De mayores, al pueblo

Por David Sierra

Repartidor del programa ‘Como en casa’.

En estos tiempos en los que la despoblación en la que se sumerge buena parte de la provincia de Guadalajara se ha convertido en una preocupación habitual en los discursos de los responsables políticos de turno, adquiriendo hasta tal punto el rango de problema de Estado, de forma que un buen puñado de los fondos que recibirá nuestro país de cara a la recuperación están previstos en su destino a incentivar la soluciones que permitan retornar a la gente al medio rural. O al menos, evitar que se sigan yendo.

Son muchas las estrategias que se han abordado desde diversos ámbitos administrativos, ya sea el estatal, el regional e incluso desde el provincial y local. En Castilla La Mancha se publicaba el pasado mes de mayo la Ley de Medidas contra la Despoblación que se suma a las iniciativas impulsadas desde el Gobierno Central con el fin de proporcionar un horizonte de esperanza a estas regiones.

Acudía hace unos días a una reunión de esas en las que se juntan los compañeros de promoción de estudios para recuperar el tiempo que perdieron durante el ejercicio de su profesión. Añoranzas, recuerdos y anécdotas fluían en las conversaciones de mantel que les permitían también ponerse al día. Un grupo de octogenarios bien avenidos procedentes de todas las partes de España, muchos de ellos ya afincados en zonas rurales donde han decidido establecerse para acabar sus últimos años de vida en busca de ritmos más sosegados que difícilmente se pueden encontrar en la gran ciudad.

Sin embargo y paradójicamente, también habían encontrado nuevas metas sobre las que ilusionarse. Alguno convertido en historiador etnográfico de su entorno; otro en escritor y poeta impasible; un productor hortícola para sus allegados, enjambrista entusiasmados, viajeros intrépidos, o simplemente aquel que quería disfrutar del tiempo sin necesidad de horarios.

Después de que el gobierno regional haya establecido las zonas despobladas en el territorio, un total de 52 en el mapa, que abarca a 523 municipios, y mientras esta administración trabaja para aprobar medidas económicas, sociales y tributarias que permitan dar un vuelco a la situación, sobre el terreno la verdadera lucha la siguen bregando instituciones sociales como Accem o Cruz Roja mediante la instauración, con dinero público, de iniciativas enfocadas a los más vulnerables y desfavorecidos en este entorno. Y que en buena medida son los que conforman eso que se denomina ‘Silver Age’, la edad de plata. Nuestros mayores.

El campo lleva décadas tiñéndose de arrugas. De los que se quedaron y de los que han ido retornando después de la ansiada jubilación y a pesar de la dificultad de encontrarse con la memoria que permite, a duras penas, reconocer el lugar. Un filón sin explotar que la tendencia demográfica vaticina que irá a más. Necesitados, carentes de servicios básicos, que bien podrían impulsar un nuevo movimiento migratorio si su atención ocupase un lugar primordial en la pirámide de prioridades del asunto poblacional.

Pruebas de éxito ahílas. Programas como el de termalismo social, el de viajes del IMSERSO o el de ‘como en casa’ han sido excepcionalmente aceptados hasta el punto de generar listas de espera para su disfrute y aprovechamiento. Y cualquiera de los mencionados suponen no sólo la prestación de un servicio, sino todo un motor económico y social que revierte en las empresas del entorno y generan empleabilidad, en muchos casos especializada y de calidad. Y, por supuesto, fomentan el arraigo y el sentamiento en el lugar, no sólo de quienes cuentan las horas para partir en su último viaje, sino de aquellos que se afanan por hacerles la espera más luminosa. El futuro de nuestros pueblos está, sin duda, en nuestros mayores, en los que ahora ya lo son y, fundamentalmente, en los que lo seremos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.