Juan Sánchez, una historia de superación, coraje y corazón

Por Mario del Amo

Juan Sánchez en un entrenamiento. Fuente: Juan Sánchez.

Coraje y corazón‘ es el lema de todos los aficionados del Atlético de Madrid. En muchos casos, estas tres palabras son el reflejo de las vidas de muchos rojiblancos. Esta breve frase define a la perfección a Juan Sánchez Aranda (Guadalajara, 1989), tenista alcarreño en silla de ruedas que cuenta con el patrocinio del CD Guadalajara y de la asociación ‘Inclubsión’.

Tanto el coraje como el corazón son necesarios cuando uno pasa más de 150 días de su vida en las frías salas de dos hospitales diferentes. Estuvo ingresado más de cinco meses después de caer por un segundo piso tras sufrir una hipoglucemia. Del accidente no recuerda prácticamente nada. Dicho de otra forma, tal y como diría el abuelo del ya popular Carlos Alcaraz: “Cabeza, corazón y cojones”.

“Yo vivía en Madrid”, relata, “trabajaba allí y, un día en una madrugada, me dio una bajada de azúcar bastante considerable. Muchas veces no eres consciente de lo que hace tu cuerpo y no puedes controlar lo que haces. No sé cómo pero acabé cayendo por un segundo piso”. Se fracturó la espalda por la dorsal tres y en la actualidad solo tiene movilidad desde el pecho hasta la cabeza.

Diábetico y colchonero, tanto el Atlético de Madrid como el deporte han sido elementos sanadores fundamentales en su nueva vida, que se ve reflejada, paradójicamente, en el Wanda Metropolitano. Aunque añora los partidos en el Vicente Calderón, estadio en el que vivió sus “mejores recuerdos”, este comenzó a derribarse. Toda la construcción cayó de golpe y porrazo, pero el nuevo campo comenzó a erigirse, a pesar de lo que supone levantar algo desde cero.

Juan Sánchez con el polo del CD Guadalajara / Fuente: Juan Sánchez.

No he visto una herramienta más potente de inclusión y de normalización de la discapacidad que el deporte”

Curiosamente, acudió al primer encuentro que el Atlético de Madrid, equipo del que es socio desde los 18 años, disputó en el Wanda Metropolitano. “Fui desde el hospital de parapléjicos, me ‘escapé’ un fin de semana y les pedí que me dejaran ir a ver el primer partido y ahí fui con mi padre. Tengo muy buen recuerdo de ese partido, además fue en verano, ya pude disfrutar un poco del sol, no tanto del hospital”, indica.

Un “auténtico forofo” del Atlético de Madrid, pero también del deporte. Compaginó, durante varios años, tanto el tenis como el fútbol, hasta que tuvo que tomar una decisión. “Mi madre me hizo elegir, o fútbol o tenis, ‘que tienes que ir a inglés’. Y, a esas edades, uno tira siempre por los deportes de equipo”. A los 14, edad a la que guardó una raqueta que unos años después desempolvaría, hasta los 24, se decantó por la redonda. Vistió la camiseta del Deportivo Guadalajara hasta categoría juveniles.

Posteriormente, se enfundó la elástica del Dínamo Guadalajara hasta los 24 años, momento en el que abandonó la práctica futbolística. “Era el típico extremo rápido, poca técnica pero mucha velocidad”, señala Sánchez.

Ahora, por cosas de la vida, como dirá aquel, es tenista. Cuenta con el patrocinio del CD Guadalajara y de la asociación ‘Inclubsión’ y este es su segundo año de competición en el circuito nacional. Su objetivo de esta temporada es “mejorar todo lo que pueda”, después de que en la pasada campaña terminara en el número 23 del ránking nacional.

Cuando salí del hospital tenía muy claro que quería hacer deporte”

“Llevo entrenando como cuatro años, pero he tenido muchas lesiones de por medio. Me lesioné del codo, luego me rompí una costilla, me operaron de la médula y luego llegó el covid, por lo que no he podido entrenar de continuo, por eso he empezado tan tarde a competir”, añade. Pero en su caso, como en el de muchos, el deporte ha sido una vía de escape o, tal y como menciona, “un bálsamo sanador”.

Juan Sánchez en otro de sus entrenamientos / Fuente: Juan Sánchez.

Para él, hace cinco años, la práctica deportiva era “simplemente un hobby”, pero en la actualidad se ha convertido en una “rutina” y en un “objetivo” para poder estar activo durante el día. “Te pones a jugar al tenis, te centras en darle a la bola y se te olvida todo el resto de cosas”, añade.

Empuña su raqueta tres días por semana en las instalaciones de la Federación Madrileña de Tenis y complementa sus entrenamientos con sesiones de movilidad y de gimnasio, en el Kinesia Health & Sports. “Tengo una lesión bastante alta y necesito dedicarle mucho tiempo a la movilidad de la silla, que es un poco mi hándicap”, menciona, y que trabaja mediante circuitos de agilidad.

Si me hubieran dicho lo bien que iba a estar después de cinco años del accidente… estaría bastante orgulloso”

Por el momento, compite en la categoría ‘open’, una de las dos existentes, contra personas que sufren “algún tipo problema en los miembros inferiores”. La otra se conoce como ‘quad’, donde juegan tenistas con “algún déficit en el tronco o en alguno de los brazos, además de las piernas”.

Juan Sánchez, en uno de los diversos torneos de los que ha formado parte, ha conocido a Fernando Verdasco, en una divertida anécdota. Ocurrió en el challenger disputado en el Club de Campo Villa de Madrid. “Tenía que entrar en pista y necesitaba calentar un poco. Estuve haciendo unos saques en la pista de al lado y de repente vino un tío y me dijo: ‘Tenemos que entrenar en esta pista ahora’. Y de repente llegó Fernando Verdasco con todo su equipo”, señala.

En los días de competición, al ser diabético, ingiere un desayuno con un poco más de hidratos a los realizados normalmente y se mide el azúcar en los descansos cuando toca cambiar de campo, cuando observa “si ha bajado, si no ha terminado de subir…”.

“Uno cambia en cuestión de prioridades, ahora priorizo cosas a las que antes no les daba tanta importancia y viceversa. La familia y los amigos son los mayores apoyos que he tenido y gracias a ellos he tenido una actitud bastante optimista”, sentencia Sánchez.

Juan Sánchez, una historia de superación, coraje y corazón

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.