22 minutos

Por David Sierra

Las banderas españolas ondeaban en los balcones. Tal y como Antonio Román había ordenado a sus feligreses. La patrona de los maños atendía las plegarias para que el huracán Leslie aminorase la marcha y no aguara la fiesta. Guadalajara se teñía de rojo y gualda en una jornada que parecía perfecta para rendir honores a la benemérita. Nada hacía presagiar que la desgracia pudiera estar presente en las calles de la capital alcarreña.

Sigue leyendo

Anuncios

El fiasco de la Independencia de Guinea Ecuatorial

Por Armengol Engonga Ondo*

Este año el 12 de Octubre del 2018, día de la Hispanidad para la gran comunidad Hispánica de Naciones, conmemoramos con mucha emoción y esperanza, el  50 aniversario de la Independencia de Guinea Ecuatorial. Independencia que vino de la mano de España, potencia colonizadora desde 1770,  lo que significa en la práctica, convivir durante mas de 190 años.

aniversario_independencia_guinea

Acto del 50 aniversario de la Independencia de Guinea Ecuatorial. / Fuente: 20 Minutos

 

Si atendemos al contexto histórico de esta presencia, diremos de manera breve,  que  España inicia su andadura por las tierras conocidas como la Guinea española en plena colonización de África hacia el Atlántico Sur, a través de los militares y los religiosos.

Son varias las etapas que transcurren durante el dominio colonial español, hasta la década de los 50, momento en el que se inició la etapa de mayor desarrollo en Guinea Ecuatorial, cuando las autoridades españolas invierten y apoyan en serio la educación, la sanidad, el comercio, la industria, la agricultura, la vivienda y las infraestructuras, en definitiva la promoción de los guineanos y la integración cultural y social.

En el año 1959, España incorpora a Guinea Ecuatorial como dos provincias de Ultramar. Una insular: Fernando Poo, capital Santa Isabel y otra continental; Rio Muní, capital Bata. Con dos Diputaciones provinciales, claves en el desarrollo de nuestro país. Las autoridades con mando en plaza eran el Gobernador General y el Gobernador Civil, con un contingente importante de militares, la presencia de la guardia Civil y un sistema bancario sólido con la presencia de Cajas y Bancos de prestigio español para favorecer y garantizar las transacciones de las empresas españolas que operaban entonces. Reconocer que la aportación de la Iglesia católica española fue clave en la educación de los guineanos y en la sanidad.

El periodo de la autonomía comienza en 1964, fin de las provincias y antesala de la Independencia que ya se avecinaba. Quiero aquí honrar la memoria de los padres de la independencia de Guinea Ecuatorial, que lucharon y dieron sus vidas por reivindicar las libertades y los derechos civiles de los guineanos. Lucharon y derramaron su sangre por una Guinea mas libre, mas justa y mas desarrollada. Creo que no sería justo por mi parte, no citar algunos de nuestros héroes que de la Independencia y que conservamos en nuestra memoria colectiva, como: Bonifacio Ondo Edu, Salvador Ndong Ekang, Saturnino Ibongo, Atanasio Ndong Miyono, Enrique Gori Murubela, Edmundo Bosio Dioko, Pastor Torao Sicacha, Federico Ngomo Nnandong, Enrique Nvo Okenve, Acacio Mañe, Santigo Uganda Ndeco, Manuel Castillo Barril, Abilio Balboa, Federico Ebuka Eyamba, Teofilo Dugan, Francisco Salomé Jones, Adolfo Jones Wela, María del Pilar Momo Sala, Job Obiang Mbasogo, Luis Rondo Maguga y un larguísimo etc..Estos hombres trabajaron por el bien común hasta la llegada de la Independencia el 12 de Octubre de 1968.

Quiero destacar como la edad de oro el periodo que va desde 1955  hasta la Independencia en 1968. El desarrollo económico, cultural y social fue brutal, como cualquier provincia española de la época. Entre las instituciones educativas, puedo destacar: los institutos, las escuelas de formación profesional y los prestigiosos Colegios de los Hermanos de La Salle, donde se formó la mayor parte de la clase intelectual guineana.

En cuanto a la agricultura, el cultivo del café en la parte continental y el cacao en la fértil tierra volcánica de la Isla de Fernando Poo, dieron  capacidad adquisitiva a una mayoría de guineanos, que pudieron sacar adelante a sus familias. Los logros, los avances y el progreso de esta época, son indiscutibles.

Sin embargo, debo señalar sin miedo a equivocarme, que los 50 años de la Independencia de mi país, Guinea Ecuatorial, han sido un fiasco, un drama y una tragedia para los guineanos de dentro y de fuera del país. Estos 50 años de independencia, han supuesto una tremenda frustración por falta de las libertades y de los derechos básicos de la población. La violación de los derechos humanos y la corrupción sistémica, han caracterizado las dos dictaduras mas feroces y mas abominables: la  de Francisco Macías Nguema y la de su sobrino, Teodoro Obiang Nguema.

El actual Presidente Teodoro Obiang es el dictador mas longevo del continente africano. Lleva mas de 39 años después de un golpe de estado contra si tía Maciás, que al final asesinó.  Su régimen está compuesto por su familia y el grupo de Mongomo, de donde procede.

Recordar, además que todos los informes anuales de los organismos internacionales como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Departamento de Estado Norteamericano, etc.,  atestiguan que el régimen dictatorial de Teodoro Obiang Nguema, conculca todos los derechos humanos, tortura, detiene y encarcela extrajudicialmente. También destacan que es una dictadura cleptómana que  vacía el erario publico a su antojo.

Soy opositor a la dictadura de Obiang Nguema desde hace mas de tres décadas, como Vicepresidente del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial,  que Preside Severo Moto. Trabajamos por el futuro democrático y del desarrollo de Guinea Ecuatorial.

Queremos dejar atrás el desgraciado periodo  de 50 años de independencia, convertidos en una atroz dictadura y aspirar a un futuro de libertad, de democracia y de desarrollo económico para nuestro pueblo.

armengol_engonga*Armengol Engonga Ondo (Tequete, Guinea Ecuatorial – 26/08/1950) es vicepresidente del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial, a través del cual lleva a cabo su actividad política como opositor al régimen de Teodoro Obiang desde hace más de 30 años. Afincado en Guadalajara desde 1974, es Ingeniero Técnico en Explotaciones Agropecuarias, lo que le ha permitido trabajar como profesor en el Centro de Capacitación Agraria de Marchamalo, combinando su actividad profesional en esta tierra con la política en su país natal.

 

Chiflados

Por David Sierra

Conducía por la autovía en la oscuridad a las tantas de la madrugada, sin destino y con velocidad de crucero. Eso decía. La línea continua del margen derecho de la carretera alertaba de la muerte en caso de ser rebasada. La mente se evadía al infinito en las largas rectas de las llanuras manchegas dando pie a las ideas más rocambolescas. Una daga invisible hendida en el corazón propiciaba un dolor inmenso que le hacía estallar el pecho. La soledad vestida de túnica y con guadaña acecha cuando la mente se torna frágil y endeble. Vehículos de frente con las luces largas deslumbrando le incitaban a ideas de volantazo para poner punto y final a tan acuciante sensación. Recuerdos que hubiera sido mejor olvidar, que le enmudecían el carácter o aireaban anhelos de situaciones que una vez le encumbraron a lo más alto para después desvanecerse, agotaban su memoria en cualquier estado sentimental.

afaus

No había vuelta atrás. Requirió ayuda para el olvido y encontró viejos compañeros de fatigas. Embotellados como siempre. Al principio surtía un efecto aliviador, pero iba perdiendo facultades a la par que aumentaba el número de tragos. Las noches eran cada vez más largas mientras que las horas de luz apenas tenían importancia. Y es que hasta de su propia sombra se avergonzaba. El miedo comenzó a rondarle sin excusa. Sin avisos. Los refugios fueron desapareciendo hasta el punto de que no se sentía seguro en ningún lugar ni en ningún estado emocional.

Cada escena en su vida era una oportunidad para arrojarse al vacío. Le obsesionaba la idea de aniquilarse hasta el punto de imaginarse yaciendo en el lecho, desangrado. Teatralizaba, en solitario, cómo sería ese final. Guionizaba su día a día con argumentos sustraídos de las dramatizaciones de los noticiarios que reforzaban eso de que nada merece la pena. Sin oportunidad de integrarse en ningún colectivo sobre el que sustentarse, las esperanzas puestas en la tecnología de la red social le llevaron a la más crítica de las situaciones, aquella de retar al miedo y ejecutar lo que la imaginación alienta. Por suerte, aún lo cuenta.

“El Acto más importante que realizamos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos”, decía el escritor y filósofo francés Albert Camus. Atender a este hecho, entre otros, en el mundo actual y con especial atención en los jóvenes ha sido lo propuesto en el Día Mundial de la Salud Mental que tuvo lugar el 9 de octubre. Y Guadalajara no ha quedado al margen, a pesar de la escasa visibilidad mediática y concienciación social que aún existe a la hora de abordar cualquier asunto que tenga relación con eso que llaman ‘salud mental’.

A nuestro alrededor, en nuestra familia, o incluso nosotros mismos podemos ser uno de esos ‘locos’, de esos ‘chalados’, de esos ‘dementes’, de esos ‘chiflados’, de esos ‘que están para que les encierren’ ya que estamos expuestos a situaciones como la depresión, el estrés, los trastornos alimentarios, los ligados al consumo de sustancias como el alcohol o las drogas e incluso los surgidos por el uso excesivo de las nuevas tecnologías, que aparecen ante los retos cambiantes que se suceden en las sociedades actuales y que puede degenerar en decisiones tan trascendentales tal como el suicidio. De hecho, atendiendo a los datos que publica la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta patología figura entre las 20 causas de defunción más importantes a todas las edades a nivel mundial de tal forma que cada año casi un millón de personas acaban con su vida de manera voluntaria.

No obstante, este año las reivindicaciones de las asociaciones que trabajan con los colectivos que sufren algún tipo de alteración mental han estado dirigidas a poner de manifiesto la importancia que tiene el actuar de manera temprana en su detección, dado que cerca de la mitad de los trastornos mentales se manifiestan antes de los 14 años. Y, de hecho, el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a los 29 años.

Aunque las diferentes asociaciones y organismos relacionados con este asunto advierten que la manera más eficaz de combatir este tipo de trastornos es mediante la prevención y el reconocimiento de los síntomas, la sensibilización social es aún incipiente y el camino que queda es largo en materia de comunicación a pesar de los esfuerzos. Como en muchos otros temas centrados en la infancia y la juventud, la necesidad de estrategias integrales que combinen los esfuerzos en materia social, de salud y educación junto con la inversión necesaria para su puesta en marcha son el quid de la cuestión. Para eso, el primer paso es crucial y consiste en que las propias asociaciones abran las cortinas de sus centros, expongan los datos de manera pública, y sean acreditados con casos concretos para que permitan tomar la concienciación social que merecen.

Adiós maestra

Por David Sierra

Suena el reloj. Las campanas repican con entusiasmo avisando de la algarabía. La plaza del pueblo se alborota. Carreras, juegos, ese pilla-pilla que poco a poco se torna cada vez más agresivo. Los primeros sudores tras el desayuno no amansa a las fieras a las que les cuesta mantener la atención y el orden. En la puerta, el automóvil de la maestra y su presencia en el portalillo convierte la anarquía en dictadura. La fila, corta como un tren sin vagones, se forma de inmediato. En parejas, uno queda solo. La lástima de ser impares en el aula. La escuela ha conseguido salvar un año más su existencia. Un alivio. Otros ya no pueden contar lo mismo.

Escuela-Campilllo-de-Ranas-1

Escuela de Campillo de Ranas. / Fuente: Henares al Día.

Sigue leyendo

100 años

Por David Sierra

abuelaJamás lo había vivido. Y me tocó de cerca. Muy de cerca. Ese momento significativo en el que uno, en este caso una, de la familia alcanza la centena en edad. Mi abuela, a duras penas, lo ha conseguido. Y digo bien, lo ha conseguido porque, sin duda, el esfuerzo ha sido enorme. Cien años es más que toda una vida y en función de lo que el futuro te haya deparado, el balance puede ser más positivo que negativo, o viceversa.

Con la edad los recuerdos se desvanecen y son aquellos momentos que de alguna manera marcaron nuestra vida los que siempre permanecen. Son las pistas que las personas de mayor edad nos dan para intuir si tuvieron una existencia placentera o más bien el camino de un calvario. En la memoria de mi abuela, en sus manos, en su rostro y en sus piernas existen evidencias de que quizá esa longevidad se deba a su pretensión por sobrevivir ante las adversidades.

Sigue leyendo

Odiosas comparaciones

Por David Sierra

Se les pusieron los ojos como platos cuando en la curva apareció un enorme dinosaurio de dimensiones desconocidas. Era el mundo de Parque Jurásico ante ellos. Los muchachos estaban impacientes, pero la espera había merecido la pena. Impresionaba. Los cohetes lanzados al aire iban marcando el ritmo a la vez que anunciaban la llegada del desfile, aunque las posiciones del público ya estaban tomadas con antelación decenas de minutos. Era la primera de veinticinco carrozas perfectamente decoradas. Cada una con un motivo que le daba sentido a todo el conjunto. El espectáculo había comenzado en Azuqueca de Henares unos minutos antes de que en Guadalajara terminara el bochorno de Ferias.

mega_dragon

Carroza de Parque Jurásico en Azuqueca de Henares. / Foto: Nueva Alcarria.

Sigue leyendo

La cantina

Por David Sierra

Abrió la puerta. Tenía llaves, como casi todos los vecinos del pueblo. El funcionamiento del servicio depende de la confianza de cada uno en los demás. Y aunque nunca es plena, solventa el problema que supone no contar con ningún bar. El local, chiquitito y coqueto, desprende un halo de espacio familiar a pesar de que el olor a humedad por haber estado cerrado varios días estaba presente. Dos mesitas de aglomerado con cuatro sillas en cada una ofrecen ese aspecto a cantina que les hace suponer que allí podrán aliviar la sed. Una pequeña barra al fondo con unos botellines vacíos daban fe de que los últimos que estuvieron tomando algo salieron con prisa. Al lado, dos pilas de cajones de cerveza atestiguaban que ese lugar era el centro de reunión habitual.

Sigue leyendo