Las vueltas que da la vida

Por Borja Montero

El ser humano, en su Innata necesidad de conocer el funcionamiento y los sistemas internos de aquello que le rodea, ha inventado infinidad de frases hechas y lugares comunes que le permitan reconfortarse cuando se encuentra ante situaciones que suponen misterios insondables. Desde el elevado “los caminos del Señor son inexcrutables” hasta el sencillo pero elocuente “cosas que pasan”, hay muchas explicaciones que no explican nada para justificar que “la vida es así” o “las vueltas que da la vida”, aunque, en muchas ocasiones, suele haber una razón mucho más prosaica y sencilla detrás. Sigue leyendo

Anuncios

Regalo de Reyes

Por Borja Montero

A veces ocurre, en el torbellino de sensaciones que es eso que llaman el espíritu navideño, que un ansia la venida de los Reyes Magos, sobre todo a determinadas tiernas edades, ya que tiene puestas en los tres magicos monarcas su esperanza de recibir algo tremendamente ansiado, habitualmente algo excesivo como un pony, un árbol frutal o algún personaje de la televisión como amigo inseparable. Puede llegar a ocurrir que, ante la recurrencia de la petición año si, año también, sus majestades de Oriente tengan finalmente a bien conceder lo deseado, siempre que esté dentro de unos determinados cánones de materialidad, aunque cabe la posibilidad de que está concesión llegue tarde y el frenesí ya haya pasado. Hoy hablamos de la Radial 2.

Sigue leyendo

¿Crisis de los 40?

Por Borja Montero

Hoy es 6 de diciembre, Día de la Constitución Española. Para los que hemos nacido después de la muerte de Franco, esta festividad ha estado siempre ahí y si hemos sabido de su significado, más allá de la confección de minivacaciones invernales junto a la celebración festiva de origen religioso de dos después, ha sido porque hemos querido tomar conciencia de nuestra idiosincrasia política y ciudadana. En la cuadragésima celebración de este 6 de diciembre con valor añadido, si bien no fue festivo hasta 1983, parece un buen momento para mirar a aquello que se homenajea en este día, la Constitución, pieza central del ordenamiento jurídico español, que fue votada en referéndum tal día como hoy de 1978 y entró en vigor tres semanas después.

Precisamente el paso de estas cuatro décadas de servicio, y la maduración que en este tiempo deberían haber sufrido nuestras entendederas democráticas, ha hecho que muchos vean cada más cercana la posibilidad de modificar la carta magna, este sacrosanto documento que otros, por su parte, ven intocable. Es cierto que la Constitución establece las bases de algunos de los pilares fundamentales de la organización del país, precisamente por lo cual es un tema tan delicado que no puede ser impuesto por una sola opción política sino que requiere de una visión poliédrica de los asuntos y de un talante de diálogo y acuerdo de los que el mundo político español en la actualidad adolece (y no soy muy optimista en que los próximos años).

A pesar de que su reforma esté más bien lejos, y con la perspectiva y el cambio de enfoque que nos dan cuarenta años de existencia y el hecho de que la mayoría de la población a la actualmente afecta siempre ha vivido a su amparo, en el articulado de la Constitución, encontramos algunas cuestiones que podrían estar sujetas a revisión, algunas por la pérdida de la utilidad social que pudieron tener en su momento, otros por tratarse de conceptos pasados de moda y otros por ser preceptos que no se aplican, si bien esto tendría más que ver con la falta de desarrollo legislativa posterior que por la propia redacción del texto constitucional.

Sea cual sea el diagnóstico de cada uno y de las mejoras que cada uno pueda pretender (el PP es el único partido que no ha propuesto ninguna modificación a la carta magna, mientras que el resto de partidos, desde todos los ámbitos de la izquierda hasta la derecha más radical, sí incluyen en sus programas puntos a revisar), este cuadragésimo aniversario de la ratificación ciudadana de la Constitución Española parece venir a decirnos que tengamos paciencia y aprendamos a vivir con los preceptos y mandatos de nuestra viaje amiga de 1978, ya que parece poco probable que un Gobierno, ni siquiera el Ejecutivo interino y muy aficionado a la grandilocuencia en sus gestos e iniciativas, se atreva a iniciar un proceso tan sofocante como puede ser el pactar una modificación de cierto calado en el texto constitucional en un ambiente político tan fragmentado y lleno de egocentrismos.

La sociedad española debería estar madura para afrontar las correcciones que impone la vida adulta, pero puede que la política española, en lugar de madurar, haya regresado a una etapa infantil.

Un ‘sunday’ cualquiera

Por Borja Montero

La noticia no es nueva, sino que lleva ya unos días siendo la comidilla de muchas conversaciones, sobre todo entre los GTV (de Guadalajara de Toda la Vida). Sin embargo, hoy es un día muy apropiado para comentarla, en este grisáceo thursday más de otoño que antecede al Black Friday. El pasado domingo, un sunday cualquier también, las pastelerías Hernando echaban la persiana de forma definitiva después de más de un siglo de servicio (alrededor de 140 desde que se inició el primer negocio con ese nombre, y unos 120 desde que se convirtió en pastelería) a los vecinos de Guadalajara (posteriormente también en Azuqueca y Alovera) y a los visitantes, que podían llevarse los bizcochos borrachos de esta veterana confitería. Sigue leyendo

Buscando un foco

Por Borja Montero

Las formas en política siguen habitualmente unos patrones bien establecidos. Uno, al menos en público, suele ser amable hasta la condescencia con los desconocidos responsables de tu futuro electoral, cariñoso ante los micrófonos con aquellos que son compañeros de bancada y beligerante contra los de otros partidos. Estos sentimientos pueden no tener un reflejo acorde en el fuero interno de la figura pública concreta, pero son estrategias de cara a la galería que sirven, si no para avanzar en la consecución de la meta última, el ganar votos, sí para mantener intactos los intereses y las posibilidades. Sigue leyendo

Historia de una ambición

Por Borja Montero

La verdad es que la elección de este título, propio de un telefilm de dudosa calidad ideal para una siesta sabatina o de un thriller ochentero de trasfondo empresarial o político, no le queda nada mal a nuestra protagonista de hoy. María Dolores Cospedal (respetemos en su epitafio político su deseo de acercarse al pueblo y quitarse el “de” que ella misma se puso), quien lo fuera todo en el Partido Popular, anunció ayer se renuncia al escaño en el Congreso de los Diputados y, con él, a toda la ligazón que le quedaba con el mundo político, tanto a nivel orgánico dentro del partido como a nivel institucional. Sigue leyendo

Incorrectamente político

Por Borja Montero

Hace muchos años, cuando era un ávido lector de literatura cinematográfica, hubo una frase del director francés Jean-Luc Godard que se me ha quedado dando vueltas: “un traveling es una cuestión moral”. Al principio pensé que era una bravuconada de artista venido a más, tan autoconsciente de su propio genio que se permitía elevar sus decisiones de puesta en escena a la categoría de la ética. Poco a poco fui conociendo algo más del carácter fuertemente militante de este realizador y, en paralelo, mis concepciones políticas naif de bisoño adolescente idealista fueron madurando y adquiriendo profundidad y matices, y fue entonces cuando entendí la verdadera dimensión de la frase: cualquier acto que llevemos a cabo es una expresión de nuestras convicciones políticas y, en un terrenos incluso más íntimo, de nuestra verdadera idiosincrasia moral. Sigue leyendo