Pasado el espejismo

El PP, con Ana Guarinos al frente, celebra los resultados en la noche electoral.

El PP, con Ana Guarinos al frente, celebra los resultados en la noche electoral. // Foto: lacronica.net

Por Concha Balenzategui

Me toca analizar los resultados electorales en clave provincial y me debato entre dos perspectivas que veo muy claras. Una es la inmediata, la que pueden hacer incluso los desmemoriados: comparar los resultados de diciembre de 2015 con los del pasado domingo, y sacar conclusiones derivadas del comportamiento de los partidos durante estos seis meses (fijándose sobre todo en la evolución nacional y las posturas de sus líderes) y las variaciones que han sufrido las candidaturas -pocas, pero no insignificantes- ya centrados en nuestra circunscripción.

Pero distanciarse para dar mayor perspectiva a la situación, quizá un ejercicio más propio de los que ya llevamos unos cuantos escrutinios analizados a nuestras espaldas, permite ver algunas tendencias marcadas. Y bajo ese prisma, la mirada retrospectiva, ese 20 de diciembre de 2015 empieza a parecer un espejismo, una nota que salió discordante en la partitura general, que incluso tiende a “estorbar” al análisis de fondo. Parece más bien un experimento que los electores se permitieron, pero sin mayores consecuencias. Y no se trata solo de que aquel resultado diera paso a una legislatura fallida, en la que los representantes elegidos no hayan llegado a ejercer plenamente como tal.

Sigue leyendo

Anuncios