La canción del verano

sanidad castilla la mancha

//Imagen de la campaña de Sanidad CLM

Por Sonsoles Fernández Day

Dos jóvenes limpios y bien peinados sonríen, no se ve, pero se nota que lo hacen, detrás de sus mascarillas perfectamente colocadas. Es la imagen que ha elegido la consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha para la campaña ‘Más responsables que nunca’ con la que nos recuerda, una vez más, las medidas necesarias y recomendables para evitar contagios. Debajo de la foto de estos chicos tan majos y antes del logo de la campaña se lee: Es la nueva normalidad.

Ahí está otra vez, como la canción del verano, machacona, recordándonos que se va a quedar una temporada. Con el repelús que me produce la DobleN. Sigue leyendo

¡Que vienen los madrileños!

coches en carretera a2

Autovía A2, dirección Madrid-Guadalajara

Por Sonsoles Fernández Day

Decían los más positivos que lo que hemos vivido estos meses atrás nos iba a cambiar para bien. Algunos pensaban que, a partir de la crisis del coronavirus, seríamos más conscientes de lo realmente importante. A causa de la Coronavirus crisis, que en inglés suena más científico, aunque se escribe igual, aprenderíamos a valorar más lo esencial y a olvidarnos de lo superfluo. No lo tengo yo tan claro. Es posible que en la curva de alguno de los 99 días de alarma social hubiera algún viso de esa armonía universal, pero en cuanto abrieron las terrazas de los bares, la memoria por los miles de fallecidos y el miedo al contagio se quedó en unos brindis y las tapas a pachas. Sigue leyendo

La pandemia aguafiestas

concierto camela

Concierto de Camela, en Cabanillas del Campo. Fiestas 2019

 

Por Sonsoles Fernández Day

Escuchamos y leemos constantemente cómo será la ‘nueva normalidad’ a partir del próximo 21 de junio cuando finalice en España el estado de alarma. De todas las expresiones y vocabulario acuñado y aprendido en la era del coronavirus, la NN es, con diferencia, la que menos me gusta.  Llevar mascarilla, mantener una distancia de un metro y medio, reducir el aforo en los lugares públicos y evitar contactos y aglomeraciones es necesario y obligatorio si queremos acabar con este bicho. No queda más remedio que aceptarlo y lo más responsable por parte de todos es cumplir con estas medidas, pero llamarlo ‘nueva normalidad’ suena a que haya venido a quedarse para siempre. Yo prefiero pensar que está de paso. Sigue leyendo

Mascarillas a discreción

VARIEDAD DE MASCARILLLAS

Por Sonsoles Fernández Day

Los que me leen regularmente, gracias de corazón, by the way, se habrán dado cuenta de lo que me gusta acudir a la Real Academia de la Lengua para enfatizar mis reflexiones. Yo estoy segura de que ustedes conocen el significado de la palabra o la expresión, pero si recurro a la RAE, no quedará ninguna duda de lo que quiero decir, y yo me quedo más contenta. Pues bien, según la RAE, a discreción es una locución adverbial que puede significar 1. Al arbitrio o buen juicio de alguien, y 2. Al antojo o voluntad de alguien. Si ustedes ya se han desconfinado, salido a la calle y encontrado con familia y amigos, se habrán dado cuenta de lo mismo que yo, que las mascarillas se están usando a discreción. Bien con responsabilidad, bien como le sale a cada uno del covid-entendimiento. Sigue leyendo

Calor y tormentas

IMG_9864

Nubes sobre Guadalajara, ayer.

Por Sonsoles Fernández Day

Este año más que nunca se nos pasó la primavera sin sentirlo. La vimos llegar desde la ventana, cuando el paisaje o las macetas del balcón se iban vistiendo de verde.  La celebramos en las primeras flores y en las deseadas salidas, sacando a pasear la ropa recién lavada del cambio de armario más meticuloso de la historia. 40 días de encierro y un calendario en blanco sin planes lo permitieron. Y se nos ha ido de repente, sustituida por este verano meteorológico que nos ha puesto a treinta grados. Ya tenemos el calor instalado en la rutina, aunque algunas tardes de tormenta bajan las temperaturas por unas horas. Sigue leyendo

Salir más fuertes

crespon en el balcon

Banderas a media asta y un crespón negro en el balcón del Ayuntamiento de Guadalajara.

Por Sonsoles Fernández Day

Nos dijeron ‘Quédate en casa’ y nos quedamos, porque estábamos viendo cómo subía la curva, porque nos acojonamos, y porque a esas alturas ya no se podía hacer otra cosa. Pasaban las semanas, llegaron los test falsos, los vídeos de los médicos exhaustos y las cacerolas, y nos decían ‘Esto lo paramos unidos’, lo que convertía inmediatamente a cualquier voz en contra poco menos que en un infecto enemigo público. Ahora que nos van desescalando por fases, nos dicen que ‘Saldremos más fuertes’, a modo de empujoncito motivador y eslogan resucitador de ánimos, y parece que también de almas, porque casualmente esta semana hay dos mil fallecidos menos por coronavirus en las listas. Sigue leyendo

Correr en tiempos de coronavirus

runners cabanillas

Los runners echan de menos las salidas en grupo. Foto:// Runners Cabanillas

Por Sonsoles Fernández Day

Desde que nos han abierto la puerta de casa, aunque sea con un horario restringido, se han notado las ganas que teníamos de correr y a algunos, las de salir corriendo. Los aficionados al running no veíamos el momento de volver a hacer kilómetros, sentir de nuevo las piernas vivas y ese satisfactorio hormigueo del entreno acabado. Otros no habían corrido nunca, pero se calzaron unas zapatillas y sudaron la camiseta, posiblemente para cumplir con alguna promesa de confinado valiente. Después de tantos días encerrados en casa, asomados a la ventana, soñando con poder escapar y volar, correr nos permite, al menos ese rato, sentirnos libres. Algunos lo habrán dejado ya, han completado el experimento y prefieren pasear. Para los que han descubierto el placer de correr y se han enganchado a esta droga, bienvenidos, y también, siento decirlo, mis condolencias. Sigue leyendo

Hasta los mismísimos

burbuja en la cabeza

                          //El nuevo iSphere. Foto: Plastique Fantastique

Por Sonsoles Fernández Day

Si nos preguntan a muchos de nosotros estos días. ‘- ¿Qué tal estás?’, es muy probable que la respuesta sea clara: ‘- ¡Harto!’. Cuando uno está harto, lo normal es estarlo hasta lo más alto, hasta la punta del último pelo de la cabeza, a no ser aquellos que no necesitan peine, que estarán hasta la coronilla o, hasta el gorro, los más frioleros. Algunos dicen que están hasta las narices, será porque la respiración se hace diferente cuando uno ya ha tenido bastante. Tengo algunos amigos más expresivos que no se andarían por las ramas y podrían contestarles que están hasta lo que ponen las gallinas, o aún podrían ser más exactos con la anatomía, si hay confianza, o ser más discretos y decirles, sin entrar en detalles, que están hasta los mismísimos. Yo soy más de adverbios. Contestaría simplemente que estoy muy harta. Sigue leyendo

Un curso muy diferente

Graduación fiesta

Bachilleres en la ceremonia de graduación.

Por Sonsoles Fernández Day

Existen fases y momentos de nuestra vida que se conservan en la memoria de manera más especial porque suponen el fin de una etapa conocida y el comienzo de otra nueva muy distinta, que nos va a hacer mayores, aunque aún seamos unos críos, porque al fin y al cabo la vida no es otra cosa que cumplir sueños, alcanzar metas y evolucionar, mientras digieres, a veces con retortijones, esa mezcla de ilusión y miedo al cambio que te prepara para enfrentarte al nuevo y desconocido reto. Sigue leyendo

Bienvenidos al caos

cacerola definitiva

Por Sonsoles Fernández Day

Alarma social, confinamiento y ahora, desescalada, todo ello bañado por una buena dosis de resiliencia para pasar el trago. Andamos últimamente renovando rutinas y vocabulario. Si alguno de ustedes se encontraba en esa fase de su existencia en la que toca plantearse cambiar de hábitos, el Covid se lo ha puesto en bandeja. Aún no está claro si salió de un murciélago o de un laboratorio, pero lo que sí sabemos es que este microscópico y mortal intruso nos está dando una buena paliza y nos va a dejar tocados. Estamos viviendo la etapa de transición entre la vida previa y la posterior a la pandemia.  Por el momento, para cuando salgamos, díganle adiós a concentraciones y eventos multitudinarios de cualquier tipo. Y en los lugares públicos el aforo queda reducido a un 30% de lo que era, una reducción más que penosa. Que la economía soporte el varapalo y el cuerpo aguante el disgusto. Sigue leyendo