Guadalajara, otra vez, tierra de sacrificio

Por ALIENTE en Guadalajara*

Nucleares, trasvases… y ahora polígonos fotovoltaicos

De un tiempo a esta parte son innumerables los proyectos de megaplantas de energías renovables que sobrevuelan nuestra provincia. Con el pretexto de realizar una transición energética que se presenta como inaplazable, en Guadalajara, como en casi toda España, tanto el Gobierno central como el autonómico están promoviendo este proceso sin ningún tipo de planificación ni atención de las necesidades reales (demográficas, energéticas y medioambientales) de nuestra tierra, optando por el modelo llamado centralizado, de gigantescas plantas eólicas y fotovoltaicas.

El resultado de este proceso, si no se remedia, va a ser la expansión masiva y no planificada de energías renovables ocupando miles de hectáreas con gigantescas plantas solares, eólicas, estaciones eléctricas y líneas de evacuación, y la destrucción de numerosas zonas de cultivo que serán claves en un contexto de cambio climático.
Con ello, los efectos de esta transformación serán muy negativos para nuestros pueblos, dado que estas instalaciones industriales NO crean puestos de trabajo estables, ni durante ni después de su construcción, a la vez que los destruyen en el sector agropecuario, cinegético y turístico, agravando los problemas de despoblación, envejecimiento y falta de cohesión comunitaria que sufre Guadalajara. De ellos se aprovechan las empresas para agilizar sus proyectos, ya que cuentan a su favor con una menor capacidad de reacción y movilización en estas zonas despobladas, puesto que cuanta menos gente y cuánto más vulnerable su situación, más fácil es su negocio.

Muchas de estas instalaciones afectan a áreas de alto valor agrícola, cinegético, paisajístico y ecológico, afectando gravemente a la biodiversidad, poniendo en peligro a numerosas especies amenazadas y, arruinando décadas de políticas de conservación.

Desde nuestra perspectiva, todo este proceso se está fomentado desde las distintas administraciones públicas cuando, precisamente, son estas las que deberían velar por una planificación que garantice una transición realmente ecológica y justa en términos territoriales.

Como una imagen vale más que mil palabras, el mapa que adjuntamos más abajo da idea de la magnitud de la situación. En él, se puede observar cómo a los proyectos ya en funcionamiento, como una central nuclear, centrales eléctricas y una amplia superficie dedicada a la energía eólica y a la energía fotovoltaica, en la actualidad se ciernen sobre la provincia numerosos megaproyectos dedicados a la energía fotovoltaica.

Esta situación es especialmente grave en la zona de La Campiña y La Alcarria donde, si se llevan a cabo los proyectos planificados, estos supondrán un enorme impacto sobre el territorio, hipotecando enormemente su desarrollo y afectando severamente a la biodiversidad.

Como se puede observar en el mapa, son numerosos los proyectos que están proyectados, a pesar de que solamente están recogidos aquellos que han sido publicados en el Boletín Oficial. Además de estos, existen innumerables instalaciones más como, por ejemplo, y por citar solo algunas, las previstas en Torija, El Casar – Mesones, El Cubillo de Uceda, Valdenuño Fernández, Fuentelahiguera, Usanos, Yebra, Pastrana, Zorita, Valdegrudas, Caspueñas, Budia, San Andrés del Rey o Fuentes de la Alcarria.

Con todo ello, parece razonable pensar que el modelo territorial que se está cerniendo sobre la provincia para el siglo XXI es, por un lado, el de un Corredor del Henares y las zonas más cercanas a Madrid en la A2 orientados fundamentalmente a la logística; otras superficies orientadas a la conservación de algunas zonas rurales como el Alto Tajo o la Sierra Norte; y, por último, la conversión del resto de la provincia en grandes extensiones de polígonos solares para la producción de energía orientada al consumo de otros lugares, fundamentalmente Madrid.

De este modo, se da continuidad al modelo de desarrollo extractivo que se ha impuesto sobre la provincia desde mediados del siglo XX. Si en decenios anteriores era la población de estas zonas (forzada a la emigración), su agua (pantanos y trasvases), y su energía (nucleares) la que estaba al servicio de otras áreas geográficas, hoy es su territorio el que se pone a disposición de intereses ajenos, mientras nuestros pueblos languidecen por falta de servicios, trabajo e innovación y ven cómo se debilita aún más su débil tejido social y productivo. Todo ello nos lleva a pensar que estamos asistiendo a una verdadera colonización energética de la provincia de Guadalajara.

Frente a este modelo, hay alternativas. Queremos potenciar un modelo distribuido, basado en pequeñas instalaciones que, junto con el autoconsumo y las comunidades energéticas, permitan aprovechar las virtudes de las energías renovables y reducir sus impactos, acercar la producción de energía a los puntos de consumo y favorecer la democratización de la energía y la reducción de la pobreza energética. Y, sobre todo, queremos que se aplique un criterio científico, ordenado y planificado para las grandes plantas que inevitablemente haya que construir, consensuado con los agentes sociales del territorio para evitar que, una vez más, sean las zonas rurales de nuestra provincia, deprimidas y azotadas por la despoblación, las sacrificadas a costa del desarrollo de otros territorios, y para evitar que se deje en manos de la voracidad del mercado y de unas empresas que, además, están favoreciendo una nueva burbuja especulativa.

Por supuesto, es inevitable emprender una transición ecológica. Pero esta debe ser justa, beneficiando a las personas y no solo a las grandes empresas, y con respeto a los territorios, a las economías locales y a la biodiversidad. Para que unas zonas, ya deprimidas y azotadas por la despoblación, no sean de nuevo las perdedoras y sacrificadas.

Por todo ello, hemos convocado una concentración el sábado 11 de junio a las 12:00 en la plaza de Santo Domingo de Guadalajara, para mostrar nuestro desacuerdo ante esta situación y expresar así nuestra preocupación por este sinsentido que amenaza nuestra provincia.

(.) ALIENTE en Guadalajara.

El martes 22 de marzo presentaba en rueda de prensa la plataforma ALIENTE en Guadalajara para denunciar que, en Castilla-La Mancha y, en particular en Guadalajara, tanto el Gobierno central como el autonómico, han optado por un modelo de transición energética basado en la implantación de grandes parques eólicos y fotovoltaicos a gran escala que están provocando la ocupación de miles de hectáreas de suelo rústico con afecciones muy negativas a áreas de alto valor agrícola, cinegético, paisajístico, ecológico, social y cultural.

Se trata de la formalización a nivel provincial de la organización ALIENTE, creada en 2020,  cuyo posicionamiento en biodiversidad es apoyado por más de 270 investigadores. ALIENTE se ha convertido en una alianza de ámbito nacional que aglutina a más de 205 asociaciones y entidades sin ánimo de lucro. Lucha por un modelo más racional y distribuido, basado en el ahorro y la eficiencia energética, en el autoconsumo y las comunidades energéticas.

2 comentarios en “Guadalajara, otra vez, tierra de sacrificio

  1. Se están comiendo las mejores tierras de cultivo. De eso nadie dice nada.
    Del mismo modo, los desarrollos urbanísticos de cientos de hectáreas en el valle del Henares, con el aplauso de una turba de incompetentes, vulnerando el principio de no regresión medioambiental.

    Me gusta

  2. Soy vecina del pueblo de caspueñas me da mucha tristeza leyendo vuestra publicación sigo teniendo el nudo que no desaparece pensando en mis abuelos y en mis padres y por otro lugar en mis nietos y bisnietos la provincia es un desastre solo se piensa en llenar el bolsillo de dinero fácil y momentáneo por supuesto que si puedo estaré el día 11 de junio aunque no creo que valga para nada

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.