Me gusta la luz de Guadalajara esta Navidad

Por Sonia Jodra

Evidentemente hay ruido, basura, molestias, atascos y algunos otros inconvenientes. Pero esta Navidad Guadalajara tiene otra luz, tiene gente en la calle y tiene vida. Con todas las cautelas que exige el repunte de casos de esta pandemia que parece que nunca va a acabar, hay que reconocer que hay otra alegría en la ciudad. Vaya por delante toda nuestra solidaridad con aquellas vecinas y vecinos que en estos días ven alterada su vida en la zona más próxima a sus domicilios. Pero bien es cierto que lo de poner sordina a la fiesta, llevarla a los extrarradios para reducir molestias y quitarle ruido, luz y alegría no parece haber dado buenos resultados.

Guadalajara sigue creciendo en población, los datos de desempleo en la capital y el Corredor son extraordinarios y el mercado inmobiliario vive un momento óptimo. Pero a la cifra hay que ponerle vida, hay que intentar que la sombra de convertirse en “ciudad dormitorio” deje de sobrevolar por la capital. Las familias necesitan encontrar ocio en el lugar en el que viven, tener apego por el territorio a través de las propuestas de ocio y la celebración. Y ahí empieza el efecto dominó en el que el ocio dinamiza la hostelería, la hostelería dinamiza el comercio, el comercio dinamiza los servicios y eso se traduce en mayor actividad económica, empleo. Y, en definitiva, vida.

Dejar que Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y Madrid sigan siendo los grandes parques comerciales, de atracciones y de ocio de Guadalajara es perder la oportunidad de convencer a quienes viven aquí de que Guadalajara tiene más atractivos que el simple hecho de estar cerca de Madrid.

20211216_203104

Decisiones como instalar el Parque de Navidad más grande de Castilla-La Mancha son mucho más que una opción política, definen el modelo de ciudad por el que se apuesta. Esta Navidad Guadalajara tiene otra luz y, aunque serán muchas las personas a las que tanta celebración, durante tantos días y en tanto espacio les estorbe, esperemos que sean más las que celebren que esta Navidad en Guadalajara se celebra en la calle, que hay lugares para pasear, para compartir la Navidad con los seres queridos y para ver disfrutar a los más pequeños con la ilusión que sólo los niños son capaces de experimentar.

Si finalmente este modelo de fiesta en el centro es el que se implementa para la celebración de las Ferias de septiembre será la siguiente decisión. Una decisión que para adoptarla hay que hacerlo con valentía, la que exigen los grandes cambios capaces de cambiar las ciudades y la vida que en ellas se vive.

¿Es caro o barato?, ¿es un gasto desmesurado? Pues depende de la rentabilidad que esta inversión tenga. Según algunas informaciones, el Ayuntamiento habría gastado 213.000 en esta iluminación festiva. Iluminar una ciudad precisa de una inversión y conseguir que tenga vida puede ser caro, pero a la larga puede ser la mejor inversión para garantizar su futuro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.