Vuelven las ‘Ferias’ al centro

Por Gustavo García

El público ha respondido el primer fin de semana de Navilandia.

Sorpresa. Esa es la palabra que mejor define lo que nos hemos encontrado en el centro de Guadalajara desde el pasado viernes, día 26. Y, como el 9 de enero es domingo, pues, son 45 días de alumbrado navideño, de juegos, de pasacalles, de atracciones, de chiringuitos y zonas de comida, de puestos… Es cierto que nos lo habían anunciado desde el Ayuntamiento ya en el mes de octubre, pero, esto de la pandemia nos ha vuelto un poco raros. Extraño parece todo. Si cada vez más se adelanta la Navidad por los intereses comerciales, con Black Friday y otros inventos, ahora los parques temáticos nos llegan en noviembre, donde antes no se podían celebrar la Ferias de la ciudad por los inconvenientes de montajes, infraestructuras, desplazamientos de vehículos, molestias para los vecinos, etc., etc., ahora resulta que, no son sólo 10 días de fiestas, no; es nada más y nada menos que un mes y medio.

Que conste que –salvo los vermús navideños de los últimos tiempos y poco más– el que haya ambiente y diversión por el centro de Guadalajara es algo que no vivíamos desde los tiempos en que la Concordia se llenaba de cachivaches (allá hacia los años 70 del pasado siglo) o cuando el propio antiguo recinto ferial (ahora convertido en Parque de Adoratrices) albergaba posteriormente toda la feria hasta que se llevó a la zona del Centro Comercial (en las décadas más recientes), salvo las peñas, que, eso sí, estaban repartidas por toda la ciudad. A la mayoría de la gente, como también indica la encuesta realizada por los actuales gobernantes del Ayuntamiento, le gusta que las Ferias de Guadalajara se desarrollen como antaño por toda la ciudad. El ambiente, la proximidad y, precisamente por ello, la costumbre que teníamos y tenemos en esta ciudad de tener todo ahí al lado, ha hecho que no sean pocas las voces que hayan clamado en todos estos años de ‘exilio de las Ferias’ al otro la de A2 por volver a buscar una solución para dejar el recinto ferial, más o menos, en el centro. Claro, no es nada sencillo. Pero, ahora esta huida hacia adelante que llega con el Navilandia, que así se llama este parque temático, da la impresión de que es un ensayo para que las Ferias de los próximos años vuelvan a las calles y parques de Guadalajara.

Por ahora, hay aspectos que a los ciudadanos de a pie se nos escapan. Quizás los responsables municipales sepan más que nosotros –eso casi con total certeza– y nos puedan explicar los motivos por los que si hace unos años no se podían instalar atracciones y puestos diversos de comida, principalmente, en estos momentos sí que es posible. ¿Qué ocurre, que los vecinos de la zona de San Roque ya no se quejan de las molestias que les ocasionan las fiestas en diez días –perdón, ahora son 45–?¿Que el centro es menos transitable en invierno que en septiembre? O, es que, ¿no hay peñas, con lo que ello conlleva de añadido, y los problemas se mitigan?

Iluminación, puestos y atracciones pueblan la Concordia, San Roque y Adoratrices.

Es éste uno de los grandes debates de la ciudad desde que el ferial se trasladase hasta su actual ubicación. Pero, si a la mayoría de estas preguntas se responderá con el paso del tiempo, hay una que ya ha empezado a contestarse, y nunca mejor dicho. Los vecinos de la zona de San Roque –a los que se ‘culpa’ principalmente del traslado del recinto al otro lado de la autovía por sus quejas de ruidos, malos olores y dificultades para acceder a sus viviendas y garajes– ya han comenzado su particular batalla para tratar de eliminar cualquier atisbo de una posible vuelta a la zona de todas las Ferias. En los primeros días de funcionamiento de Navilandia ya se produjeron protestas de los afectados, que se pudieron observar pronto en las propias redes sociales. “Las atracciones están invadiendo los espacios de accesos a sus garajes y comprometiendo la seguridad, máxime cuando en breve se espera un gran afluencia de público y de niños en la zona”. “De verdad, ¿no hay espacios más seguros y con más sentido común para celebrar la Navidad? Estas instalaciones comprometen la entrada y salida de unos 15 garajes. Técnicamente pueden circular, pero ¿que ocurrirá cuando ese espacio este ocupado por niños y familias? Cuando haya ruido, falta de luz, ¿quién asume los riesgos?¿quién puede sufrir las consecuencias?” “De verdad, ¿no se puede tener en cuenta la distancia con las viviendas para hacer que pueda conciliar la Navidad y la convivencia saludable? Apelo a la sensibilidad y la inteligencia del señor alcalde para prevenir antes que curar. Así sucesivamente, en algunas de esas iniciales quejas vecinales. Incluso, el Ayuntamiento de Guadalajara llevó a la zona un camión de bomberos, para demostrar que entraba por las calles de algunas viviendas afectadas por alguna que otra atracción. Eso sí, costó dos horas la retirada de señales y diversas maniobras, pero el vehículo accedió a la zona.

Tirar de los ahorros

Y, los que no hemos mirado al detalle los números del Ayuntamiento pensamos a primera vista que habrá sobrado presupuesto en la Concejalía de Festejos por todo lo que no se ha podido gastar con la pandemia y ahora tiran de los ahorrillos. Total, la gente tiene ganas de salir y de divertirse. Por lo que se ha visto el primer fin de semana de este Navilandia, la acogida ha sido muy buena, pese al precio de las atracciones y de las zonas de restauración. El público ha respondido y, eso que todavía faltan sobre lo anunciado en principio –por los problemas que sufre el transporte y por las recientes lluvias–, al menos, una noria, un enorme árbol parlante o la adecuación del pista de hielo de 600 metros cuadrados y otras prometidas sorpresas para los más pequeños. Sí que están ya a lo largo del kilómetro y medio en que se sitúan los tres ambientes entre la Concordia (donde también se ubica la zona infantil), San Roque y el Parque de Adoratrices –añadiendo la iluminación, adornos navideños y actividades que llegan desde el palacio del Infantado hasta esa zona–, un mercado navideño con cerca de una treintena de puestos de dulces y comida (entre ellos, puestos de castañas, de patatas asadas y churrerías), un trenecito, diversas atracciones típicas de las ferias, un bosque mágico de deseos, un carrusel y varias food trucks. Y, como culminación, en este caso los Reyes Magos llegarán a Guadalajara en barco, con peces de colores, medusas gigantes, una gran ballena, una tortuga enorme y un ballet de sirenas.
Una empresa privada se ha encargado de iluminar, adornar –con1,3 millones de luces y motivos ornamentales toda la ciudad y sus barrios anexionados– y traer las atracciones. Se espera que pasen por este parque temático hasta 200.000 personas y que dejen unas ventas en la ciudad de un 15 por ciento más de lo habitual, calculándose la creación de unos 200 puestos de trabajo añadidos.
Precisamente, lo que no se sabe si este Navilandia –el más grande de Castilla-La Mancha– será una primera edición de otras sucesivas, o bien, acabará recordado en un programa de un año en que parecía que se acababa la pandemia del siglo XXI.
El Ayuntamiento ha activado un protocolo especial de seguridad, limpieza y movilidad ante una Navidad que han calificado como ‘histórica’. El paseo de San Roque se encuentra cerrado al tráfico rodado desde el domingo, 21 hasta el próximo 12 de enero, y se tomarán otras medidas similares según sea la afluencia de público. Hay también un punto de control en la entrada a la piscina de verano de San Roque formado por Policía Local, Bomberos y Protección Civil. La principal gran zona de aparcamiento para visitantes será el paseo del Ocio y zonas aledañas, junto al centro comercial, comunicada con un servicio especial de autobuses urbanos por la calle Ferial, en sentido de ida y vuelta, aunque sólo los fines de semana hasta el próximo 22 de diciembre, y del 22 de diciembre al 9 de enero, todos los días de 17.00 a 23.00 horas. Se facilitará un mapa interactivo con todas las ubicaciones de interés, zonas de aparcamiento, transporte, etc.
Curiosamente, otro motivo más que tienen los que nos confunden con la Guadalajara de Jalisco es que allí hay un Navidalia este año, que es el parque navideño temático más grande de la ciudad mejicana hasta ahora, con atracciones y para disfrutar de la Navidad en cuatro mundos: Europeo, Medio Oriente, Nórdico y las Posadas Mejicanas. Eso sí, sólo del 13 al 25 de diciembre.

¡Ya veremos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.