Acerca de El Hexágono

El Hexágono es una iniciativa impulsada por un grupo de periodistas de Guadalajara para analizar la actualidad de la capital y su provincia. Una visión coral, independiente y comprometida de las distintas caras de la realidad guadalajareña, desde el deporte y la cultura hasta la política, el medio ambiente y la temática social.

El pelaje de los cuatro gatos

Lo idílico de la estampa, por las carreteras de Guadalajara, entraña un peligro que solo el conductor padece. // Foto: GuadaTV

Lo idílico de la estampa, por las carreteras de Guadalajara, entraña un peligro que solo el conductor padece. // Foto: GuadaTV

Por Patricia Biosca

Oh, blanca Navidad…” empieza el villancico (sí, lo sé, lo sé, a partir del primer día laborable después de las fiestas, entonar una canción de este tipo está a la altura de abrir un paraguas dentro de un espacio cerrado) y no sé por qué extraña la nieve en todo este esquema. La nieve, que es agua y en forma de copo nos parece algodón, casi calentito y reconfortante, en realidad es -para su información, y lo hago por desmitificar la estampa- agua que se congela hasta llegar expandirse con delicadas formas fractales para luego convertirse en pegotes sucios que más cerca están del hormigón viejo que del pelaje de un tierno corderito. La nieve, esa hacedora de caderas rotas, de tobillos dislocados, de dolor de coxis. Ese elemento que puede llegar a causar hipotermia y nos obliga a ir en segunda por carreteras que hemos recorrido millones de veces, pero que disfrazado con una bufanda, una zanahoria y cuatro palos llena portadas de amables postales navideñas, de calendarios y de muros de Facebook con decenas de “me gusta”. Sí, aquí tienen a una hater de la nieve, el Grinch de la Navidad, la Chiquetete de la Cabalgata. Y creo que debería invitar a mi grupo de “odiadores” a todos los gobernantes que gestionan desde muchas a unas pocas de las carreteras españolas, porque cada vez que la “oh, blanca nieve” aparece, llega con ella el mismo amigo: el caos. Sigue leyendo

Anuncios

Yo estoy con Moussa

Por David Gómez

moussa 2-kTH--620x349@abc

Moussa Sidibé, en su presentación con el Club Deportivo Guadalajara

Este servidor podría empezar hoy, como casi todas las semanas, hablando de la victoria de un gran Deportivo Guadalajara frente al Atlético Ibañés por 4-2. Podría hablar del regreso triunfal del equipo a la competición, de su gran imagen pese a que una ridícula capa de nieve estuvo a punto de aplazarlo todo, como el derbi de La Solana. Aunque allí el césped estaba mucho peor, todo hay que decirlo. Podría hablar de su magnífica posición en la tabla, de su consolidación en puestos de ‘play-off’. Podría hablar de la debacle del Dínamo Guadalajara femenino en su visita al Alhóndiga (3-0). Podría. Quizás debería. Pero no lo hará. Porque lo deportivo ha dejado de ser importante en Guadalajara. Una vez más, cuando las aguas parecían discurrir más tranquilas que nunca en estos últimos años, llegó la tormenta que agitó todo.

Sigue leyendo

Visualthinking, pensamiento visual o cómo dibujar ideas

Por Fernando Viejo-Fluiters Ximénez*

Estoy convencido de que todos destacamos en algo, que todos tenemos por lo menos algún súper poder, que todos somos especiales y tenemos una historia que contar.

Uno de mis súper poderes es el dibujo. Hoy me han pedido que escriba sobre mi profesión: soy Visual Thinker, un claro ejemplo de reinvención profesional o de cómo hacer de tu pasión tu profesión.

Sigue leyendo

Aporofóbicos

Por Gloria Magro.

APOROFOBIA  es la palabra del año para la Fundación del Español Urgente. El miedo o aversión a los pobres como vocablo más significativo de 2017, el año de la recuperación económica definitiva según el Gobierno de España. Bonita palabra para un 6 de enero, día de regalos y alegría, día de abundancia por excelencia.

Seguramente anoche en el desfile de Reyes, ese en el que el Ayuntamiento gasta cada año de una tacada más de cuarenta mil euros del presupuesto municipal -y digo una cifra estimada porque los datos no son públicos-, muchos guadalajareños tenían otras preocupaciones ajenas a una noche tan festiva. Con los últimos datos encima de la mesa, en Guadalajara hay 500 desempleados más desde diciembre. Eso significa seguramente menos regalos, menos alegría y desde luego menos abundancia en muchos hogares de nuestra provincia hoy. Menos roscones de Reyes y más incertidumbre al empezar 2018. Sigue leyendo

Carta a los Reyes Magos

ReyesMagos

Sus Majestades, Melchor, Gaspar y Baltasar. // Foto:  guias-viajar.com

Por Álvaro Nuño.

Sus Majestades, no podía dejar pasar esta fecha sin enviaros esta misiva como cualquier niño del mundo de cualquier edad. Hoy es el día de los ojos encendidos, de la ilusión y de la esperanza. Quizás sea el día y la noche más mágica del año, en la que todos los sueños se pueden convertir en realidad y todos guardamos en nuestro interior un poco de esa infancia en la que la creencia absoluta en vuestra existencia era tan real como la Navidad misma.

Desde esta tierra castellana, la llegada de sus Majestades de Oriente siempre se ha esperado, año a año, con la misma ilusión o más que en el resto de lugares de vuestro incansable camino. Ya sabéis que aquí, muchos de nosotros nos resistimos todavía como gatos panza arriba a la invasión de ese gordo fondón llegado de las nieves del norte y del otro lado del charco. A nadie le amarga un dulce y la presión de la publicidad, de las películas americanas y, por qué no decirlo, del contacto con nuevos vecinos que acaban compartiendo con nosotros sus propios costumbres, han hecho que en muchos hogares incluso se haga doblete y que mientras vosotros prácticamente salías del lejano Oriente, los renos de Papá Noel ya hayan dejado regalos a los pies de no pocos árboles de Navidad. Pero su gorrito con el pompón y sus campanillas no generan la misma ilusión que vuestros camellos y vuestros pajes. Buena prueba de ello las colas para entregar las cartas en vuestros tronos de la Plaza Mayor o la cabalgata de esta tarde, uno de los actos más multitudinarios que año a año cierra la Navidad.

Sigue leyendo

2018

Por Borja Montero

El tiempo es un continuo, imparable, siempre hacia delante (incluso después de los recientes descubrimientos de un grupo de físicos de la Universidad Federal ABC de Brasil). Es por ello que actos como el que hemos vivido hace apenas un par de días, ese de celebrar por todo lo alto la llegada un año nuevo, con sus buenos propósitos y esperanzas de importantes novedades en nuestras vidas, son totalmente arbitrarios, nacidos de la insaciable lujuria del ser humano por controlar aquello que es inasible, como la naturaleza, el espacio o, como es el caso, el tiempo, de parcelar lo que es más grande que él para intentar hacerlo más accesible y para disimular su propia pequeñez. Así, como quien traza líneas en la arena del desierto, el género humano se ha inventado fronteras arbitrarias, imaginarias (¿acaso no lo son todas?), para no sentirse perdido en la inmensidad del tiempo, coordenadas vitales en forma de segundos, minutos, meses y años. Sigue leyendo

El menú

Por David Sierra

Desde que tiene uso de razón, David siempre come lo mismo. A menú cerrado una semana tras otra, sin variaciones. Todo está planificado y detallado y es complicado que el guion cambie. Ya sabe, por la experiencia de toda una vida, que los martes, por ejemplo, toca lasaña. Precocinada. Y por la noche, de cena, una pizza congelada. De esas que parecen exquisitas en la tapa. Todos los martes. Vive con sus padres. Me cuenta que su madre ya no trabaja y que es ella la que cocina en casa. “Entre comillas” dice. David sufre de reflujo gastroesofágico y cree que buena parte de sus anomalías estomacales en algo tienen que ver con la alimentación que mantiene. Reconoce que es algo cómodo. Que podría elaborar sus propios platos, pero que tampoco le dejan. ¿Y por qué no le dices que te haga otras cosas? Le pregunto. Calla por un instante y finalmente vomita sus sentimientos: “Mi madre sufre fibromialgia y a veces no puede ni pelar las patatas”.

Sigue leyendo