La técnica del ejercicio terapéutico inductivo llega a Guadalajara

Por Mario del Amo

Via: John Fredy

De la mano de José Utrera y Rodrigo Esteban, estudiantes de fisioterapia, este método se fundamenta en su parte activa.

La técnica del ejercicio terapéutico inductivo se trata de un método de ejercicio terapeútico cuyo precursor en España fue Carlos Carpintero, discípulo académico de Michäel Nisand y profesor de la Universidad de Nebrija. El concepto, definido, acuñado e investigado por él, cuyo objetivo es activar músculos posturales involuntarios mediante ejercicios activos, comienza a desarrollarse en Guadalajara gracias a dos alumnos suyos, José Utrera (Guadalajara, 1999) y Rodrigo Esteban.

“La magia de la fisioterapia está en individualizar”

El objetivo de estas técnicas inductivas es mejorar la salud, entendiendo ésta como un complejo bio-psico-social, a través de la mejora sintomática y la mejora de eficiencia en el movimiento

La base de todo, antes de la técnica que elijas, es ser buena persona y escuchar, escuchar lo que te pide el paciente y como fisioterapeuta escuchar lo que te dice su cuerpo y a partir de ahí se empieza a trabajar”

Pero, ¿en qué se diferencia de las demás técnicas de fisioterapia? Lo que se busca corregir es la función neuromuscular inconsciente, es decir, ayudar a reequilibrar la función involuntaria muscular. “Además”, añade Utrera, “es importante saber que la mayoría en el computo global de movimiento humano corresponde a los movimientos involuntarios”.

La clave de esta terapia se encuentra en la parte activa del ejercicio y, en ella, la respiración es protagonista. El diafragma, principal músculo respiratorio, moviliza las costillas y éstas se insertan en las vertebras torácicas, formando parte de la columna vertebral, una de las estructuras fundamentales del movimiento humano. Por lo tanto, un problema en cualquier parte del cuerpo puede tener consecuencias en la respiración y ésta, a su vez, influir en cualquier movimiento.

Desde el punto de vista neurológico, el estado de los músculos se rige por el sistema nervioso y, por otro lado, las áreas cerebrales que controlan la respiración influyen en las emociones. “Es necesario generar una emoción para que haya un buen aprendizaje”, indica el alcarreño. La respiración se trata de un acto involuntario, pero, por parte del fisioterapeuta, sabiendo por y para qué podemos emplearla, se pueden obtener una serie de importantes beneficios.

En un lenguaje mucho más coloquial y menos técnico, Utrera realiza una semejanza con la Torre de Pisa: “Si el primer piso de la Torre de Pisa está torcido todo lo demás continúa torcido. Lo que conseguimos es que ese primer piso de la Torre de Pisa esté lo más recto posible y si la base está bien asentada todo es más eficiente”. El objetivo principal de esta técnica es mejorar el funcionamiento de las bases del movimiento para favorecer, a su vez, un uso energético que permita al paciente conseguir sus objetivos.

Por el momento, Pedro Carrasco, jugador del Alcorcón juvenil A y José Luis Román, jugador del Balonmano Guadalajara y de los Hispanos juveniles, son los primeros deportistas en testar esta técnica. Ambos, alcarreños y deportistas de alto rendimiento, coincidían en una alta carga tanto en la espalda como en las piernas.

En el caso de ‘Pey’, el mediocentro del cuadro alfarero sufrió la rotura del ligamento cruzado en sus dos rodillas en un corto periodo de tiempo. “José Luis tenía muchas lesiones a las que no se les había dado importancia pero cada lesión que tenemos te deja una huella”, indica Utrera. Tras la terapia, tanto Carrasco como Román coinciden en que se encontraban muy ligeros y esa tensión, volcada en la espalda y piernas, había desaparecido.

“Los deportistas de alto rendimiento tienen una capacidad de atención y de esfuerzo bastante alta y entonces las sesiones suelen ser muy productivas”, añade Utrera. Pero, a pesar de esta elevada capacidad de atención y esfuerzo, el alcarreño afirma que esta técnica se puede aplicar a cualquier tipo de personas y que la eficacia es igual en cualquier paciente, la única diferencia existente son los objetivos del paciente.

Cada sesión tiene una duración determinada, “pero”, concluye Utrera, “el tiempo de la terapia dependerá de la respuesta del paciente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .