El plan

Por David Sierra

Huele a elecciones. Las máquinas trabajan a pleno rendimiento. En los partidos políticos la propaganda se elabora con minuciosidad. Pero también desde las administraciones. En los despachos. Sobre el terreno. En las sesiones plenarias de los ayuntamientos. De la Diputación. De las delegaciones del gobierno regional. Los anuncios se suceden con el tiempo justo. Con la prisa necesaria para que los plazos se ajusten al de las inauguraciones. De las presentaciones en sociedad. Para llenar los balances de guiones en alabanza del buen gobierno. En la sede del partido primero. Con convocatoria de prensa y guiños del ‘luego en privado te cuento’. La estrategia está trazada desde hace meses. La actuación ha comenzado y a partir de aquí todo son buenas acciones.

Sigue leyendo

Anuncios

Paralelismos cospedalianos

Por David Sierra

La llegada de un 2019 cargado de citas electorales ha puesto en guardia a las oficinas programáticas de los partidos políticos que ya vienen desde hace varios meses trabajando en las promesas con las que pretenden ganarse el voto de los ciudadanos. En Castilla La Mancha, el presidente del Partido Popular en esta región, Francisco Núñez, – Paco para los amigos – ha preferido comerse las uvas dejando los deberes hechos en el acto de presentación de los candidatos a las Alcaldías de las cinco capitales de provincia castellanomanchegas celebrado en Albacete la víspera de Nochevieja. Para ello, dio a conocer a los presentes y de cara a los medios de comunicación un decálogo de medidas con las que pretende atraer a los votantes hacia las siglas de la gaviota en los comicios del próximo mes de mayo, apostando por una senda con marcadas coincidencias con la de su antecesora de partido, María Dolores de Cospedal, cuando ésta obtuvo la victoria en las elecciones para la presidencia de la región, celebrados en 2011.

Nunez-Casado

Paco Núñez y Pablo Casado en Albacete. / Fuente: eldiario.es

Sigue leyendo

Rondas en la Gran Vía

Por David Sierra

Es, sin duda alguna, uno de los acontecimientos más importantes de la Navidad alcarreña y, en mi opinión particular, el mejor de todos los eventos que se celebran en estas fechas en la provincia de Guadalajara. Declarada como Fiesta de Interés Turístico Regional en 2015, el certamen de Rondas Navideñas de Torija quiere ampliar fronteras dando a conocer este gran espectáculo a nuestros vecinos madrileños. Por ello, la actividad ha sido presentada recientemente en la Oficina de Turismo de Castilla La Mancha en Madrid, al toque de zambomba y  el cántico de villancicos en plena Gran Vía.

 

La Asociación Barbacana de la localidad fue la impulsora de esta célebre actividad hace 29 años con el propósito de recuperar los villancicos que antaño los torijanos cantaban en la iglesia, en las casas y por las calles del municipio. Y año a año fue sumando adeptos a la causa, basando su éxito, por un lado, en la implicación de las rondas participantes y, por otro, en la recreación de una gran ambientación en la que ha primado desde el inicio el buen trato al visitante en todos los aspectos. Sin olvidar el encanto monumental e histórico que aporta la localidad con un entorno único sustentado en el castillo y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Y la implicación de todo un pueblo volcado en disfrutar y hacer disfrutar aportando cada uno su granito de arena, ya sea llenando vasos de caldo calentito, repartiendo las deliciosas migas, preparando los aromáticos bocadillos de chorizos al vino, o simplemente ambientando el espectáculo con las típicas vestimentas de esta comarca y haciendo sonar la infinidad de objetos convertidos en improvisados instrumentos musicales que acompañan al cántico de villancicos.

Ante esta situación, no es raro que, a pesar del frío que suele hacer en esta época, la cita con las rondas torijanas haya ido ganando fieles de tal forma que los visitantes ya se cuentan por miles en cada edición que acontece. Y es por ello que cada nuevo certamen implica un esfuerzo mayor en la organización y en los recursos necesarios para mantener viva esa llama que muchos otros municipios del entorno han tratado también de encender con certámenes similares, incluida la propia capital. Por ello, es indispensable que aquellas administraciones que alardean de ayudar a nuestros pueblos y luego desvían sus fondos al apoyo de proyectos urbanizadores en la gran ciudad tomen conciencia del papel que deben jugar para que la tradición de la Navidad del Belén, del niño Jesús y del villancico no se pierdan.

ronda-torija-d2

La ronda de Cifuentes, calentando motores. / Foto: R.M. / http://culturaenguada.es

El formato que mantiene el certamen desde prácticamente sus orígenes consiste en un pregón inicial en la iglesia, cuyo honor ha recaído en esta ocasión en el reportero y periodista Ernesto Morán, y donde acto seguido tiene lugar una primera actuación de las once rondas participantes con la interpretación de un villancico de la tierra. A continuación, los cánticos navideños salen a la calle donde cada una de las rondas vuelven a participar ambientando las degustaciones de caldo, migas y chorizos. Y finalmente, el certamen se cierra con una tercera actuación basada en la interpretación de temas folclóricos.

Una vez cumplido el objetivo primordial de recuperar la esencia musical de las navidades que pasaban nuestros mayores, el propósito ahora es extender este acervo cultural más allá de la provincia y convertirlo en un reclamo turístico más de cara al cercano y amplio mercado que alberga Madrid, siempre abierto a propuestas que abracen los estímulos de la memoria y el recuerdo. Torija no ha dejado escapar la oportunidad de mostrar a los madrileños un aperitivo de lo que supone su certamen de rondas y, sin duda, dirigir su mirada hacia allí puede ser todo un acierto si traza la estrategia adecuada para mantener su esencia sin que ello suponga el rechazo a la introducción de nuevas propuestas que permitan abrazar y compartir diferentes sensibilidades culturales en torno a lo que suponen estas fechas.

Para los pocos que aún no saben lo que se pierden si no acuden a este gran acontecimiento, únicamente decirles que el 29 de septiembre tienen una nueva oportunidad de sentir el mayor de los esplendores de las fiestas navideñas alcarreñas y compartir una extraordinaria experiencia.

Vinieron para marcharse

Por David Sierra

Vinieron para quedarse. Eran cinco. Una familia tipo: madre, padre, niña y dos niños. Uno de ellos ya adolescente. El otro aún en pañales. Decidieron buscar un lugar donde la economía familiar les permitiese rentar más. Y optaron por salir de la gran ciudad y hacer caso de los rumores que les llegaban a diario sobre que la vida en el pueblo daba mucho más de sí. La idea les apasionaba. Encontrar el sosiego y la paz después del trabajo les atraía con especial ilusión. También la creencia de ver crecer a su prole en la libertad que ofrece el mundo rural, donde las normas se adaptan a lo que dicta la razón.

Sigue leyendo

Por un beso en un clavel

Por David Sierra

Hubo un tiempo en el que los pueblos, nuestros pueblos, contaban con dos aficiones que estaban estrechamente ligadas a su esencia. Una de ellas era la caza. La otra, la tauromaquia. Manifestarse en contra de cualquiera de ellas suponía una grave ofensa a todo un conjunto de valores socialmente enraizados, que implicaba incluso llegar a la marginación y exclusión social dependiendo del entorno y el lugar.

Sigue leyendo

La ‘nueva’ política

David Sierra,

“Ha llegado el momento de la movilización y de la acción, de la responsabilidad y del compromiso cívico”. Así se presentaba el 17 de enero de 2014 en uno de sus tweets con enlace a su web la gran sorpresa en las elecciones andaluzas que tuvieron lugar el pasado domingo, 2 de diciembre de 2018. A lo largo del timeline  de esta herramienta social digital durante esos días en los que VOX echaba a andar como alternativa ideológica en la derecha de la derecha los mensajes de transparencia y de ofrecimiento de un espacio de ruptura con la política existente se sucedían con el objeto de atrapar seguidores a los que reconvertir en futuros votantes. Analizar ahora las causas del auge de la extremismo conservador supondría emprender toda una tesis doctoral sobre la que a buen seguro ya habrá algún avispado estudiante trabajando sobre ello.

Sigue leyendo

Tiros al aire

Por David Sierra

Lo esperaba como agua de mayo. Patear los sembrados y barbechos escopeta al hombro para celebrar el Día del Señor con disparos al aire. Lo había mamado desde la juventud como una de las herencias de su padre mejor consideradas. Botas camperas para la ocasión y ropa de camuflaje, que bien podría servir para volver a hacer el servicio militar. El madrugón, que tampoco es tanto, está justificado cuando el desayuno es de tasca, con café, porras y churros. Hay tradiciones que no se pierden.

Horas de caminata aguardan. Siempre la misma ruta, las mismas sendas, los mismos parajes, donde la baza de la sorpresa ya no se juega ni el primer día de la apertura de la veda. Desde hace ya unos cuantos años, ese gusanillo en el cuerpo que aparece cuando algo emociona o es muy esperado se ha convertido en apenas un hormigueo, que desaparece cuando los pasos caminados no tienen la tregua de un apretón de gatillo. Y eso sucede cada vez más a menudo.

cazadorSe quejan los cazadores de nuestros pueblos de la conversión de los campos en tierras inertes. Sin la vida que les otorgaba la fauna animal sobre la que antaño apuntaban sin miramientos y con descaro. Y, en parte, razón tienen. Porque los ecosistemas de estas zonas han cambiado. Se han modificado en favor de unos intereses cuyas consecuencias han sufrido otros. Bajo el silencio administrativo y social que únicamente trasciende al final de la jornada cuando se hace la recapitulación de la nada a pie de cerveza y almuerzo sobre la barra.

Hace tiempo, achacaban esas ausencias de sonidos de perdices, de saltos de conejos y carreras de liebres a la proliferación de alimañas “que se comen nuestra caza” decían. Ahora, cuando ya ni eso se avistan, las miradas han puesto el foco en otras variables quizá mejor fundamentadas. El uso en la agricultura de cada vez un mayor número de sustancias herbicidas y plaguicidas podría intervenir de una manera trascendental en la reducción de estas especies en algunas zonas de la provincia. “Como se cura tanto el campo con muchos herbicidas y venenos y los animales también comen, eso no puede ser bueno y les puede afectar a la reproducción. Dicen que afecta sobre todo a las hembras que dejan de criar” apuntaba para un medio local un cazador de Cañizar. Y en esa dirección se han publicado diversos trabajos de investigación que subrayan ya desde los años ochenta que el consumo de semillas por parte de aves como la perdiz había pasado de sustentarse en plantas silvestres (casi un 49% de su dieta en 1981 a un 14% en 2014) a semillas para el cultivo tratadas químicamente con fungicidas e insecticidas y tóxicas para estas aves. Otro estudio del IREC (Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos), indicaba que muchas semillas de siembra quedan sin enterrar en la superficie de los campos, con lo que una perdiz puede ingerir una dosis letal con tan solo alimentarse del grano disponible en seis metros cuadrados.

La observación siempre ha sido una cualidad propia del sosiego que ofrece el entorno rural. Que los alrededores de la conocida como rotonda de la Bicicleta en Guadalajara estén infectados de conejos y, sin embargo, en los campos cultivados de Taracena, al otro lado de la autovía de la Ronda Norte, apenas se dejen ver da pie a que teorías como la anteriormente mencionada ofrezcan esa causalidad.

Razonamientos que también explican la proliferación de enfermedades que han reducido de manera considerable las poblaciones de conejos y liebres en buena parte de nuestro territorio. Un ejemplo lo encontramos en la liebre, que ha experimentado una preocupante disminución poblacional en comunidades autónomas donde era muy prolífica como la castellano manchega y en el último decenio esas poblaciones han descendido en torno a un 30 por ciento en toda la península, atendiendo a las estadísticas de capturas que manejan las asociaciones cinegéticas. Las causas de este descenso poblacional de la liebre no sólo radica en los cambios climatológicos que, obviamente afectan a la reproducción de estos animales, sino también a los sistemas y la gestión de los cultivos que, de algún modo, les ha vuelto más vulnerables y sensibles a contraer enfermedades de origen parasitario, vírico o bacteriano. La última de ellas ha sido la mixomatosis, que hasta la fecha era exclusiva de conejos y ahora se ha trasladado también a la liebre ibérica, habiéndose expandido ya la enfermedad por doce provincias obligando a la Federación Española de Caza a suspender la apertura de la veda de liebres.

Epidemias como ésta echan al traste las iniciativas que las asociaciones de caza impulsan para favorecer el sostenimiento poblacional de estos animales, tal como la implantación de cuotas, la instalación de bebederos y comederos o la reducción del periodo cinegético. A solventar el problema tampoco ayuda que muchos de los cazadores de estos espacios sean a su vez agricultores que otorgan prioridad a los beneficios de sus cultivos por encima de las especies que conviven en ellos.

La actividad cinegética está en crisis. Lo manifiesta el descenso paulatino en el número de licencias y la desconexión cada vez más grande que tiene con las nuevas generaciones. Sin embargo, este hecho no ha propiciado que mejoren las poblaciones de las especies cinegéticas menores. Quizá haya llegado el momento de que la apuesta por la agricultura sostenible deje de dar tiros al aire y comience a recibir los incentivos que merece para convertirse en uno de los pilares que pueda hacer resurgir el medio rural y todo lo que concierne.