Goleada morada para apretar los puestos de arriba

Por Pablo Vázquez

Una nueva victoria del Guadalajara pone al cuadro alcarreño segundo con 32 puntos.

6608.jpg

El Dépor ganó 4-0 al Almansa. Foto: Mariano Viejo//CD Guadalajara.

El Club Deportivo Guadalajara disputó al fin el partido aplazado correspondiente a la segunda jornada del campeonato liguero. Los del Pedro Escartín se impusieron con goleada al Almansa con tantos de Fran Santano, Edgar, Manu y Franco. Los morados ocupan ahora el segundo puesto en la tabla, con 32 puntos y a tan solo dos del líder, el Toledo, y cuatro por encima del quinto, el Puertollano.

Manolo fue baja por estar convocado por la selección de Castilla-La Mancha. Además, José Luis Acciari tampoco pudo incluir en la convocatoria a Luis Fratelli por lesión ni a Miguel García por cumplir ciclo de amarillas. Iván Moreno cumplía sanción tras ser expulsado ante La Roda y Ablanque, que ya jugó unos minutos el fin de semana pasado, se quedó fuera por decisión técnica.

El técnico deportivista demostró que está comenzando a apostar por Óscar Cabo. El joven extremo aprovechó el partido ante el Almansa para reivindicarse y ponérselo difícil al entrenador ante la posibilidad de alinear en ese puesto a jugadores como Franco, Campoy o Aitor Rubio. Por su parte, Aller ocupó el lateral derecho -aunque se tuvo que retirar lesionado y tiene para un mes- y Pantoja desplazó del once a Alberto Alonso, que entró por el mencionado Aller cumplido el minuto 34.

Dominador de principio a fin

El Guadalajara llevó el peso del partido durante los 90′. Los futbolistas de Antonio Carlos Mora apenas tiraron a puerta en todo el partido, pero fueron un muy digno rival en la primera parte. El primer tanto del encuentro llegó en la última jugada del primer periodo, obra de Fran Santano. El extremo había tenido dos muy claras anteriormente, pero iba a ver recompensada su insistencia justo antes del descanso.

Santano recibió un gran pase de Fernando Doménech y se plantó solo contra Chiri. El jugador morado supo definir a la perfección con un derechazo a la escuadra izquierda de la portería del Almansa e inaugurar el marcador con un golazo. Según reconoció el entrenador del cuadro albaceteño, el 1-0 fue un palo muy duro para sus jugadores y a raíz de ahí se vio la mejor versión del Dépor en el aspecto ofensivo.

Los de Acciari tenían la necesidad de matar el partido, no por el peligro generado por el Almansa, sino por el corto resultado. Tras varias llegadas de peligro, el segundo tanto iba a llegar en el 53′. Edgar, que ya suma seis goles esta temporada, hacía el 2-0 tras un rechace dentro del área. Chiri le sacaba un balón muy difícil a Santano y el punta morado ponía tierra de por medio en el marcador para dejar muy tocado al Almansa.

El Pedro Escartín veía mucho más cerca la segunda plaza tras el gol de Edgar, pero aún iban a faltar dos tantos más que desatarían la euforia en el feudo alcarreño. Manu sería el protagonista en el 3-0. El central, llegado este verano a Guadalajara y titular desde la lesión de Fratelli, marcaba su primer gol con la elástica morada poco antes del minuto 70 de juego.

Manu Guiñazu también se aprovechaba de un rebote tras un paradón del portero del Almansa a cabezazo de Mansour para dejar el encuentro visto para sentencia. El partido ya era todo un recital de juego de los locales, con una presión muy adelantada y con un sinfín de recuperaciones de los de José Lusi Acciari en zona de tres cuartos de campo. Doménech, pichichi del equipo, no llegó a anotar y estuvo especialmente generoso pese a tener varias opciones de estrenar su cuenta goleadora particular.

Franco puso la guinda al pastel

A falta de solo cuatro minutos para el final, Franco, entrado al campo en sustitución de Santano en el 74′, ponía el 4-0 y cerraba la goleada. El argentino mandaba el balón al fondo de las mallas después de un error al despejar de un defensa del Almansa.

El próximo partido del Club Deportivo Guadalajara será este domingo a las 16:00 en el campo del Torrijos, mientras que el siguiente encuentro en el Escartín será ante el Villacañas.

Locura en el San Miguel

El Azuqueca solo pudo sacar un punto de la visita de la UD Almansa (4-4) en un partido con suspense final.

IMG_20191111_012421.jpg

Los futbolistas del CD Azuqueca posando antes del choque ante el Almansa. Foto: CD Azuqueca (vía Twitteros). 

Partido no apto para cardiacos en vivido el pasado sábado en el San Miguel. El Azuqueca recibía al Almansa y ambos equipos dejaron ocho goles -cinco en la primera parte- y un sinfín de ocasiones.

Los visitantes llegaban como últimos a Azuqueca, algo que no parecía visto el repaso que le pegó al Azuqueca en los primeros minutos. Según Manolo Alfaro, alguien que hubiese visto los primeros 20′ habría pensado que “este equipo no tiene entrenador”.

Con cambios en el once con respecto al derbi del Pedro Escartín, el Azuqueca salió dormido al partido y encajó tres goles en poco más de media hora. El Almansa se puso 0-3 en el 32′ con tantos de Víctor Martín, Pascu y Alfon para sorpresa del respetable del San Miguel. Alfaro no aguanto más y sacó del campo en la primera mitad a Rober, damnificado al igual que la semana pasada Villada, que esta jornada no jugó.

El equipo despertó a tiempo y logró dos tantos en apenas diez minutos que le metieron en la pelea por los puntos. Paco Tomás primero y De la Cuerda después pusieron el 2-3 justo antes del descanso, algo que reactivó a la grada de cara al segundo tiempo.

Contratiempo al inicio y recompensa final

Con el equipo enchufado y tan solo un gol por debajo en el marcador, volvía la decepción a Azuqueca. El Almansa metía el cuarto y obligaba a la épica al conjunto rojinegro, que por poco no consiguió llevarse la victoria.

Después de una cantidad innumerable de oportunidades tanto para uno como otro equipo, el Azuqueca volvía a acercarse con un gol de Javi Martín. El extremo demostró haber dejado atrás sus problemas físicos y estuvo muy activo desde su entrada en el primer período.

Javi Martín recibió un balón de Matas a la espada de la zaga y ponía el 3-4 a falta de 12 minutos más el añadido. El público volvía a venirse arriba y el conjunto de Alfaro echaba toda la carne en el asador para aguarle la fiesta al colista.

La recompensa iba a llegar en el 89′, obra de Borja Cabanillas. El futbolista zurdo del Azuqueca aprovechaba un rechace del portero visitante para empatar el choque y desatar la locura en su feudo. Con cuatro minutos de añadido, aún quedaba tiempo para la machada final, aunque esta no llegase.

Pudo ganar el Azuqueca, aunque la última ocasión la tuvo el Almansa en botas de su veterano capitán, Setién. Ballesteros cedía el balón a Ropero fuera del área y este, ante la presión de Pascu, se hacía un lío y derribaba al delantero para ser posteriormente expulsado de manera directa.

Chema entraba a cubrir la jugada final, que Setién envió al palo izquierdo del marco del Azuqueca. No hubo tiempo para más, puesto que el colegiado decretó acto seguido el final del partido.