Del espliego de monte, al turismo de lavanda

5ff292baf19f54d7e3d90dc4911f528cafeb56d8597fd5b8fa65f85defc8438f.jpg

Julio de 2018, atardecer en Almadrones. Sobre los campos de lavanda, concierto benéfico de Mocedades. Una experiencia única e inolvidable para los sentidos.

 

Por Juan José De Lope. (*)

Los espectaculares campos de lavanda que lucen en la provincia de Guadalajara sirven de motor socio-económico para algunos pueblos de la Alcarria. Los empresarios del medio rural, principalmente agricultores, apicultores, hosteleros y comerciantes aprovechan la floración de esta planta para hacer su agosto, debido a la rentabilidad que aporta el cultivo, tres o cuatro veces mayor que los tradicionales del cereal, lo que hace que estén apostando por las flores de lavanda como motor económico en sus explotaciones agrícolas, a la vez que se multiplica la producción de miel. También se aprovechan estos campos para generar un turismo que ofrece al visitante una composición de colores, aromas, sabores y olores que son todo un placer para los sentidos. Pero estos cultivos tienen un origen y más ahora que tan de moda está todo lo relacionado con el medio rural y la despoblación. Sigue leyendo

Anuncios

Lavanda, esplendor en la Alcarria.

A90EBFC2-0B68-4CCF-9EFE-1EC32E503DB2.jpeg

El aceite esencial de lavandina no tiene propiedades medicinales pero su aroma está presente en todo tipo de productos industriales de gran consumo. Foto: Alcarria Flora.

Por Gloria Magro. 

Más arriba de Almadrones, en una finca de ocho hectáreas que mira al monte San Cristóbal, en lo que ya es Parque Natural del Barranco Del Río Dulce, el zumbido de cientos de abejas laboriosas sobre el espliego pone banda sonora a una somnolienta tarde de finales de julio. Las plantas, perfectamente alineadas y de un color lavanda intenso, desprenden un aroma inconfundible a aceites esenciales, un manto impecable a la altura de cualquier fotografía de la Provenza francesa o la Toscana italiana. Y sin embargo esta finca está en Algora, al abrigo de miradas indiscretas pero también fuera de la última ruta que está poniendo a Guadalajara en el mapa turístico internacional, la de la lavanda. Podría decirse que de la gestión de este recién descubierto recurso depende el despegue económico de una amplia comarca de la provincia. La Alcarria será lavanda o no será.  Sigue leyendo