Se nos ha oído alto y claro.

d3e0dd56-5ebe-41d3-a0f1-4a15806d77a3.JPG

La calle como altavoz femenino, demostración de fuerza y símbolo de la unión de las mujeres.

Por Gloria Magro.

A escasas cuarenta y ocho horas de la mayor demostración de fuerza feminista de la historia de España, resulta difícil no dejarse llevar por la euforia.  Nunca las mujeres habían conseguido tanto en nuestro país tanto y en tan poco tiempo. Hablamos de visibilidad, compromiso, unión… e incluso de algún intento de revisionismo histórico en clave femenina. Las españolas hemos salido a la calle de forma masiva y por primera vez, unidas por una causa común. Se nos ha oído alto y claro, y por una vez, también se nos ha escuchado.  Y el mundo entero nos ha contemplado con asombro. Esperemos que también hayan tomado nota. Sigue leyendo

Anuncios

Trabajando como Cospedal

Por David Sierra

huelga-feminista-2018-kgfd-u501130486808hib-624x549ideal

Es pensionista. Y mujer. A sus casi 99 años, los recuerdos se desvanecen en su maltrecha memoria. A veces aparecen instantes de lucidez. Y entonces habla con la sabiduría que le otorga la edad y toda una vida dedicada a los demás. Por sus ojos han pasado una guerra civil, una postguerra, la hambruna y la desgracia de ver a seres queridos decir adiós antes de tiempo. Ella siempre ha dicho: “Dios mío, por qué no me has llevado a mí”. Aunque no es religiosa y detesta a los curas y todo lo que vaya envuelto en una sotana o atado con alzacuello.

Sigue leyendo

Es hora de hablar

Por Celia Luengo

Cuando unos compañeros de profesión y sin embargo amigos me propusieron formar parte de esta pandilla de opinadores me lo pensé, no lo niego, me lo pensé. Quizás porque pertenezco a una generación que fue educada para acatar sin rechistar, no protestar, respetar las órdenes por muy injustas que fueran.

Así hemos vivido toda nuestra vida, acatando, respetando, sin molestar demasiado ni quejarnos por miedo a las consecuencias. Los años de crisis han hecho que ese espíritu aún se acentuara más, hemos pasado a aceptar todo tipo de abusos por temor a perder lo poco que aún nos quedaba. Los usuarios, los consumidores, los trabajadores, los contribuyentes, los pacientes, en fin los ciudadanos, nos hemos hecho más vulnerables.

Sigue leyendo

Mujeres que protestan

Enrique Alejandre, estudioso del movimiento obrero en Guadalajara. // Foto: Rubén Madrid

Enrique Alejandre, estudioso del movimiento obrero en Guadalajara. // Foto: Rubén Madrid

“Se ha observado que el grado de civilización que las diferentes sociedades han alcanzado siempre ha sido proporcional al grado de independencia del que han gozado en ella las mujeres”. Charles Fourier

Por Enrique Alejandre Torija*

A comienzos del siglo XX, Guadalajara, con una economía predominantemente agrícola, era una de las provincias atrasadas de España. Los cambios en el régimen de propiedad de la tierra, esto es, las transferencias mediante compra -previa nacionalización- de los bienes del clero regular y secular en la desamortización de Mendizábal (1836) y la del resto de los bienes del clero y tierras de los ayuntamientos y bienes comunales (dehesas, montes…) en la llamada de Madoz (1855), se saldaron con grave perjuicio para la mayoría de los campesinos de Guadalajara: Al subastarse la tierra en grandes lotes, su precio les resultó inalcanzable, por lo que no pudieron adquirirla, cosa que sí pudieron hacer en cambio burgueses y aristócratas adinerados.

Sigue leyendo

Las palabras que nos confunden

Cartel de la campaña "Las palabras que nos unen" del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

Cartel de la campaña “Las palabras que nos unen” del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

Por Concha Balenzategui

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, entre otras entidades y asociaciones, se lanza en estos días a celebrar actos alusivos, de reivindicación, o simplemente lúdicos, centrados en el tema. Sin ir más lejos, ayer mismo en la capital se desarrolló el acto común de todas las instituciones, que tuvo como protagonista a la carismática Blanca Calvo, premiada por su lucha por la igualdad y por su contribución a la cultura. Enhorabuena.

Cifuentes acoge hoy la celebración de un Consejo de Gobierno monográfico sobre la mujer, y un acto institucional de reconocimiento a las féminas que han destacado por su lucha por la igualdad de oportunidades entre los sexos. También ha nacido este año el “Premio Luisa de Medrano”, que es todo un acierto, pues recupera la figura de una mujer atencina que probablemente fue la primera catedrática de Universidad del mundo, y que ha sido tan desdibujada en la Historia que hasta le habían cambiado el nombre, propagado equivocadamente como “Lucía”. El galardón sirve para homenajear a otras mujeres que a veces permanecen un tanto ocultas -“visibilizar”, se dice ahora- como la fiscal Soledad Cazorla, a título póstumo, o a activistas de todas las provincias: en el caso de Guadalajara, Pilar Andrés. Mis felicitaciones, tanto a las premiadas como a la iniciativa.

Sigue leyendo