La Serranía también existe

mapa-de-san-andres-del-congosto-8

San Andrés del Congosto.

Por Julio Martínez

Debido a la vorágine diaria, muchas de las informaciones que –sobre Guadalajara– damos los periodistas se refieren a la capital y al Corredor del Henares. Es cierto que éstas son las zonas más densamente pobladas de la provincia. Pero también debemos atender al resto de comarcas y, así, constituirnos como el altavoz de las inquietudes de sus ciudadanos. La Sierra Norte, por ejemplo, posee varios problemas específicos, entre los que se encuentran la galopante despoblación y el recorte continuo de servicios. Sigue leyendo

¿Y si hablamos en serio del Sorbe?

Beleña

La presa de Beleña, llena hasta los topes // Foto: iagua.es

Por Óscar Cuevas

El río Sorbe tiene una similitud con el Guadiana: su capacidad de aparecer y desaparecer. Si bien el río atlántico lo hace desde el subsuelo, y el Sorbe lo hace en la agenda política y mediática de nuestra provincia. Esta semana, el Sorbe y su regulación -y por ende, el abastecimiento de agua de casi 400.000 habitantes del Corredor del Henares- han vuelto a brotar en superficie. Ha ocurrido por la petición realizada por el presidente de la CEOE de Guadalajara (y respaldada por el alcalde de la capital y la presidenta provincial) de que se retome el proyecto de “doble conexión” con la cuenca del Bornova. Se trata de una vieja idea de la que ya se culminó (aunque fuera como un parto de los montes) una de sus dos patas: la tubería que va desde la presa de Alcorlo a la Estación Potabilizadora de Mohernando. Pero cuya otra mitad quedó frustrada en febrero de 2011, por un informe de impacto negativo emitido por el Ministerio de Medio Ambiente.

Llevo muchos años informando y escribiendo sobre la importancia de este asunto; tratando de convencer de su trascendencia a quienes tienen la amabilidad de escucharme. Pero suelo tener poco éxito. Esto del agua que sí hemos de beber podrá tener una enorme repercusión económica, social y política, pero a la ciudadanía le preocupa mucho menos de lo que quizá debería. Posiblemente, porque el vecino de a pie sigue abriendo el grifo 15 o 20 veces al día, y nunca ha visto que deje de salir el “H2O”. Y por eso, al común de los mortales este asunto no les preocupa mucho más allá de aspectos como lo mucho que ha subido el recibo del agua desde que se privatizó en la capital, por ejemplo. Pese a ello, insistiré, porque es un asunto crucial. De verdad.

Sigue leyendo