El comercio local respira de nuevo (I)

Por Gloria Magro.

Será porque las tardes están siendo inesperadamente cálidas y soleadas este mes de octubre y nos negamos a encerrarnos aún en casa; será porque apetece pasear, recuperar nuestras costumbres, confiar en que estamos saliendo de la pandemia… Hay mil motivos para sentir Guadalajara y hacer ciudad. Uno de ellos es apoyar a nuestras tiendas y contribuir a la economía local. La concejalía de Comercio, Turismo y Mercados y FEDECO se han volcado con el comercio y la hostelería. Los guadalajareños también.

Pese al puente, la arteria principal de compras de Guadalajara, la calle Virgen del Amparo, bulle de viandantes un martes por la tarde a la hora de la salida de los colegios. Es el momento propicio para sentarse a tomar un café en una terraza -ahora que el terraceo se ha instalado entre nosotros para quedarse- o ir de tiendas y tomarle el pulso al comercio local que tan malos momentos vivió en los meses más duros del Covid, víctima colateral también de las dudas de los consumidores ante una situación tan incierta. Hoy, el panorama se presenta más despejado y la confianza de los ciudadanos se traduce en un repunte de las ventas. Solo hay que salir a la calle para percibir el cambio. O entrar en alguna tienda.

Así lo está haciendo el concejal del ramo, Fernando Parlorio, que lleva más de medio centenar de comercios y bares visitados en estos últimos meses. Es la primera vez que un responsable político se interesa de forma tan personal por los pequeños empresarios de la ciudad. Sus redes sociales dan cuenta de cada visita, de cada comercio, bar y restaurante por el que ha pasado. Muchos propietarios se sorprenden al verle en su establecimiento. Después pasan a compartir sus inquietudes, las preocupaciones diarias. La escucha activa muchas veces es más de lo que ha hecho hasta ahora ningún responsable político del ramo. Parlorio toma nota de todo; acudir a cuantos negocios pueda a lo largo de la legislatura es una tarea no siempre grata pero que considera indispensable. Se agradece el esfuerzo personal que realiza y la voluntad de servicio público desde la que trabaja su concejalía.

Los resultados parecen acompañar al concejal de Comercio, Turismo y Mercados pero de momento es cauto y aplaza el balance oficial a finales de año. Aún así, en su opinión «las perspectivas son buenas». El Ayuntamiento se está volcando en programas de apoyo a los pequeños empresarios de la ciudad con iniciativas sencillas pero que están teniendo gran impacto. «Se trata de dinamizar e invertir -explica su responsable- consensuando con el sector del comercio y también del turismo cada paso que damos». Para ello la concejalía invierte en campañas sucesivas que aprovechan cada fecha propicia del calendario. Parlorio desgrana las cantidades que se han volcado directamente en vales de compra con motivo del Día del Padre el pasado marzo, del Día de la Madre en mayo, con el programa Adelántate al verano o con la campaña de otoño que acaba de terminar. Miles y miles de euros que se han repartido en vales directos. «Son campañas sencillas que buscan fidelizar al cliente, muy bien recibidas tanto por los comerciantes como por los guadalajareños», cuenta. Y aún quedan por delante el Black Friday y la temporada navideña, la más potente del año en cuanto a cifras y para la que el concejal guarda sus últimos cartuchos publicitarios y una fuerte inversión final.

Estas iniciativas se llevan a cabo con la Federación de Asociaciones de Pymes y Autónomos de Comercio (FEDECO) de la provincia de Guadalajara, integrada en la CEOE. En muchos locales se ven sus carteles animando a los ciudadanos a consumir en la ciudad con los lemas «compra en tu barrio, compra en tu pueblo, compra en Guadalajara«.

En lo alto de la calle Amparo, uno de los últimos negocios en instalarse en la ciudad es Granos Sin Mas, la apuesta por el consumo responsable y de cercanía de dos emprendedoras que abrieron en plena pandemia, ahora hace un año, y que sin embargo han logrado salir a flote. De hecho, de la buena acogida que ha tenido su establecimiento da cuenta el que la próxima semana celebrarán este primer aniversario con una serie de actividades que se podrán consultar en sus redes sociales. María Eugenia y Susana ofrecen alimentación a granel con todas las garantías sanitarias, desterrando de su local los plásticos y dando la oportunidad al cliente de acceder a una serie de productos de primera calidad y procedencia controlada. Y parecen haber acertado. El local es un continuo ir y venir de gente en busca de legumbres, especias de todo tipo, condimentos, dulces, mermeladas y una serie de productos de una calidad difícil de encontrar en supermercados y grandes superficies que van incorporando poco a poco a su surtido según va creciendo la demanda. También ofrecen orientación acerca de la preparación más adecuada para aprovechar al máximo la calidad del producto. «Lo nuestro ha sido un salto al vacío», cuentan mientras despachan café africano a un cliente que acumula un gran surtido de té, mermeladas y un largo etcétera envuelto en paquetitos de papel sobre el mostrador. Resulta complicado mantener una conversación mientras se multiplican atendiendo los requerimientos de una clientela exigente, apuntan cuidadosamente el punto de ebullición de un tipo específico de infusión, muelen café al momento o desgranan el surtido de mermeladas y su procedencia, Cogolludo. Resulta grato observar como los clientes entran y esperan pacientemente a ser atendidos, el negocio marcha. Hay esperanza para el pequeño comercio local, para los nuevos emprendedores.

thumbnail (11)

The Closet.

Un poco más abajo, las tiendas de ropa muestran una actividad inusitada. Y más teniendo en cuenta que al otro lado de la A-2, el outlet de El Corte Inglés es un competidor feroz tanto en oferta como en precios. Después de un invierno ciertamente complicado y de toda la incertidumbre que la transformación de la gran superficie en almacén de estocajes causó al sector, parece que hoy se puede decir que hay negocio para todos. Los responsables de esta gran superficie hacían balance estos días pasados en la prensa local y daban cuenta de su satisfacción con la marcha de las ventas, de lo que se deduce que de momento su permanencia en Guadalajara está asegurada. Afortunadamente, habría que decir: la gran superficie es el motor del Centro Comercial Ferial Plaza donde no hay que olvidar que conviven enseñas de grandes cadenas con pequeños negocios locales de los que dependen familias de Guadalajara, además del volumen de empleo que mueve un espacio comercial y de ocio de esa envergadura. El concejal Fernando Parlorio cree que los vecinos los guadalajareños lo tienen en cuenta. Basta una visita al aparcamiento del Centro Comercial para confirmar la percepción del edil de Ciudadanos. El centro en su conjunto parece haber vuelto a la normalidad pre pandémica pese a la cantidad de locales vacíos que hay. Siempre hay actividad en esta superficie comercial, a cualquier hora del día, lo que no quita para que los consumidores también hayan regresado a los comercios del centro de la ciudad. La oferta se ha redistribuido y el comercio local así lo constata.

A un lado y a otro de la calle Virgen del Amparo, las tiendas tienen bastante movimiento en esta tarde cálida y poco otoñal. Las guadalajareñas quieren renovar el armario y las boutiques perciben ese aumento de clientes y de ventas. En The Closet, Sole, su propietaria, está satisfecha con la marcha del negocio. Las clientas aprecian la bonita colección de esta temporada y el escaparate es un imán ante el que es difícil resistirse. Septiembre suele ser un mes complicado debido a los gastos del inicio del curso, así que en The Closet la buena marcha del negocio estos días hace que se muestren optimistas y hagan un balance positivo de los tres años que llevan funcionando. Empresaria novata, la tienda da empleo a tres personas y es el proyecto personal de una emprendedora que llegada a una edad donde aún se es muy joven, se veía expulsada del mercado laboral pero con el empuje suficiente para comenzar una nueva aventura, algo que le proporcionó esta franquicia de ropa y complementos. Después de los meses agónicos de la pandemia en sus fases más duras, el futuro parece hoy mucho más prometedor. Sole asegura que es un punto de vista compartido con otros propietarios de la zona, con los que suele intercambiar impresiones. A simple vista, clientes que lo confirmen no le faltan.

No todo el mundo es tan optimista. Hay negocios donde la recuperación está siendo lenta, lentísima y no se termina de ver un horizonte claro. Las agencias de viajes, el sector relacionado con el turismo en su conjunto, atraviesan un desierto que va parejo a la pandemia y no termina de remontar. En Alcarria Tours, una de las empresas decanas en servicios turísticos en Guadalajara, los pronósticos son poco halagüeños y el día a día es una lucha constante contra una realidad que se escapa a su control. Pese a la normalidad aparente del pasado verano, con el turismo interior a pleno rendimiento, Collado y Ana, sus propietarias, describen un panorama internacional que no les beneficia: requisitos desalentadores, países cerrados al turismo, viajes en proyecto pero que no acaban de materializarse a la espera de tiempos mejores… el miedo a grandes desplazamientos debido a los coletazos mundiales de la pandemia. El mundo quiere moverse, los guadalajareños también, explican ambas en su recién renovada agencia, pero de momento el negocio de los viajes languidece. Aun así, estas empresarias confían en que la situación no dure mucho más y el sector remonte, no en vano hay que recuperar el tiempo y los viajes perdidos.

El tiempo perdido se recupera estos días en Guadalajara en las calles y terrazas. Más sobre pequeño comercio, novias y sus vestidos, tartas, arreglos florales, nuevas tiendas que abren sus puertas, sobre negocios que no han perdido fuelle pese a la pandemia, clubes deportivos que optan por invertir en la ciudad y sobre proyectos solidarios que además de su labor social colaboran con la pequeña empresa, el próximo sábado en El Hexágono de Guadalajara. Mientras tanto, sigamos apoyando el comercio y la hostelería locales: hagamos ciudad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.