Segundas oportunidades

Por Sonia Jodra

Creo que ya nadie podrá negarle a Magdalena Valerio el mérito de ser la política de Guadalajara que mayor relevancia ha alcanzado en nuestro país. Al ingente logro de llegar a ser ministra del Gobierno de España se suma ahora el de ser presidenta del Consejo de Estado. Ella admitió en una entrevista que la vida le había dado una segunda oportunidad tras superar el cáncer de mama que sufrió hace años. Su vida política ha estado llena de segundas oportunidades que Valerio siempre ha esperado trabajando sin descanso, comprometiéndose con lo grande y lo pequeño, mostrando tenacidad, perseverancia y principios. Aquella chica que ayudaba a sus vecinos a rellenar la solicitud de becas para sus hijos, ahora presidirá el órgano consultivo más importante de nuestro país.

Magdalena Valerio acostumbra a llevar siempre una libreta en la que apunta frases brillantes, emocionantes o inspiradoras. Por supuesto siempre las usa citando al autor, que puede ser un camarero, una catedrática o un taxista. Pero tiene las suyas propias, mezcla de su profunda formación jurista y el orgullo que siente de sus orígenes humildes, pegados a la vida en el campo o en el barrio. “Tengo una débil salud de hierro” ha señalado en alguna ocasión al referirse a la admirable capacidad que a lo largo de los años ha tenido para reponerse a enfermedades de gravedad. La peor, el cáncer de mama que tuvo hace algo más de un lustro y que le dejó algunas secuelas que Valerio disimula con su incansable disposición al trabajo. No es de extrañar que fuera esta cartera la que Pedro Sánchez le diera en 2018, cuando la moción de censura a Rajoy puso a los más fieles y cercanos al líder socialista caído y resucitado en la lista de los ministrables.

Fue su segunda oportunidad. Y ahora ha llegado ésta. Y si los rumores son ciertos pudiera ser que su mentora ahora sea quien en 2019 ocupó su puesto. Yolanda Díaz parece haber maniobrado a favor de Valerio, ante la posibilidad de que los socialistas pusieran a Carmen Calvo en el Consejo de Estado. Pero todo esto es lo de menos. Lo importante es que Magdalena de nuevo ha visto premiada la paciencia de alquimista con la que salió de la primera línea para seguir trabajando con discreción, volviendo a recorrer la provincia que la eligió como diputada y participando en todas las actividades a las que en este tiempo la han invitado, por pequeñas que fueran.

Me alegro mucho de este nuevo nombramiento, nombramiento con mayúsculas. Porque Magdalena es mujer, es de Guadalajara -poco importa dónde nació o creció- y está siempre. Está en el sentido activo de la palabra. Está cuando se la necesita. Es una mujer de principios, una mujer de compromisos férreos, una mujer que ama la política en su expresión más elevada.

Magdalena Valerio ha tenido éxitos y fracasos, victorias electorales y resultados nefastos. Ante todo ha mantenido la misma actitud, ha seguido trabajando, ha seguido pisando barro, hablando con la gente, llamando por teléfono, encabezando manifestaciones, sentándose en mesas de negociación… En la moqueta del Congreso o entre las curvas de carreteras secundarias, ella siempre ha entendido el verdadero valor del servicio público como máxima en la función de un político. Abogada de formación, funcionaria del Insalud, socialista de hecho y de derecho, es uno de los rostros más conocidos de la pequeña y sencilla política provincial. Llegó hace más de 20 años, cuando alguien pensó que faltaban mujeres solventes, formadas y con presencia en las instituciones. Ha sido delegada de Junta, concejala del Ayuntamiento de Guadalajara, consejera del Gobierno de Castilla-La Mancha y diputada nacional.

Llegar a ser ministra y ahora presidenta del Consejo de Estado es un triunfo suyo y solo suyo, porque ha trabajado mucho para llegar hasta ahí. Pero también es el triunfo de los hijos de familias sencillas, que llevan generaciones viviendo de su trabajo. Es el triunfo de las mujeres trabajadoras que nunca se rinden a pesar de la magnitud de las dificultades que las abrazan.

¡Enhorabuena, Magdalena Valerio!

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.