencia en la provincia no es un argumento de peso para aponerse a una obra de estas características en la campiña. Asimismo, Purificación Tortuero se declaró capaz de afrontar el desafío que supone la llegada de un complejo mixto de ocio y viviendas de estas dimensiones. Mientras, los vecinos entrevistados, parroquianos de un bar, expresaban a los periodistas sus dudas sobre la viabilidad de la obra y sus consecuencias para la localidad en términos de capacidad para acoger tanto visitantes, como futuros vecinos. También manifestaban su confianza en que traiga aparejadas nuevas infraestructuras, como el apeadero de Renfe, una reivindicación histórica.

Una vez obtenido el beneplácito municipal, Alovera Beach empezará a construirse en los próximos meses. Aún se tiene que presentar el proyecto definitivo de obra y explotación, que se llevará a cabo sobre suelo público y bajo la figura de concesión administrativa a 40 años. La empresa constructora, a día de hoy Rayet, tiene como objetivo que la playa artificial abra sus puertas al público en el verano de 2023. Todo el complejo se ubicará dentro del sector I-15 Las Suertes, al sur del casco antiguo, con capacidad también para albergar hasta cuatro mil viviendas vinculadas a varias promotoras bajo el paraguas del Grupo Rayet. Sin embargo, la alcaldesa de Alovera explicó en el programa que dirige Javier del Pino, que aún tiene que salir a concurso público y que no tiene que ganarlo necesariamente la empresa que lo promueve.

De ser así, resultaría en cierto modo sorprendente, dado que para su ejecución, el grupo alcarreño se ha unido a Crystal Lagoons, multinacional especializada en el diseño, construcción y mantenimiento de playas artificiales en todo el mundo. Un vistazo a su página web basta para comprobar cómo esta empresa es capaz de transformar cualquier entorno en un paraíso de apariencia natural. Lo denominan revolución urbana y las imágenes de aguas transparentes que imitan a la perfección una playa paradisiaca, con arena e incluso palmeras, resultan sugestivas y muy tentadoras. Y al parecer, también son sostenibles. Este sería el eje que daría sentido a Alovera Beach. El director para Europa de Crystal Lagoons, Francisco Matte, manifestaba en su día, durante la presentación del proyecto en el ayuntamiento de la localidad, que la laguna será sostenible, y al contrario de lo que se pueda pensar, de bajo consumo en agua y energía. “Una laguna cristalina típica usa 30 veces menos agua que un campo de golf estándar y en muchos casos solo se necesita agua de lluvia para llenarlas”, explicó. Y también dejó claro que la playa de Alovera sólo se llenará una vez, a diferencia de las piscinas convencionales. Según los datos de esta empresa, el volumen de agua consumido será similar al consumo anual de una promoción de 80 viviendas y el llenado del lago se hará durante los meses de invierno para no alterar el abastecimiento de la zona. De hecho, la necesidad de agua para Alovera Beach calculan que será de apenas un 10 por ciento del suministro de agua aprobado en el Plan Parcial del Sector para la parcela sobre la que se ubicará el complejo.

Sin embargo, Ecologistas en Acción ha presentado ante el Ayuntamiento un Recurso de Reposición denunciando lo que denominan incongruencias, “sobre todo en lo que se refiere a los recursos hídricos requeridos, a la depuración de las aguas residuales y a la movilidad en el propio municipio”. Aunque el parque de ocio cuenta con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Tajo, el grupo ecologista, al que apoyan los dos concejales de IU, cree que “no se ha tenido en cuenta que en los próximos meses se aprobará el Tercer Ciclo de Planificación de la Confederación, referida a los años 2021, 2027 y 2033. Por tanto, no es seguro que se disponga de recursos hídricos suficientes, y más en el contexto de cambio climático en el que nos encontramos”. También manifiestan sus dudas sobre la depuración de las aguas residuales incluida en el proyecto inicial, así como sobre la ubicación del complejo en una parcela municipal de uso dotacional para equipamientos locales, acerca de lo cual, “no se ha justificado el interés general o la necesidad real de la población de Alovera de un parque de ocio que supla estos servicios”. Estos mismos argumentos fueron expuestos el pasado domingo en el programa de la Cadena SER. La afluencia masiva de visitantes que tanto preocupa a los vecinos también está en el punto de mira de los ecologistas. El proyecto establece un aforo máximo de unas 12.000 personas, pero sólo se prevén 612 plazas de aparcamiento “que seguramente serán insuficientes en los días de mayor afluencia y se generará, por tanto, un grave problema de movilidad”, explican.

Si el recurso no lo detiene, Alovera Beach será una realidad dentro de un par de veranos, cuando la pandemia sea si acaso solo un mal recuerdo y las mascarillas y distancias sociales hayan pasado a la historia. ¿Quién se resistirá entonces a una playa tan improbable como perfecta aunque sea en tierras de cultivo y rodeada de adosados? Palmeras y arena incluidas… el sueño de unas vacaciones caribeñas en plena campiña alcarreña, una estética evocadora y sugerente. Mientras tanto, apenas a unos pocos kilómetros, al otro lado de la A2, habrá municipios de Guadalajara que continúen necesitando de suministro de agua potable con camiones cisterna. Aunque como dice la alcaldesa de Alovera, eso no es motivo de peso para rechazar un sueño de progreso y desarrollo de color esmeralda y aguas trasparentes en el que zambullirse.

Un pensamiento en “Alovera Beach en las ondas

  1. Muy oportuno este post.
    Resulta que el Ayuntamiento de Alovera -como los de Guadalajara, Marchamalo y Azuqueca de Henares- tiene un plan municipal de urbanismo que no es eficaz. A ver si la alcaldesa, que ha sido puesta al tanto, tiene la ocurrencia de aprobar la licencia del chiringuito de sacano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .