De Celestino a Quini: Cuestión de organigrama

Manolo Cano posa con la bufanda morada. // Foto: CD Guadalajara.

Manolo Cano posa con la bufanda morada, el pasado mes de julio. // Foto: CD Guadalajara.

Por Roberto del Barrio*

Y de confianza. El proyecto deportivo e instucional del C.D. Guadalajara inicia un nuevo viraje. Paradójicamente con un viejo conocido al frente del equipo, aunque con la sensación reinante de que la sustitución de Manolo Cano en el banquillo implica algo mucho más profundo. Confianza, decía, porque es la palabra clave que define la toma decisiones en el fútbol. También en el Depor, un club con un sello familiar -en consecuencia marcadamente presidencialista- y que ha moldeado su forma de actuar, su organigrama y su funcionamiento interno atendiendo a la fe depositada por Germán Retuerta en cada momento y en cada protagonista.

Desde el ascenso a Segunda B en Las Palmas, allá por el año 2007, el Depor ha experimentado cambios muy significativos en su estructura deportiva; y me atrevería a decir que la fe y la confianza plena de Retuerta desde entonces sólo ha recaído de forma absoluta en dos hombres: Celestino Vallejo y Carlos Terrazas.

Sigue leyendo

Anuncios