Servicios de transporte deficitarios, rentables en la lucha contra la despoblación

Por Sonia Jodra

Cincovillas, Sienes, Alpedroches, Ujados… No son los municipios más visitados de la provincia. No salen en las guías turísticas y desde luego no lideran las cifras de creación de empleo o dinamismo empresarial. Son algunos de los municipios por los que circula la línea de autobús 034 Madrid-Sigüenza-Atienza-Miedes. Una línea que nadie quiere entre sus competencias y que desde luego es económicamente deficitaria.

Deficitaria en términos monetarios, pero que sin duda supone un valor añadido para las personas que deciden seguir viviendo en Romanillos de Atienza, Bochones o Paredes. En muchos de estos municipios el padrón municipal está integrado por menos personas que en un solo número de una calle del Corredor del Henares, pero no todas las inversiones deben perseguir un beneficio económico y en la lucha contra la despoblación más vale mantener una línea de autobús deficitaria que celebrar uno de esos foros en los que abunda el diagnóstico de la despoblación en la provincia y escasean las soluciones para frenarlo.

Los vecinos de los municipios afectados han recogido firmas, después de trasladar su queja a la Junta ya en 2018, desde el escepticismo en que les sumen estos tres años sin que nadie haya mejorado las condiciones en ese medio rural en el que al parecer se quieren destinar esfuerzos ímprobos para que la gente se vaya a teletrabajar con una conexión 4G que nunca llega y unos servicios básicos que cada vez, y a tenor de este ejemplo, son más precarios. Las 1.359 firmas de los vecinos afectados son 1.359 quejas contra el sistema de “transporte a la carta” que aunque suena a servicio de calidad se traduce en un teléfono que nadie coge y que como nadie coge, nadie llama y como nadie llama, nadie coge.

Abandonar los servicios para que la gente deje de utilizarlos por su prestación deficitaria. Un nuevo ejemplo. De momento, han llevado las firmas a la Consejería de Fomento de la Junta, quien ya ha manifestado que la línea no es competencia suya -como si eso les sirviera a los vecinos a modo de solución- y han trasladado la queja a todos los grupos políticos con representación en las Cortes de Castilla-La Mancha. En el Ministerio de Transportes no creo que haya nadie preocupado en mejorar el servicio que presta esta línea. A medida que ascendemos en la jerarquía administrativa de las instituciones, es mayor el desapego por los problemas ciudadanos.

Así que solo cabe esperar que las instituciones más próximas a la realidad de estos municipios de la Guadalajara vaciada transformen sus compromisos en hechos e inviertan en esta como en tantas otras cuestiones que aunque son económicamente deficitarias constituyen un beneficio social indiscutible. El diputado provincial de PodemosDaniel Touset, ya ha anunciado que presentará una iniciativa en la Diputación de Guadalajara. Ojalá que esa iniciativa sea el inicio de una solución, porque ya sabemos que el papel lo aguanta todo.

Y es que los servicios de transporte en la Guadalajara despoblada, la que está más allá del Corredor del Henares en el que las nuevas iniciativas empresariales siguen sembrando de naves la ribera del Henares, parece que van en picado en las últimas semanas. Hace apenas unos días, 26 municipios de la zona del Alto Henares se unieron para pedir que se restituyan todos los servicios de la línea de autobús Madrid-Guadalajara-Soria que se suprimieron durante la pandemia en septiembre del 2020. La pandemia ha actuado como unas sigilosas tijeras, cuyos efectos está costando revertir, sobre todo cuando el déficit en la prestación de estos servicios es tan palmario como en estos casos.

La Plataforma en defensa de esta línea se reunía en Jadraque para abordar ese retorno a la época pre pandemia con más frecuencias y mejores horarios. Antes de los recortes estos municipios tenían un autobús diario de ida y vuelta a Madrid. Posteriormente disponían de tres autobuses a la semana y tras varias reuniones con Subdelegación del Gobierno, la Delegación de la Junta y la Diputación Provincial, la plataforma consiguió que se restituyera parte del servicio. El autobús es diario de lunes a viernes, pero sigue sin restablecerse el servicio del fin de semana.

En la Asamblea celebrada este mes en Jadraque se ha acordado pedir de manera inmediata que se restituya el servicio del sábado y del domingo, buscar un acuerdo con la empresa adjudicataria para lograr mejores horarios y pedir un aumento de frecuencias. Y es que los pueblos ya no están para premios de consolación y ahora piden retornar a la situación previa a 2013, esa que llevan esperando desde hace varios años y nunca llega mientras los municipios se desangran, perdiendo población a borbotones. Quieren un servicio diario más de ida y vuelta. Una reivindicación justa si tenemos en cuenta que para alguno de estos 26 pueblos de la zona de Jadraque y Atienza es el único medio de transporte que les comunica con Guadalajara y Madrid. ¿La lucha contra la despoblación es cara? Sí. Pero si se hace bien es muy rentable.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.