Proyectos Erasmus, la excelencia del CEIP Ocejón

Por Luis Acevedo (*).

266976645_3114660698859882_4301654847100542188_n

Hace unos días fue noticia, con más impacto en nuestra provincia, pero extendida a nivel español e incluso europeo, el galardón entregado por el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE), organismos del Ministerio de Educación, al Colegio Ocejón de Guadalajara. Dicho galardón se ha entregado en el marco de Jornadas Anuales que organiza este organismo. Junto al Colegio Ocejón, los galardonados en esta edición, por sector educativo, son otros dos Institutos, uno de Zaragoza y otro de Alicante, el CPR de Almendralejo (Badajoz) y la Subdirección General de la Inspecció d’Educació de Catalunya.

Recibieron el reconocimiento por parte de la Agencia Nacional SEPIE el día 13 de diciembre en el Teatro Real de Madrid. Tal y como el propio SEPIE señalaba, las razones de ser premiados eran por ser «instituciones de referencia en la motivación, superación y compromiso con el Programa Erasmus«. El galardón se otorga a unas organizaciones y participantes repletos de ilusión y con afán de superación personal ante cualquier dificultad, que han demostrado que Erasmus+ más que un programa, es un estilo de vida. Es cierto que el participar en los Programas Erasmus+ crea un estilo de vida, y se puede confirmar dicha afirmación con la simple visita al Colegio Ocejón.

El centro situado en la calle Layna Serrano de Guadalajara ha ido desarrollando unas dinámicas educativas implicadas en el entorno, que se incrementan curso a curso. El reto del CEIP Ocejón es la mejora de la calidad de la educación que se disfruta entre sus paredes… y muchas veces al aire libre, pues muchas de sus actividades son llevadas a cabo de esta forma. El Proyecto Europeo Erasmus fue creado pensando que las actividades en el ámbito de la educación y la formación desempeñan un papel fundamental cuando se trata de proporcionar a las personas de todas las edades los medios necesarios para participar de manera activa en la sociedad actual, bien en tu propia tierra o interactuando con personas de otros países. Lo que empezó siendo una apuesta de las Instituciones Europeas para personas adultas, se extendió a las enseñanzas escolares, tal y como es la denominación en la UE.

El Colegio Ocejón, cuando fue consciente de su extensión a las enseñanzas escolares, quiso participar en este nuevo mundo que se abría. Posiblemente, la inclinación de la Comunidad Educativa del Ceip Ocejón a participar viene del carácter propio del centro, el único de la provincia de Guadalajara adscrito al Programa British Council. Ser un centro British, no es solamente ser un centro bilingüe, es comprometerte a impartir al menos el cuarenta por ciento de la enseñanza en lengua inglesa, es desarrollar el currículo de dicho programa, es incorporar actividades y materias que están marcadas por el convenio, y es el desarrollar unas determinadas pautas de enseñanza que desde el Ministerio de Educación y el British Council se visan y se entregan el correspondiente diploma al alumnado al terminar la etapa de Educación Primaria.

Para el Colegio Ocejón, el participar en el desarrollo del Proyecto British Council supuso, desde el principio, la posibilidad de que su profesorado tuviera acceso a formación internacional, que contará con asesores lingüísticos formados en países de habla inglesa, con profesorado “nativo” de dichas tierras, y con auxiliares de conversación. Algunas de estas posibilidades, desgraciadamente, se han perdido, pero lo más importante, la ilusión del profesorado para sacar adelante el proyecto, permanece.

Ser un centro British, hizo del Ocejón un colegio que miraba no sólo a los textos, sino que miraba al mundo que nos rodea, y al mundo se dirigía. El alumnado del Ceip Ocejón ha podido viajar (hasta que lo impidió la pandemia) todos los años al Reino Unido para practicar in situ su desenvoltura en el idioma inglés. E iba más del 80 por ciento del alumnado de sexo curso, nivel al que se dirigía dicha actividad. Igual que el alumnado de 5 podía intercambiar su centro y la casa familiar con niñas y niños italianos, de Catania. Así como se va a la naturaleza, ya desde la Educación Infantil, bien al entorno más próximo, bien los límites de la provincia, en el Hayedo de Tejera Negra.

Estos mimbres que existían en el Ocejón desde hace años son los que posibilitaron el dar el salto a preparar Proyectos Erasmus+ para enseñanzas escolares, primeramente llamados Comenius, y después Erasmus. Proyectos exigentes pues no es solamente la propuestas de actividades sobre unos objetivos prefijados, sino el proceso de presentación de estos proyectos exige, en primer lugar el contacto con centros escolares de otros países, el compromisos de, al menos, tres centros en trabajar en objetivos comunes, la distribución de las tareas que se proponen abordar, la forma de evaluación de dichas tareas y por último la redacción de todos estos compromisos. Para ello es esencial el compromiso de un centro como coordinador del proyecto, y hemos de decir que el Colegio Ocejón, en esto, también da la talla; en más de los dos tercios de los proyectos en los que ha participado, ha sido el colegio coordinador del proyecto. Y el coordinador del proyecto, quien debe conocer cada uno de los compromisos asumidos, quien debe exigir el conseguir cada una de la propuestas formuladas, es la persona que coordina dicho proyecto, que obviamente es miembro del colegio coordinador.

Estas exigencias que se establecen en la participación en los proyectos Erasmus+ sin duda podrían dificultar su elaboración y presentación si fuera una obligación de todo el claustro de un colegio, por ello en la propia convocatoria que hacen las autoridades europeas aparece la posibilidad de que sea una parte de la comunidad educativa, y fundamentalmente del claustro, quien realice el Proyecto Erasmus+ presentado. Pero en honor a la verdad, en el Colegio Ocejón no ha habido apenas profesorado que se haya negado a participar en el proyecto presentado, sea cual sea el año académico que evaluemos.

Una vez presentado el proyecto debe ser evaluado por las “Agencias Nacionales” para ver si cumple los estándares mínimos de calidad para poder llevase a cabo. Selección difícil, y en la que el Ocejón ha brillado en la inmensa mayoría de las veces, siendo sus proyectos seleccionados, tanto por el SEPIE, del Ministerio de Educación Español, como en las agencias de los países donde hay colegios que trabajan con el Ocejón. Los proyectos seleccionados tienen, en la mayoría de los casos, una duración de 24 meses. En este tiempo hay que desarrollar los compromisos adquiridos y al final del mismo hay que rendir las cuentas sobre lo realizado. Y sobre lo realizado, de los “productos” conseguidos, así como de la difusión de todo ello se realiza, por parte de los convocantes, una exhaustiva evaluación donde no hay más remedio trabajar para ser aprobada, pues en caso contrario los gastos realizados y las inversiones hechas no serán satisfechas por las Instituciones Europeas, sino que deberían ser abordadas desde el propio centro. Hasta el momento en Ceip Ocejón ha superado ampliamente las evaluaciones a las que ha sido sometido.

Señalar también lo más llamativo del desarrollo de dichos proyectos, las llamadas movilidades. Una movilidad es el desplazamiento de un grupo de personas de unos colegios a otros, de unos países a otros países. De la posibilidad de realizar estas movilidades, y desarrollar las actividades en los centros receptores, se ha beneficiado el alumnado y el profesorado del Ocejón. Representantes de colegio han visitado con el programa lugares en Polonia, Lituania, Letonia, Croacia, Serbia, Rumanía, Italia, Reino Unido, Islandia, Turquía, Portugal… Así como en el Ceip Ocejón se han recibido comunidades educativas de la mayoría de dichos países y alguno más como Francia, Macedonia del Norte o Alemania.

Sin ningún género de dudas, el poder disfrutar de una movilidad seas alumna o profesora es sumamente enriquecedor por las actividades que se desarrollan, el entorno que se visita y la relación interpersonal que se establece, y aunque, por desgracia, el número de movilidades son limitadas, aquellas personas que no pueden realizarlas, tienen el consuelo de participar cuando el Colegio Ocejón es el receptor de dicha movilidad o en las llamada “movilidades virtuales” que la pandemia nos ha traído, realizadas a través de las pantallas del ordenador.

La concesión del premio por parte del SEPIE al Colegio Público Ocejón sin duda es una muy buena noticia para la educación en la provincia de Guadalajara pues nos acerca a la realidad de centros que trabajan en desarrollar una educación con visión de futuro buscando educar a alumnado en valores comprometidos con la realidad actual, abordando aspectos esenciales como el desarrollo de las herramientas de la tecnología de la información y comunicación, la inclusión, el patrimonio cultural europeo o el medio ambiente.

luis_acevedo-1

(*) Luis Acevedo Hita es maestro Jubilado. Ingresó en el Cuerpo de Maestros en 1982 ejerciendo en Galve de Sorbe, Fuentenovilla, Auñón, Sacedón, Torrejón del Rey y Guadalajara, en el CEIP Ocejón. Ha ocupado el cargo de Secretario Provincial de CC.OO. de la Enseñanza en Guadalajara, siendo miembro de la Comisión Ejecutiva de la Federación Estatal de Enseñanza de CC.OO y del Consejo Escolar de Estado en representación del profesorado. Asimismo, también ha formado parte de la Mesa Sectorial de Educación en representación de la parte social y ocupado el cargo de Jefe de Estudios y Director en el CEIP Ocejón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.