El almacén de gas de Yela, un punto estratégico en medio de la crisis

Por Sonia Jodra

Imagen del almacenamiento de gas de Yela (www.yela.info)

Se acercan los meses de frío y la falta de reservas suficientes de gas preocupa en nuestro país. La crisis que viven Argelia y Marruecos dificulta la llegada del gas, mientras Europa es incapaz de controlar los precios. En medio de toda la polémica, Yela está de moda. La pequeña pedanía briocense alberga uno de los tres almacenes de gas de nuestro país. Con capacidad para almacenar 2.000 millones de metros cúbicos y con capacidad para inyectar a la red 15 millones de metros cúbicos diarios.

El precio del gas natural no para de subir en medio de la constante escalada de precios de la electricidad. Argelia, nuestro principal suministrador de gas, mantiene un enfrentamiento con Marruecos que amenaza con dificultar el suministro.

El gas llega a España desde Argelia a través de dos vías. El gasoducto Medgaz, que desemboca en Almería y lleva el gas hasta allí directamente desde Argelia a través de un tubo de 200 kilómetros y 2.160 metros de profundidad máxima que cruza el Mediterráneo. La otra vía trae a España el gas argelino atravesando Marruecos a través del gasoducto Magreb-Europa hasta llegar a Tarifa. Es esta conducción la que está en peligro desde que Argelia anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas con Marruecos el pasado agosto. El Gobierno argelino se comprometió a mantener el suministro de gas a España con inversiones en el gasoducto de Medgaz. Pero estas dificultades suponen alteraciones en el diseño de la red gasística española.

Según diversos medios, esta crisis llega cuando las reservas subterráneas de gas natural en nuestro país están 20 puntos por debajo de los niveles de hace un año y por debajo de la media de la Unión Europea. La media de la UE se encuentra en estos momentos al 78,09% de su capacidad total. Las de España, en el 75,72%. Y las de países como Francia llegan al 94,66%.

Las reservas españolas de gas están almacenadas en tres depósitos naturales. Uno de ellos es el de Yela, en nuestra provincia. También están el almacenamiento Gaviota, que se sitúa a 2.150 metros de profundidad en el mar Cantábrico, a la altura de Bermeo, y el que está situado en Serrablo, en el Pirineo aragonés. Se trata de antiguos yacimientos ahora utilizados como almacén. La capacidad de almacenamiento de gas en España empeoró al tener que cerrar el almacén Castor a la altura de Amposta por los movimientos sísmicos. Francia, Alemania e Italia disponen de mayores reservas estratégicas al tener más almacenes.

Según cuentan en la web yela.info, en los años 90 se hicieron prospecciones en el término de Yela con la intención de buscar petróleo. Aunque no se encontraron yacimientos de petróleo, se descubrió que Yela está hueco por dentro, a más de 2.000 metros de profundidad.

Diversos análisis concluyeron que Yela era un lugar idóneo para construir un almacenamiento gasístico que garantizara reservas suficientes para inyectar a la red en los meses de mayor demanda energética, en invierno. Se realizaron 104 estudios en Guadalajara, Madrid y Cuenca y en una primera selección se estudiaron al detalle 14, de los que solo el de Yela apareció como viable. En 2010 Enagás comenzó las obras para la instalación, que comenzó a cumplir su función de almacenamiento en 2012. Entre 1998 y 2004 Enagás había desarrollado la investigación sobre posibles accidentes sísmicos en los pozos de Santa Bárbara, denominación de la zona en la que se ubica la instalación en Yela. El Gobierno concedió autorización para la explotación en Yela en 2007, con el reconocimiento de utilidad pública del almacenamiento.

El almacén de gas de Yela tiene capacidad para 2.000 millones de metros cúbicos, de los que 950 millones son gas colchón y el resto, aprovechable. La instalación puede inyectar a la red gasista nacional hasta 15 millones de metros cúbicos al día. Es el segundo almacén de gas natural más importante de nuestro país y está conectado a la red de distribución a través del gasoducto que parte desde Algete. El almacén de gas de Yela se encuentra en un acuífero profundo de agua salada, a unos 2.300 metros de profundidad

El precio medio del gas en los mercados europeos se ha situado en 84,82 euros por megavatio hora (MWh) de media entre finales de septiembre y las primeras semanas de octubre, lo que supone un aumento del 30,5% respecto al periodo anterior. El coste del gas es ahora 19,82 euros más caro que hace unas semanas, según el último informe de precios de mercados de GasIndustrial.

La situación se agrava en España donde, pese a tener un precio más bajo respecto a la media europea (64,68 euros/MWh), la escalada de precios ha sido mucho más desorbitada. El precio del gas se ha encarecido un 45% respecto al mes de agosto, un 471,9% si se compara con el año anterior.

El Gobierno está intentando acercar posturas entre Argelia y Marruecos para tratar de desbloquear el acuerdo de suministro de gas que finalizará el próximo 31 de octubre a través del gasoducto del Magreb. Y la Unión Europea busca fórmulas conjuntas que mejoren la distribución de gas y el control de precios. Todo indica que las reservas de gas del almacén de Yela seguirán bajando en medio de esta escalada de precios, la incertidumbre generada en torno al gasoducto de Argelia y la inminente llegada del frío.

1 comentario en “El almacén de gas de Yela, un punto estratégico en medio de la crisis

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.