No habrá paz para los vecinos

Por Sonsoles Fernández Day

Ni tampoco para las vecinas, no lo duden. En el mes de junio, una exultante y emocionada Sara Simón, concejala de Festejos del Ayuntamiento de Guadalajara, confirmaba oficialmente que las Ferias 2022 volvían al centro de la ciudad. A los parques de La Concordia, San Roque, Adoratrices y a la Fuente de la Niña. Felicidades, señora Simón, ese era su objetivo y lo ha conseguido. Y aunque usted diga que son ‘las Ferias que la gente quería y añora’, no todo el mundo opina igual. Y lo sabe. Tiene usted a todos los que no van a poder dormir del 7 al 18 de septiembre en contra. Su sueño hecho realidad acaba con el de la mitad de la población.

Al descontento o incluso cabreo de los que no van a poder dormir se suma el de los comerciantes que tendrán que limpiar cada mañana la entrada de su local, que, igual que tantos portales y garajes, amanecerán cual letrina pública, y no exagero ni pizca porque lo he vivido. Tampoco hará felices a los que van a dar vueltas y vueltas para poder aparcar en la ciudad, si quiere que vengan los de fuera tendrán que dejar el coche en algún sitio, a los peñistas que antes estaban más anchos y ahora convivirán apretados en los parques y, un año más, a los deportistas que no podrán entrenar en las pistas de atletismo de la Fuente de la Niña.

Aunque en el 2019 Sara Simón justificaba y se disculpaba por el uso de las pistas para los conciertos, porque, según decía, no había tiempo de pensar en otra ubicación, tres años después, parece que sigue sin dar con el sitio. Precisamente el grupo político AIKE (A Guadalajara hay que quererla), recordaba esta semana a la edil que había prometido encontrar otra solución y, aunque ha cambiado las peñas y las atracciones de sitio, las pistas de atletismo volverán a servir de auditorio.  No solo dejan a muchos atletas, locales e internacionales, sin base, también tendrán que afrontar, acabadas las Ferias, ‘los elevados gastos’, demostrado por facturas de otros años, que supone la reparación de las instalaciones después de que pasen por allí unos cuantos miles de personas.

El alcalde, Alberto Rojo, hace unos días en la presentación del cartel y del programa de las Ferias y Fiestas de 2022, decía que Guadalajara va a vivir ‘las mejores Ferias de su historia’ y que se recupera el modelo de festejos ‘que nunca se debió perder’.  Y aunque también decía que son muy conscientes de que llevar la fiesta al centro, a zonas con viviendas, supone una importante molestia para los vecinos, pide calma y paciencia. Como compensación, el alcalde asegura que se van a reforzar las medidas de limpieza y seguridad para ‘minimizar el impacto‘.

Pues ya está todo dicho. Ya se sabe que molesta, pero hay que aguantarse. A mí me sigue costando entender qué había de malo en ir hasta donde estaban antes los ‘cacharritos’, los puestos de comida y algunas peñas. Lo más ruidoso, oloroso y molesto estaba a no más de veinte minutos del centro caminando, apartado y alejado de viviendas, en un área asfaltada. Pero la concejala lo llama ‘el exilio’. Así, los mismos que presentaban y presumían la pasada primavera de un plan para una Guadalajara sostenible, llevan la noria, el Baby Paco, los puestos de chorizo y morcilla y los churros, junto con unas veinte peñas y sus miles de socios, a los parques del centro y a unos terrenos que están ahora mismo allanando. Ni sostenible, ni limpio, ni verde, ni llevadero pero, ya saben, KEEP CALM.

Me ha conmovido leer un artículo en un ejemplar de El Decano de Guadalajara de junio de 2005 que conservaba mi madre. El autor, Fernando Rojo. La foto de portada, un grupo de manifestantes de la Asociación de vecinos del Ferial, Panteón y adyacentes, uniformados con camisetas blancas, entre los que se encuentra mi hermana Anna, que aunque ya no podrá manifestarse más, no se perdió una. Y el texto, titulado ‘La muela del juicio del Ferial’, está dedicado a ese grupo de sufridores que pedían a Jesús Alique, alcalde del PSOE, que les librase del auditorio, que se utilizaba para conciertos y cine de verano, al que el autor llama ‘esperpento’, de la feria, las casetas, las peñas y las actuaciones. Para Fernando Rojo, que confiesa que en el fondo le da igual porque no vive en la zona, no es tan descabellado trasladar todo eso a ‘unos terrenos al otro lado de la autovía’. Mi madre conserva también una copia del correo que envió al autor dándole las gracias por interesarse por ellos. Después de tantas noches sin poder dormir y tantas mañanas teniendo que limpiar la puerta de casa, era un consuelo ver que alguien se hacía eco del problema.

En las camisetas de los más que pacíficos manifestantes, podían salir quemando la feria, pero no es el caso, se leen frases como ‘Por un barrio digno’, ‘En este barrio no hay quien viva’ y ‘Ferias sí, pero no aquí’. Este grupo de perseverantes insomnes consiguió que movieran la feria y que tirasen el auditorio, pero, como lo hizo el PP, lo de siempre, hay que volver a cambiarlo y recuperar lo que según el actual gobierno ‘nunca se debió perder’. Seguro que ninguno ha vivido en esa zona de la ciudad, serían más comprensivos.

He leído alguna crítica y quejas acerca de que la Virgen de la Antigua, patrona de Guadalajara y a quien realmente van dedicadas estas Ferias y Fiestas, no aparezca en los carteles o se nombre poco. Mucho mejor. Que dejen a la Virgen de la Antigua tranquila con su procesión, su novena y su recogimiento. No les vaya a dar por sacarla en barco rodeada de medusas y sirenas como hicieron con los Reyes Magos.

No, gracias. Ya tenemos bastantes innovaciones por este año. KEEP CALM.

Anuncio publicitario

2 comentarios en “No habrá paz para los vecinos

  1. Yo también he padecido tener las Ferias al lado de casa y estoy totalmente de acuerdo.
    Había un problema con el modelo de ferias del PP, que partió la fiesta en dos, y se ha optado por sustituirlo por otro problema vecinal. Ante el descontento de dónde pasárnoslo bien generamos el descontento de estar a disgusto en tu propia casa.
    – Desde el 31 de agosto, calles cortadas en el barrio y plazas de aparcamiento eliminadas. Ya fue un desbarajuste el experimento de Navidad, esto se eleva a la enésima potencia.
    – Utilización de zonas verdes e instalaciones deportivas para recinto de peñas. Porque un parque o unas pistas de tenis no son un recinto para peñas.
    – Ruido, mucho ruido, y suciedad durante dos semanas en vecindarios donde hay niños/as, ancianos, gente enferma, trabajadores/as… cuya calidad de vida queda en suspenso durante dos semanas por la imposición del capricho de una parte de la ciudad, no toda, a divertirse con 14 peñas y siete verbenas en plena ciudad. Nos pasamos todo el año yendo a divertirnos al Centro Comercial y persiguiendo a 4 chavles porque hacen botellón en el parque, pero en Ferias, para disfrutar «de verdad», tenemos que beber, mear y potar en plena calle. Troglodita, pero cierto.
    Aquí es imposible contentar a todos, pero el dilema es muy sencillo. Para que un peñista o cualquier persona no se desplace 15 o 20 minutos de la ciudad a un recinto bien acomodado para pasar la noche desfasando, familias de todas las edades tienen que joderse y aguantarse noche tras noche y día tras día. Y el Ayuntamiento ha optado por la opción que, como explica bien el artículo, no es ni más sostenible ni más cívica. Gana el modelo que piden las peñas y se impone a costa de los vecinos/as, porque ante la disyuntiva, en estos dos años de pandemia, la Concejalía de Festejos no ha sido capaz de buscar una tercera vía convincente ni transitoria ni, lo que debería hacerse, para los próximos 20 años: adecuar un lugar donde reunir toda la feria, sobre todo el ocio nocturno que ocasiona mil molestias, para que las madrugadas no se conviertan en un sinvivir para unos vecinos y vecinas que, al menos durante estos 15 días, les importan un pimiento. Y no basta pedir disculpas por adelantado. En lo tocante a Ferias, Guadalajara apuesta por ser un pueblo grande en vez de una ciudad pequeña.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.