Guadalajara, la provincia medio vacía medio llena

Por Sonia Jodra

La escuela de Cobeta ha reabierto sus puertas 30 años después de echar el cierre.

Guadalajara es tan compleja que ni siquiera podemos incluirla entre las provincias de la España vacía o vaciada. Porque Guadalajara tiene solo la mitad de la provincia vacía o vaciada y la otra mitad la tiene llena, llenada por los madrileños que cada año eligen algún pueblo del Corredor del Henares guadalajareño huyendo de los precios inmobiliarios de la Comunidad de Madrid.

Según la herramienta ‘Fichas socioeconómicas’ del Consejo de Economistas, Soria y Guadalajara se reparten los tres pueblos con menos densidad de población del país. Quiñonería, en la provincia de Soria, es el municipio con menor densidad de población de España: 0,208 habitantes por kilómetro cuadrado. Le sigue Valdeprado, también en la provincia de Soria, con 0,282 habitantes por kilómetro cuadrado. Y Fuembellida, en Guadalajara, que presenta una población de sólo ocho residentes para un total de 26,05 kilómetros cuadrados.
Soria y Guadalajara tienen la mayoría de los 10 municipios menos poblados del país. En Soria están: Herrera de Soria, Villanueva de Gormaz y La Riba de Escalote. Y en Guadalajara: Valtablado del Río y El Cardoso de la Sierra.
Casi la mitad de los municipios españoles tiene actualmente una densidad de población inferior a los 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado, el umbral fijado por la UE para identificar territorios en riesgo de despoblación. El estudio de Funcas “La despoblación de la España interior” señala que Castilla y León acapara la mayoría, con sus nueve provincias: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora. También están las tres aragonesas, Huesca, Teruel y Zaragoza; Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara, en Castilla-La Macha; Badajoz y Cáceres, en Extremadura; Lugo y Ourense, en Galicia; Córdoba y Jaén, en Andalucía; y La Rioja. Todas estas provincias han perdido habitantes entre 1950 y 2019. En ese año, todas esas provincias presentaban una densidad de población por debajo de la media nacional. España ha duplicado su población desde principios del siglo pasado, hasta alcanzar los 47 millones de habitantes. Pese a ello, su densidad (93 habitantes por kilómetro cuadrado) está por debajo de la media europea.
Esta misma semana el alcalde de Cobeta, Pedro Luis Hernández, ha aparecido en varios medios nacionales celebrando la noticia de que el municipio recuperaba su escuela 30 años después de su cierre. Han conseguido llevar al pueblo a familias con niños en edad escolar ayudando a encontrar empleo a las madres y padres y facilitándoles viviendas. “Tenían que recorrer cada día más de 30 kilómetros hasta Molina de Aragón por una carretera infernal, estrecha, con curvas y salvando desniveles de 500 o 1.000 metros”. En Cobeta, “estos 6 niños son la alegría de las abuelas y abuelos”.
Es un ejemplo de la lucha titánica contra la despoblación que están protagonizando algunos municipios de nuestra provincia. Para no correr la misma suerte de los que protagonizan la historia de 20 pueblos en el norte de la provincia de Guadalajara que hoy no existen o solo quedan ruinas, que están bajo las aguas de un pantano o transformados en pueblos abandonados. Los testimonios de los que allí vivieron los recoge el libro ‘Serranía de Guadalajara. Despoblados, expropiados, abandonados’, una iniciativa de la Asociación Cultural Serranía de Guadalajara. El Atance, El Vado o Alcorlo, Bujalcayado, Fraguas, Las Cabezadas, Jócar, Matallana, Robredarcas o Romerosa son algunos.
Hasta aquí la Guadalajara medio vacía o la media provincia vaciada. Porque en la otra mitad las cosas son bien diferentes. Los 27 municipios que integran La Sagra toledana y el Corredor del Henares en la provincia de Guadalajara han ganado 18.000 habitantes en los últimos diez años hasta rozar en la actualidad los 300.000 residentes. Son un total de 298.726 habitantes distribuidos en ambos corredores. La población de estas dos comarcas supone ya el 14,6% del total en Castilla-La Mancha, con 2.045.000 empadronados.
Según los datos del INE, los 9 municipios que conforman el Corredor del Henares suman ya 166.508 habitantes. En los últimos 10 años han crecido en 2.708.
Alovera tenía 11.710 habitantes en 2011 y llega a 12.860 este año; Azuqueca ha pasado de 34.195 a 35.407; y Cabanillas ha pasado de tener 9.477 a sumar 10.657 censados. Chiloeches pasa de 2.961 habitantes a 3.623 en 2021; Guadalajara capital de 84.453 a 87.484; y Marchamalo de 6.042 a 7.684. Pozo de Guadalajara (1.332), Quer (830) y Villanueva de la Torre (6.631) completan este grupo de municipios del Corredor.
Es la Guadalajara de las dos velocidades, dos realidades muy distintas que convierten la provincia en un caso único. Gestionar esta realidad es complejo y por eso precisa de políticas adaptadas a las peculiaridades de este territorio, con pocas señas comunes con las provincias del resto de la región.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .