¡Peligro! ¡IKEA!

Por Gloria Magro.

El Centro Comercial Parque Corredor acogerá una nueva tienda IKEA en los próximos meses. La multinacional sueca se acerca así un poco más a Guadalajara, donde desde 2021 cuenta con un espacio de planificación y asesoramiento. Más de una medio centenar de pequeños negocios locales se dedican a la venta de mobiliario en la provincia, sin contar con el sector de las cocinas y la decoración. ¿Sobrevivirán a la competencia directa con el gigante de las cajas planas y su filosofía del móntalo tú mismo?

La doctrina económica clásica dicta como norma que la competencia es sana, además de conveniente ya que redunda en beneficio tanto de los consumidores como de los proveedores de servicios, obligados estos últimos a entrar en pugna por la calidad de los productos y los precios ofertados. La realidad suele ser un poco más rocosa y viene muchas veces a desmentir en la práctica las teorías económicas más aceptadas. La diferencia entre teoría y realidad la veremos en Guadalajara con la proximidad del gigante sueco de la decoración y sus efectos en el ya maltrecho comercio local.

IKEA se instala apenas a veinte minutos de Guadalajara, según recoge estos días la prensa local y nacional. La tienda de Torrejón de Ardoz contará con 7.500 metros cuadrados y dará empleo directo a 180 personas. Es el último gran anuncio de Parque Corredor, una gran superficie que vive su segunda juventud después de que haya invertido 45 millones de euros en reformar completamente sus instalaciones y actualizar la oferta comercial.

Mientras, aquí en Guadalajara el Centro Comercial Ferial Plaza languidece entre espacios vacíos y el anuncio de nuevos cierres, después de la huida general de las primeras marcas hace ya más de un año, entre las que ZARA y el resto de las enseñas de Inditex representaban las de mayor peso y reclamo comercial. La conversión de El Corte Inglés en un espacio outlet ha rebajado las expectativas de los consumidores y también su presencia, sin que por el momento se perciba un aumento de la actividad comercial en el centro de la ciudad, otra lección de teoría económica fallida.

Sin embargo, a pocos kilómetros y después de unos años afectado por la crisis general de las grandes superficies, cuando perdió la presencia de las principales marcas de moda -y también del grupo gallego, que abandonó ese espacio comercial mucho antes de hacerlo en Guadalajara-, a día de hoy Parque Corredor ha recuperado el pulso y ofrece una oferta comercial y gastronómica muy atractiva, con la presencia de primeras marcas tanto en moda como en restauración.

Que el modelo de negocio basado en la concentración de oferta comercial y ocio en superficies multimarca a las afueras de los núcleos urbanos no está agotado, lo demuestra la presencia de Oasiz Madrid, perteneciente a una multinacional francesa de grandes espacios comerciales, instalado en los últimos meses también en Torrejón de Ardoz, junto a la A2, con una oferta familiar y de ocio en torno a miles de metros de zonas verdes, espacios multiaventura e incluso un gran lago central que actúa como reclamo.

Los centros comerciales renacen de sus cenizas a escasos kilómetros de Guadalajara. Los comercios locales no pueden competir con una oferta de tal calibre. Tras el regreso de Inditex, el principal centro comercial del Corredor del Henares no tiene rival: ZARA, Bershka, Stradivarius y Pull & Bear, Primark, Kiabi, H&M, Sfera, Primor, Sprinter, D Sport y El Corte Inglés en su formato tradicional, en un mismo espacio. Solo en los dos últimos meses, Parque Corredor ha anunciado la apertura de nuevos locales de Hubside, Alain Afflelu, Solvisión, MGI, AW LAB, Hug&Clau, Singularu, Harry, The Body Shop, Rituals, Rodilla, Pepco, Levi*s y Calzedonia. Y ahora también IKEA.

Las enseñas buscan zonas de alta concentración de población y Alcalá de Henares, Torrejón y Coslada la tienen. Guadalajara va por el mismo camino si se tiene en cuenta que vivimos un nuevo boom inmobiliario. La burbuja vuelve a hincharse en la zona norte de la ciudad, y con ella la actividad económica ligada a la construcción, que arrastra en su expansión a sectores de todos los ámbitos. La presencia masiva de grúas en Aguas Vivas y Las Cañas da una idea aproximada del volumen de negocio que se está generando. Miles de nuevos pisos y unifamiliares ultiman estos meses su construcción. Viviendas vendidas sobre plano, listas para ser ocupadas una vez sean equipadas.

Las empresas locales tienen ahí un filón después del parón por el Covid. ¿Sabrán aprovecharlo? Es de esperar que haya mercado para todos, aunque el gigante sueco se puede llevar la parte del león. Y más teniendo en cuenta que desde el pasado año cuenta con un espacio IKEA Diseña en el centro comercial Ferial Plaza, donde ofrecen planificación de espacios y asesoramiento, así como asistencia para realizar compras online o contratar los servicios de recogida, transporte y montaje (cocinas.sanse.Es@ikea.com). ¿Podrán competir los negocios locales? Difícilmente. Basta un vistazo a la web de IKEA para comprobar lo atractivo de su propuesta y también de sus precios, así como de las facilidades de compra.

El sector de la decoración y el mobiliario hace tiempo se reconvirtió en función de la demanda de nuevos estilos y tendencias. Y también de los precios. La competencia suele generarse en el nivel mas bajo, con productos importados que se desechan cuando cambian las modas, que también aquí son efímeras, como manda la sociedad de consumo. Se pueden comprar muebles online, sin verlos, al igual que colchones sin probarlos, doblados como un rollo. Las posibilidades son infinitas en el nuevo universo virtual, ligadas al abaratamiento de los productos, de su coste, de las entregas… de la calidad. Atrás quedaron los tiempos de Muebles Rico, o de los míticos almacenes Rodríguez Coronado, junto al Palacio del Infantado, donde se compraban muebles sólidos y macizos, para toda la vida. Ya no volverán.

Es de esperar que los actuales comercios que juegan en esta liga no queden también relegados al pasado por la presencia de las cajas planas y las llaves Allen que lo mismo montan una cama, que un sofá en Guadalajara, en Berlín o en Nueva York, en esa República Independiente de nuestra casa, que curiosamente es la misma en cualquier lugar del mundo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.