La huerta

Por David Sierra

Aún no había caído del todo el sol, que luchaba contra el horizonte con haces de luz púrpura que encumbraban todo el cielo del atardecer, cuando Primitivo iniciaba con paso pesado por los años pero decidido, su recorrido por el caminito que le llevaba al huerto. Era un pequeño terrenito de pocos metros cuadrados que le devolvía la vida que él mismo desgastaba afanándose en las tareas del cultivo. Siempre con la azada al hombro, éste era el único utensilio que portaba consigo. El resto los guardaba en una pequeña choza de adobe con techumbre de teja y paja. Antes de iniciar la faena, llenaba un cubo con agua donde introducía la herramienta para ensanchar la madera del astil y garantizar su fijación.

Sigue leyendo

Anuncios

Reyes Magos, pajes chivatos y… ¿Hello Kitty?

Sus Majestades de oriente al final de la cabalgata 2019 de Guadalajara // Foto: Guadaqué

Sus Majestades de oriente al final de la cabalgata 2019 de Guadalajara // Foto: Guadaqué

Por Patricia Biosca

Todos, en algún momento de nuestra infancia, hemos escuchado ruidos por la noche que provenían de unos seres que nos dejaban regalos en el salón -Reyes Magos o Papá Noel, en el caso de los modernos-. Yo aún sigo manteniendo que vi asomarse por la ventana de la entrada al conocido “rey negro” (que siempre pensé que se llamaba Melchor, porque el nombre me sonaba más oscuro que Baltasar… racismo en la letra desde la infancia, supongo). El caso es que me encantaba creer que, una vez al año, tenía una cita con aquellas personas mágicas que me hacían regalos sin conocer nada salvo mi nombre, solo con las referencias de aquellos chivatos invisibles que se hacían llamar “pajes”. Igual que con su “colega”, el Ratoncito Pérez -con el fetichismo de cambiar dientes por dinero debajo de almohadas. Cada uno con sus perversiones y Leticia Sabater con las de todos-, ser partícipes de aquellos momentos nos hacía sentir dentro de una historia que solo se podía leer en libros o ver en las películas de fantasía. Hasta que llegaban las cabalgatas y podías verlos en carne y hueso. Y ahí se empezaba a resquebrajar el sueño. Sigue leyendo

Carbón morado

Por David Gómez

Sergio Zanetti viendo desde la grada su debut como entrenador del Club Deportivo Guadalajara | Foto: SER Deportivos Guadalajara

Parecía imposible empezar el año 2019 peor de lo que acabó el 2018. Sin embargo, el Club Deportivo Guadalajara lo volvió a hacer. El nuevo año ha traído al Pedro Escartín la habitual incertidumbre de todas las temporadas. El pasado martes, el club anunciaba la destitución de Miguel López López y la salida de su principal goleador, Samu Adéniran,  al Club Deportivo Castellón. Horas después de conocerse ambas noticias, Sergio Chiloeches se unía a la lista de bajas invernales y se retiraba del fútbol. No serán las últimas salidas que se produzcan en el conjunto morado, pues los problemas deportivos e institucionales de la institución cada vez toman más fuerza.

Sigue leyendo

Sarajevo mon amour.

sarajevo mon amour1 (2)

La obra parece, a primera vista, un viaje personal en el que se funde el conflicto de Bosnia con la vida de los personajes que van apareciendo en el libro. Foto: Juan Cañamero.

 

Por Isaak Begoña (*).

Cuentan que el poeta Izet Sarajlić, durante el asedio de Sarajevo, calentaba su piso quemando libros. Esto ocurrió durante el primer invierno de la guerra; en el segundo, cuando no le quedaban ya libros que quemar, ardieron las estanterías de madera.

He escrito estas líneas porque las heridas de la capital bosnia no están cerradas todavía. Estos días la editorial alcarreña Volapük termina de publicar una novela que habla de Sarajevo. Según el texto de la contraportada, trata sobre el tránsito vivencial de un joven que llega a Londres en los primeros años noventa, donde convivirá con refugiados bosnios. La obra parece, a primera vista, un viaje personal en el que se funde el conflicto de Bosnia con la vida de los personajes que van apareciendo en el libro. Muchos de ellos terminarán emigrando e irán conformando una pequeña memoria coral con fragmentos de cartas y relatos que llegan desde los Balcanes.

Con este libro he querido acercarme a varios territorios que siempre me han interesado. El primero sería la literatura como refugio. En Londres-Sarajevo podemos encontrar personas que desaparecen sin dejar mucho rastro, apenas unas cajas con algo de ropa, fotos y enseres personales. Aquellos que consiguen salvarse, de alguna manera u otra, han encontrado resguardo en las bibliotecas, en la lectura. De esta manera, sin hacer mucho ruido e intentando gastar las menos calorías posibles, esperan mientras llegan tiempos mejores.

Lejos de utilizarlas vivencias personales únicamente como vehículo, en la novela intento explorar y comprender el pasado. Cada vez conozco a más gente de mi entorno inmediato que se refugia en la literatura como medio de defensa ante las agresiones constantes, amigos y familiares que se apoyan en la ficción para vencer o paliar las inclemencias de una vida que no siempre es amable.

Aparecen en la novela, como un personaje más, la ciudad de Guadalajara, cuando su calle Mayor era todavía peatonal, o los recuerdos de mi padre, antes de que falleciese con cincuenta y tres años. Llegados a este punto, tengo que citar a J. Gabriel Vásquez y su maravilloso libro Viajes con un mapa en blanco. El escritor colombiano nos habla de Las meninas y describe el cuadro más como un cuento que como una pintura en la que el autor se habría incluido como si fuera un personaje al retratarse dentro de un espejo: «[Velázquez] es más afortunado que nosotros, desamparados novelistas del siglo XXI: ningún perezoso le echó encima el cargo de autoficción por el mero hecho de usarse dentro de su relato».

El segundo territorio al que he querido llegar ha sido el concebido por los poetas bosnios del siglo pasado. Me resulta curioso leer estos días a Izet Sarajlić o a Goran Simic y encontrar en sus libros claves para entender qué está ocurriendo hoy en el mundo: la reinvención del fascismo, los nacionalismos excluyentes, el auge de políticos como Trump o Salvini y el constante ruido de fondo que amenaza a las democracias europeas. No sé si lo habré logrado.

Hace poco cayó en mis manos una muy buena y reciente traducción hecha por Fernando Valverde y Branislava Vinaver del libro Después de mil balas. Sarajlić se pregunta en sus páginas sobre la responsabilidad que conlleva vivir en este mundo. Lo hace desde un lugar excepcional, al ser un poeta que sobrevivió a dos guerras y que sabía bastante de migrantes y exilios. Sus versos, de alguna manera, iluminan la condición humana y todas las tragedias migratorias que estamos viviendo estos últimos tiempos: «Oh, ternura humana, ¿dónde estás?¿Quizá solo en los libros?».

Antes de despedirme, voy a aprovechar esta ocasión para dar las gracias a mi editor: Sergio Higuera Barco. Hoy más que nunca es de agradecer la gran función que hacen los editores independientes como él, filtrando, evaluando manuscritos y dando una plataforma a nuevas voces fuera del circuito comercial. Estoy en deuda con tres mujeres muy especiales para mí: Lucie Geffré, Véronique Hoffmann-Martinot y Shirin Salehi. Su apoyo incondicional y sus consejos durante todo el proceso de escritura han sido determinantes para que este proyecto haya llegado a buen puerto. También me gustaría agradecer a Gloria Magro y a todo el equipo de El Hexágono haberme cedido este bonito espacio reservado a una firma invitada. ¡Qué buena manera de empezar el año!

 

Isaak Begoña, presenta su libro “Londres-Sarajevo” el próximo 17 de enero a las 19h. en la Biblioteca Municipal de Azuqueca de Henares. 

 

20181120_132833

(*) Isaak Begoña (Madrid, 1972) pasó su infancia en Guadalajara. Guarda forestal, camarero, traductor y hombre anuncio (“Compro Oro”) son algunas de las ocupaciones que ha ido desempeñando a lo largo de su vida. Tras licenciarse en Filología obtuvo una plaza del M.E.C. dentro del programa de profesores bilingües para Estados Unidos. Después de impartir clases de lengua y literatura en las escuelas públicas de Chicago regresó a Europa. En los últimos años se ha dedicado a la docencia, a viajar y al cuidado de sus dos hijas.

Requiem por la ribera del Henares.

thumbnail

Un millón y medio de euros a gastar en apenas kilómetro y medio cuando el plan inicial lo que contemplaba era la mejora de la “mota” desde Castillejos hasta Los Manantiales.

 

Por Gloria Magro.

La vista desde el puente de Julián Besteiro es desoladora y da perfecta cuenta de lo que está ocurriendo en el río Henares a su paso por Guadalajara. La maquinaria pesada ha devorado la ribera, destrozando un ecosistema valioso y hasta ahora lleno de vida. Pese a que los vecinos creían que las obras habían parado, solo la climatología consiguió detener por algunos días el proyecto municipal que está devastando este paraje natural. Ni el sentido común, ni la legislación vigente, que ampara el Dominio Público Hidráulico han conseguido de momento acabar con este despropósito, visto lo cual, Ecologistas en Acción ha decidido llevar este tema los juzgados. Sigue leyendo

Carta a las Reyes Magos

2018.01.04 carta-reyes-magos

Por Álvaro Nuño.

Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar, os escribo de nuevo como cada año para invocar vuestra magia y pediros esas cosas que parecen imposibles de conseguir si no es mediante vuestra divina influencia. Por supuesto no me estoy refiriendo a regalos materiales que se puedan empaquetar y a las que se les pueda poner un lazo. Lamentablemente, hace muchos años que ya no las espero con la misma ilusión que las pedía en mi infancia, cuando pegaba mi mocosa nariz al siempre deslumbrante escaparate de la juguetería Lirón, en plena Calle Mayor, o cuando bajaba de la mano de mi padre y junto a mis primos y hermanos a meter esta misma carta por las temibles y doradas fauces de los leones de Correos. La ilusión ha mutado y, con la edad, el valor de las cosas materiales cada vez se difumina más (aunque nunca renuncio a un buen viaje, o a ese barco de vela con amarre incluido en algún puerto paradisiaco, que os quede claro).

Sigue leyendo

Paralelismos cospedalianos

Por David Sierra

La llegada de un 2019 cargado de citas electorales ha puesto en guardia a las oficinas programáticas de los partidos políticos que ya vienen desde hace varios meses trabajando en las promesas con las que pretenden ganarse el voto de los ciudadanos. En Castilla La Mancha, el presidente del Partido Popular en esta región, Francisco Núñez, – Paco para los amigos – ha preferido comerse las uvas dejando los deberes hechos en el acto de presentación de los candidatos a las Alcaldías de las cinco capitales de provincia castellanomanchegas celebrado en Albacete la víspera de Nochevieja. Para ello, dio a conocer a los presentes y de cara a los medios de comunicación un decálogo de medidas con las que pretende atraer a los votantes hacia las siglas de la gaviota en los comicios del próximo mes de mayo, apostando por una senda con marcadas coincidencias con la de su antecesora de partido, María Dolores de Cospedal, cuando ésta obtuvo la victoria en las elecciones para la presidencia de la región, celebrados en 2011.

Nunez-Casado

Paco Núñez y Pablo Casado en Albacete. / Fuente: eldiario.es

Sigue leyendo